[Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana...

Re: [Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Tyria Zaine » Sab, 04 Abr 2015, 19:08

Tyria paseó al lado del chiss escuchando sus explicaciones bastante más relajada de lo que había estado en mucho tiempo. A decir verdad, desde que le conoció, siempre la había parecido extremadamente interesante la compañía de ese hombre a pesar de su juego de sombras y de todas las capas de subterfugios que había sembrado a su alrededor. A la ex mandaloriana le encantaban los retos y, después de que su vida se cruzara con la de Hasslam Tar, no había encontrado un rival tan digno como el hombre que tenía ante ella.

-Es una pena que tengas que marchar tan pronto. Ahora que el papel de "figura más desagradable de toda la galaxia" no es necesario, esperaba poder invitarte a esa cena pendiente antes de que partieras… Pero el deber es el deber – Respondió justo antes de encogerse de hombros – Con respecto a apegarse a lugares y personas, son sabias palabras. Ante todo soy un soldado. Las bases de operaciones no son importantes, pero mis hombres son mis hermanos y para mí, poseen un valor incalculable. No obstante la pérdida es algo con lo que contamos cada vez que entramos en el campo de batalla y consideramos un honor morir en el cumplimento de nuestro deber… es a la traición a lo que no estamos acostumbrados, aunque algo me dice que lidiaré con ella a partir de ahora, por lo que tendré en cuenta tus consejos.

Tras prestar atención a las disertaciones que le ofrecía sobre la razón por la que aquella sociedad secreta existía, la hermosa Zeltron sonrió para sus adentros, dándose cuenta de a dónde quería llegar a parar keldan con aquello.

-No creo que hayas tomado la decisión equivocada. Una vez creada una sociedad tan compleja como esta, hubiera sido muy difícil desmantelarla por completo. Ante tu pregunta, te diré que yo mataría a esos diez criminales totalmente gratis, y seguramente le haría un favor a la galaxia. Aunque claro, todo depende de muchos matices y de las consecuencias de dichas acciones. Por ello te confirmo que el fin no justifica los medios, y creo que por esa razón cada una de las operaciones que has llevado a cabo durante estos años, no se han cobrado ni una vida inocente en el proceso… No obstante, te diré que a mí nunca me ha movido ni la ambición, ni la búsqueda del poder, ni subir en el escalafón de la cadena, sino más bien unos ideales ciegos basados en la lealtad y el deber para con mi clan… lo cual, ahora me parece un concepto bastante simplista sobre el honor y la justicia. – Finalizó con algo de tristeza ante la antigua mujer que había sido.

Cuando por fin le dio las explicaciones sobre el funcionamiento de la organización, Tyria permaneció en silencio con una media sonrisa, pensando que quizá, aquel hombre había malinterpretado su pregunta. Ella no deseaba poder. Nunca lo había deseado. Tan solo quería estar segura de que alguien, no necesariamente ella misma, tendría la posibilidad de emplear algún tipo de acción, si la corrupción llegaba hasta los altos mandos… Ahora, o en el futuro lejano en el que todos estuvieran jubilados o muertos. No obstante, las respuestas que le dio no fueron una sorpresa después de todo, puesto que ninguna organización podía ser infalible aunque quisiera, por lo que el trabajo duro tendría que ser el paliativo en este caso.

Una vez en el interior de la habitación de Anisa, y tras despedirse con un largo apretón de manos de la enigmática figura de azulada piel y ojos color rubí, la Zeltron se dejó conducir del brazo de su bella anfitriona sin oponer resistencia alguna, y aceptando de buena gana las galletitas que le ofrecía y el delicioso vino afrutado.

