[Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana...

[Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Kildan » Vie, 23 Ene 2015, 