-Ummm, tengo mucha curiosidad por saber qué es lo que dice tu expediente sobre todas y cada una de las personalidades que he tenido que adquirir a lo largo de estos años. Pero para empezar te diré que suelo ser brutalmente sincera con aquellos a los que considero mis amigos y allegados, por lo que no creo que tengamos problemas en ese aspecto… Aunque sigo sin entender muy bien qué es lo que ha visto keldan en mí, aparte de mi innegable olfato para meterme en líos. – Respondió con una sonrisa, sin hacer el menor esfuerzo por impresionarla de alguna manera. No obstante no pudo evitar fruncir un poco el ceño al escuchar cómo le pedía que no le llevara la contraria, para terminar sonriendo divertida por la mera idea de que algo así pudiera ocurrir en un entorno real. – Supongo que tienes que estar demasiado acostumbrada a tratar con políticos si me haces una petición como esa. El respecto es algo primordial en el mando, y ningún guerrero que se precie cuestionaría a un superior en público… a no ser que dicho superior esté siendo controlado por el lado oscuro de la fuerza o su mente haya sido anulada por un súper ordenador, claro está. Así que, quitando esos casos o alguna situación parecida, conmigo puedes estar tranquila. – Concluyó guiñándole un ojo.

Ante la pregunta directa sobre las razones de por qué se encontraba metida en este embrollo, la hermosa mujer de piel granate se recostó en el sofá algo pensativa antes de responder – Bueno… si te soy sincera yo empecé una cruzada buscando justicia para mis hermanos caídos y luchando contra una amenaza para mi clan. Después resultó que dicha amenaza no solo afectaba a mi clan, sino a la totalidad de mi pueblo, hasta extender sus hilos por la galaxia. Por lo que decidí que no deseo vivir en un mundo controlado por un mal que afectará a todas las criaturas que pueblan el mundo en el que estoy, y que se convertirá en el legado para mis futuros hijos y los hijos de la gente que quiero. Si de alguna forma puedo contribuir a que eso no suceda, o al menos a reducir los daños colaterales, estaré más que encantada de poner todos mis conocimientos y mi experiencia a tu servicio… o de hacerme inseparable de tus otros dos chicos de confianza si es necesario. Dime ¿Cumplo con tus expectativas?
Avatar de Usuario
Tyria Zaine
Antiguo
 
Mensajes: 278
Registrado: Vie, 01 Feb 2013, 23:09

Re: [Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Kildan » Sab, 11 Abr 2015, 11:00

Cuanto mayor es el poder que ostenta una figura, mayor lo es también el de aquellas que se convierten en sus lugartenientes. Tales figuras comienzan a gozar de cierta libertad y no son pocas las ocasiones, en las que empiezan a pensar de forma autónoma. Eso sin duda es algo bueno, siempre y cuando todos actúen en armonía para alcanzar una meta en común. El mayor problema que existe, es que cuanto mayor es el poder de una organización, mayor es el poder de sus adversarios. Eso significa que deberán de mostrar siempre una unidad total sin ningún tipo de fisura. Pues si se muestran enfrentados entre ellos, es probable que sus enemigos lo aprovechen y les destruyan. Anisa se alegra de que Tyria tenga aprendida aquella lección, eso sin duda les facilitará muchísimo las cosas.

-Cuanto mayor es el poder, mayor es el ego. No imaginas las de victorias que he logrado simplemente provocando conflictos entre el líder de una organización y sus lugartenientes. Fue sencillo ya que desde un primer momento, todos parecían dirigirse hacia diversos destinos. No mostraban unidad y eso amiga mía, en este mundo en el que nos encontramos, es una muerte segura.

Ante la explicación de Tyria, Anisa tan solo puede sonreír. Después toma un pequeño sorbo de su copa y devora un par de galletitas antes de responder.

-Creo que realmente no ves todo esto desde la perspectiva adecuada. No creo que Keldan te haya elegido, más bien tu has elegido unirte a esto. Lo que me acabas de contar así lo confirma. Veras, hasta ahora ningún miembro de tu pueblo había trabajado para la organización. No al menos en un puesto de importancia, por lo que todo se reducía a los intereses de la república. Pero los tiempos en los que vivimos, nos obligan a todos a mantener una visión más amplia de lo que sucede en la galaxia. Aunque ahora mismo parece que estuviésemos contemplado todo a través de un cristal que deforma por completo la realidad. Nada es como era o como debería de ser. Los políticos se destruyen entre ellos por miedo o avaricia, olvidándose de la protección de los suyos. Tu pueblo en cambio, se ha visto obligado a sufrir ciertos cambios que lo han alejado de la senda que tanto conoces y aprecias. Todo por culpa de aquellos que ahora se alzan con el liderazgo.

El espíritu de su pueblo sigue grabado a fuego en sus almas, pero es cierto que las acciones de Mandalore les está arrastrando hacia una espiral que poca a poco, va destruyendo lo que son.

-Ni un centenar de los mejores espías de la galaxia serían capaces de proporcionar tanta información como puedes hacerlo tú. Conoces a tu pueblo, conoces a sus líderes y eso es una gran ventaja para nosotros. Además, llegará el día en el que todo vuelva a lo que era y entonces, tu pueblo te necesitará para ser reconstruido. Vamos a vivir tiempos muy difíciles, pues pese a los recursos de los que disponemos, poco podemos hacer para detener directamente las batallas que se avecinan. La república y los mandalorianos, son dos fuerzas monstruosas que han sido impulsadas la una contra la otra mediante las artes de los Sith. Pasará mucho tiempo antes de que podamos detener lo que están en marcha y más aún en reconstruirlo todo. Por ello la paciencia ahora debe de ser tu mejor arma. Esta organización ha sobrevivido durante milenios y así debe de continuar siendo. Nuestras vidas son tan solo un breve suspiro, pero la organización es longeva y antigua. Con esto, lo que quiero decir, es que no debes de obsesionarte con solucionarlo todo rápidamente. Lo que nos espera es una campaña larga y que tal vez ninguna de las dos pueda llegar a ver terminar. Son palabras duras y lo serán más aún cuando empecemos a ver las cifras de muertos y los planetas arrasados. Pero nosotros vamos más allá, luchamos por el mañana, por el futuro y a veces eso significa tener que soportar un presente de lo más oscuro. Eres alguien fuerte, que ha pasado por situaciones que habrían desmoronado a cualquier otro. Por eso estás aquí y por eso creo que tu presencia es indispensable.

Adoptando un aire más relajado y tranquilo, alza una mano para apartar todas aquellas palabras. Les aguarda un duro trabajo por delante, pero eso será más tarde. Ahora es mejor hablar de temas más alegres.

-Debes perdonarme, a veces hablo demasiado, un mal hábito adquirido del tiempo pasado entre los senadores. Además ya te he entretenido demasiado, supongo que estarás deseando ir en busca de tus hermanos. Así que no seré yo quién te lo impida por más tiempo. Espero que encuentres lo que estás buscando Tyria Zaine y aguardaré con paciencia tu regreso para poder comenzar a trabajar juntas.
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Re: [Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Tyria Zaine » Dom, 12 Abr 2015, 19:36

Desde hace un tiempo, la señorita Essil se había ganado el respeto de la mandaloriana que se había pasado casi un año buscándola para mantener una charla amistosa con ella. No solo resultaba ser una mujer de extraordinaria belleza, sino que también era increíblemente astuta y llena de recursos. Realmente tenía que haber supuesto mucho antes que la intrépida periodista trabajaba para el Chiss, aunque habiendo tantas organizaciones diferentes en la galaxia, nunca se podía estar seguro de nada.

Tyria asintió ante las respuestas que le daba, mostrándose totalmente de acuerdo con sus comentarios. A pesar de que los lugartenientes deberían mostrar en público una mayor e indiscutible lealtad para con sus superiores, ese no siempre era el caso en muchas de las organizaciones que había conocido a lo largo de sus peripecias por la galaxia. Tan solo una regia disciplina, alimentada durante años de entrenamiento, podía traer la armonía a la que ella estaba acostumbrada dentro de las filas mandalorianas… filas a las que ya no pertenecía por voluntad propia y a las que, a pesar de ello, les debía todo lo que había sido durante gran parte de su vida. Por todo ello, ante los comentarios sobre las decisiones que había tomado al unirse a esta nueva organización, no pudo sino responder con una media sonrisa.

-Ummmm… Supongo que tienes razón. Aunque estoy más que segura de que muchos otros hubieran deseado con toda su alma unirse a una organización tan poderosa como esta, sin conseguir ni tan siquiera acercarse a Keldan. – Comenzó a decir encogiéndose de hombros – Verás, no quiero engañarte. Para mí, la republica no significa nada en absoluto. Incluso comparto la opinión de que está dirigida por una panda de corruptos que tan solo ansían su propio beneficio escudándose en unos ideales que se venden muy bien, y que la mayoría ni siquiera comparte. Aunque creo que bien encauzada podría haber funcionado, en lugar de convertirse en el deshonesto gobierno que actualmente representa las vidas de miles de personas. – Hizo una pausa antes de continuar.

-Yo he pasado casi toda mi existencia creyendo en el pueblo que me acogió cuando era una huérfana víctima de guerra, y me ayudó a librar mis propias batallas para no tener que llorar indefensa nunca más. Los Mandalorianos son fuertes y leales, y su unidad y convicciones pueden alzarse como una fuerza devastadora. No obstante, a la vez son honorables y nobles, o al menos así lo creía hasta que sufrí en mis propias carnes la traición. No deseo que Mandalore convierta mi pueblo en una versión parecida a lo que actualmente representa la republica, y opino que cualquier sacrificio es poco para impedir que el sith maneje a su antojo los hilos de estas dos potencias devastadoras y algunas más, y se alce con la victoria. – Afirmó con expresión triste pero cargada de convicción.

– Descuida. No soy tan ingenua como para pensar que viviré lo suficiente como para presenciar el final de esta guerra. De hecho, estoy convencida de que mi nombre, y posiblemente el de mi clan, pasarán a formar parte de la lista de traidores que todo hijo de Mandalore deberá estudiar antes de graduarse. Pero, si con ello conseguimos hacer de la galaxia un lugar mejor y más justo, el sacrificio habrá merecido la pena…. Realmente agradezco la confianza que le brindas a esta traidora – afirmó con una sonrisa sincera – y estoy segura de que caminar a tu lado por este aciago presente luchando por nuestro futuro, hará que la oscuridad que nos espera sea más llevadera y reconfortante.

Dicho esto, Tyria Zaine, en un gesto espontáneo, abrazó cariñosamente durante unos largos segundos a la joven Anisa, antes de ponerse en pie. – Gracias por tu confianza, vod’ika. Espero reunirme con mi aliit lo antes posible para no demorar este reencuentro entre ambas.
Avatar de Usuario
Tyria Zaine
Antiguo
 
Mensajes: 278
Registrado: Vie, 01 Feb 2013, 23:09

Re: [Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Kildan » Lun, 20 Abr 2015, 21:33

Anisa es una de esas mujeres que siempre parecen estar de buen humor, una de esas figuras que no parecen nunca verse superadas por los acontecimientos y que siempre logran encontrar el lado positivo a cualquier situación. Es una mujer de sonrisa fácil que la otorga una apariencia dulce y agradable. En cierto modo inspira a quienes la rodean a que la quieran. Tyria a conocido a otras mujeres como ellas en el pasado, son líderes naturales con un gran don, que mal usado puede provocar grandes estragos. Por otro lado, Anisa no es una guerrera, por lo que si ha llegado hasta donde está, sin duda ha sido gracias a su ingenio. Si ahora, ambas mujeres aprenden a trabajar como una sola, pocos serán los problemas que realmente les supongan un reto.

-Existen muchos héroes anónimos que hacen cuanto pueden para que la República sea que debería de ser. Pero los corruptos, asentados en sus tronos de poder, se alzan como una fuerza casi imparable. Al menos lo eran hasta que nosotras tomemos cartas en el asunto. Comprendo que la república no te sea de tu agrado o que realmente no importe demasiado su futuro. Pero es un ejemplo viviente de lo que sucede cuando los líderes dejan atrás los ideales de su pueblo y quedan cegados por el poder. Por otro lado, ahora podremos influir en la república y tal vez, solo tal vez, podamos inculcar parte de la nobleza de tu pueblo en el corazón de la república.

Anisa acepta encantada el abrazo de Tyria. La franqueza de la mandaloriana es como una bocanada de aire fresco en su mundo, un mundo plagado de intrigas, media verdades y traiciones. Al principio tenía sus dudas sobre ella, pero parece ser que Keldan tenía razón y es muy probable que ambas terminen logrando un gran nivel de sincronización.

-Espero que encuentres a tus...ehm...bueno, debes disculparme, hablo varias lenguas, pero me temo que la de tu pueblo no es una de ellas. No estoy segura de si usar Aliit sea lo correcto, así que tan solo diré que espero que encuentres a tus hermanos de armas y que sea un gran momento para vosotros. Que la fuerza te acompañe Tyria Zaine, ah por cierto...toma el tiempo que necesites para estar con ellos, no es necesario que vuelvas de inmediato. Cuando estés preparada, ya sabes donde encontrarme.

De camino hacia el hangar, Tyria se percata que ahora las cosas van a ser muy diferentes. Con Keldan todo eran secretos y engaños. Anisa parece mucho más dispuesta a compartir información y a colaborar de forma conjunta. El poder que dominarán sera inmenso, pero si fracasan...miles o puede que incluso millones lo pagarán.

Pero aquel no es momento de plantearse las aventuras que la esperan una vez regrese. Ahora debe concentrarse en tratar de encontrar a sus hermanos perdidos. Al entrar en la nave, tras haber sido transportada de nuevo a la superficie del planeta, todo está preparado y el ambiente que se respira es tremendamente serio. Trickster parece haber adoptado de nuevo ese aire oscuro y silencioso del pasado, sin duda efecto del nerviosismo que siente por el viaje que les aguarda.

Kel también se encuentra en la nave, pues han tomado la decisión de que será más rápido y efectivo viajar en la nave de Tyria. Su hiperimpulsor y sistema de camuflaje la convierten en una nave idónea para llegar sin problema alguno. La única mala noticia, es que Lion está en la nave también, aunque permanece bastante callado. En su regazo descansa un casco de diseño mandaloriano. Uno de repuesto de los que posee Trickster en la nave.

-Llegas justo a tiempo, todo está preparado para iniciar el salto en cuanto me digas. Kel a solicitado venir con nosotros y el paquete ha insistido en que le dejase un casco. Tiene miedo de que una vez lleguemos a la base, alguien le dispare. Ha prometido que guardará silencio durante todo el trayecto si le dejaba el casco. Si habla, lo arrojaremos por la escotilla. Cree que una vez lleguemos, el casco lo identificarán como uno de los nuestros. Aunque tan pronto como abra la boca...¿Qué tal la reunión? Espero que el nuevo pez gordo no sea tan...ummm...que no sea como el Chiss.

El viaje transcurre sin incidencias y cada uno de los presentes invierte el tiempo en aquello que mejor sabe hacer. Trickster pasa las horas enfrascado en sus droides, Kel medita o practica con la espada, Lion juega contra sí mismo al ajedrez espacial. Parece que el joven piloto sabe que aquel no es el mejor momento para hablar y decide permanecer en silencio sin molestar a ninguna de las peligrosas figuras que lo rodean.

Cuando la alarma suena indicando que están a punto de salir del hiperespacio, Trickster ya está a los mandos de la nave. El último tramo hasta la base secreta se vuelve algo largo y tortuoso, pues deben de cruzar un campo de asteroides, lo cual les lleva bastante tiempo. Finalmente ante ellos se alza un oscuro planeta que casi parece apunto de partirse a la mitad.

Imagen

-Los informes no mentían, las condiciones de vida en esta roca son aún peores que en el campamento. Las temperaturas son demasiado altas en la zona donde la corteza ha sido dañada, pero extremadamente frías en los puntos más alejados. Apenas dispone de fauna o flora, pero la que hay es tremendamente hostil. He activado el sistema de camuflaje, voy ha acercarme hacia las coordenadas de la base.

Minutos después todos guardan silencio, pues la imagen que contemplan les impide pronunciar palabra alguna. Ante ellos se alza lo que en otro tiempo debió de ser un base perfectamente operativa. Los edificios se encontraban sellados y a su vez, todo el complejo protegido por una gran cúpula. Pero lo que contemplan ahora es parte de la cúpula destruida y varios edificios destruidos o tremendamente dañados. Aunque algunas partes del complejo se mantienen intactas.

Como líder de la unidad Zillo, Tyria Zaine se obliga a sí misma a tomar aire y analizar la situación. En primer lugar deduce que el ataque se ha producido desde el interior de la cúpula. En segundo lugar, no ven ninguna nave, ni tan siquiera restos de alguna. Sin duda se debió de librar una batalla en el interior del complejo, aunque resulta imposible saber entre que fuerzas y quienes salieron victoriosos.

-Detecto fuentes de energía en el edificio principal, pero el lugar está protegido, por lo que no puedo saber si hay alguien con vida allí dentro. ¿Cuales son las órdenes a seguir?

Trickster se mantiene a los mandos a la espera de órdenes. A su vez, un suave crujido llega desde atrás. Tyria no necesita volver la mirada para saber que se trata de Kel. Su mano se encuentra sobre la empuñadura de su espada y de un modo inconsciente, aprieta la empuñadura con fuerza.
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Re: [Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Tyria Zaine » Lun, 27 Abr 2015, 21:46

Algo cambió en la ex mandaloriana tras conocer a la misteriosa Anisa Essil. Toda la tensión contenida desde que estaba en los dominios de Keldan pareció mitigarse visiblemente, puesto que, después de todo lo que había vivido, era reconfortante encontrar a alguien tan afín a ella desde el minuto cero. Tyria era buena calando a las personas, y creía no equivocarse al afirmar que esa mujer estaba predestinada a realizar hazañas muy grandes. Tan solo esperaba estar allí para apoyarla cuando eso ocurriera y para ayudarla a no desviarse del camino… lo cual la ponía en una situación muy difícil a la hora de decidir qué hacer en la lucha inminente que estaba a punto de acontecer.

-Espero que tengas razón y podamos pararles los pies juntas, ya sean miembros de la Republica, líderes de organizaciones criminales o incluso mandalorianos corruptos
– Respondió con sinceridad y un pequeño toque de tristeza – Inculcar la nobleza y los valores que yo considero dignos de mi pueblo supongo que será una tarea algo más larga, pero todo se andará. ¡Ah! Y no te preocupes por el término correcto para referirte a mis hermanos. Aliit es perfecto. –Aclaró con una sonrisa poniendo cariñosamente la mano en su hombro en señal de camaradería – Agradezco tu comprensión, pero trataré de resolver mis asuntos personales lo antes posible. Todo lo que está por llegar es demasiado importante como para que me demore demasiado.

Cuando por fin se despidió de aquella impresionante mujer, la hermosa Zeltrón tenía una expresión muy diferente en el rostro. Determinación y paz era lo primero que podía apreciarse en sus intensos ojos color violeta, así como un brillo de expectación que era imposible de ocultar a sus hermanos. Sabía que seguramente les esperaban unos hombres que probablemente desearan su muerte por encima de cualquier cosa al considerarles hut’uunia y aruetyc, pero no podía evitar que la alegría del reencuentro invadiera su corazón, sin importar las dificultades que pudieran hallar en el camino.

Una vez que todos se hubieron acomodado dispuesto a partir del hangar, Tyria asintió ante la decisión común de utilizar a la “Sombra Carmesí”, que era el nombre con el que habían registrado a la nave que el Chiss les regaló en los controles legales, haciendo honor al color de los ojos de su benefactor. Aquel vehículo era extremadamente rápido y su sistema de camuflaje podía muy bien sacarles de un apuro al peligroso lugar al que se dirigían.

La líder de la unidad Zillo prefirió unirse a la disposición de todos los presentes y permitir que cada uno se encerrara en sus propios pensamientos. No obstante, lo que más le sorprendió fue la actitud del compañero de kelan, el cual había abandonado su palabrería para encerrarse en un inquietante mutismo al que ninguno de los presentes estaba acostumbrado. No sabía cuanto tiempo duraría esto, pero se contentó con agradecer el silencio, y con felicitar la astucia de su compañero Trickster en este asunto.

-Muchas gracias Kilan, es un alivio para los nervios. Podemos saltar cuando quieras. Ambos son bienvenidos, además de que opino que es lo más seguro para la misión. La reunión ha ido sorprendentemente bien. Creo que ese pez gordo te gustaría, y es bastante más transparente que nuestro amigo azul. Aunque supongo que hasta que no acepte trabajar a su lado en lugar de acompañar al chiss a cazar Sith, tendré que mantener su identidad en el anonimato en señal de respeto. - Respondió con una sonrisa clara.

Durante el trayecto, la guerrera aprovechó el tiempo para poner en orden sus ideas. Todo quedaría decidido tan pronto como hablara con Aislen y supiera cual sería la decisión del clan Dret en todo este asunto. El problema estaba en cómo afrontaría la conversación con él para exponer las razones del señor Kresk-Elda-Nurou, puesto que, a pesar de que pensaba que la causa del Chiss era la correcta, no le gustaban para nada ni sus métodos ni la forma en la que manipulaba a todos a su alrededor.

Antes de que salieran del hiperespacio, todos estaban posicionados y preparados para entrar en acción. Pero a pesar de ello, las primeras imágenes que llegaron a través de los monitores tras cruzar el sinuoso campo de asteroides, les dejaron sin aliento. Aquel moribundo planeta era bastante más inhóspito de lo que imaginaron, y parecía un milagro que nadie pudiera sobrevivir en unas condiciones tan inhumanas como aquellas.

Tras analizar la situación con los pocos datos que tenían sobre lo que fuera que había sucedido en aquella base, Tyria comenzó a trazar un plan de acción. Estaba claro que se había producido un sabotaje desde dentro y, a juzgar por el estado de deterioro de todo el emplazamiento, parecía haber ocurrido hacía tiempo. El segundo factor a tener en cuenta, era la ausencia total de naves, por lo que, o bien los autores de aquello habían desaparecido condenando a morir a los supervivientes, o los precursores no consiguieron impedir que todas las naves se dieran a la fuga. El hecho de que aquello fuera el producto de una misión suicida era otra posibilidad, pero en ese caso vislumbrarían alguna nave o resto de ella… a no ser, claro está, que se encontraran ocultas en el interior de algún punto de las instalaciones.

-Trickster, quiero las coordenadas exactas de las fuentes de energía. Voy a necesitarte para desactivar las protecciones una vez que Kel, tú y yo estemos ahí abajo - Dirigió de forma inconsciente, tomando las riendas de la misión como en tantas otras ocasiones había hecho. Acto seguido, se agachó hasta donde estaba Lion sentado agarrando el casco mandaloriano, para mirarle directamente a los ojos con calidez – Lion, confío en ti para que te encargues del camuflaje y protección de la Sombra Carmesí. La mantendremos alejada del complejo a una distancia aproximada de un kilómetro sin que toque suelo en ningún momento. Nosotros realizaremos el descenso gracias a los jet pack de nuestras armaduras. Una vez hecho el salto, activa los sistemas de ocultamiento economizando energía, y mantente a la espera de nuestra señal ¿De acuerdo? Tu parte es una de las más importantes, y estoy segura de que estarás a la altura.

Antes de dirigirse de nuevo al resto de sus hombres, la hermosa mujer sonrió para sus adentros sabiendo que si conseguían cumplir con éxito la misión, al joven piloto seguramente se le subirían los humos, pero a pesar de ser un buen piloto, Lion era un civil, y no estaba dispuesta a arriesgar su vida metiéndolo en medio de fuego cruzado mandaloriano.

-Vode, se que esta no es una misión convencional. En el pasado siempre hemos analizado todos los factores y las variables para utilizar el terreno en nuestro favor y hemos generado las estrategias en base a ello para obtener una ventaja táctica. Lamentablemente no contamos con los recursos o el tiempo para algo tan elaborado, por lo que tan solo nos queda trabajar con la información de que disponemos. El planeta tiene unas condiciones tan agrestes que no es probable encontrar resistencia en los puntos del complejo carentes de soporte vital, por lo que centraremos nuestra incursión en dichas zonas. Desconocemos el número de objetivos o el armamento con el que cuentan, así como si disponen de un sistema de comunicación que podamos utilizar para transmitir. Kelan, a no ser que conozcas los planos de la base o alguna información relevante que nos dé ventaja, mi plan es usar la sorpresa y tratar de localizar la sala de control o los barracones, haciendo lo posible por interceptar y reducir al primer objetivo que encontremos para intentar que nos conduzca hasta el resto.
Avatar de Usuario
Tyria Zaine
Antiguo
 
Mensajes: 278
Registrado: Vie, 01 Feb 2013, 23:09

Re: [Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Kildan » Lun, 04 May 2015, 17:45

No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Anterior

Volver a Star Wars

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

comunidad uruguaya de rol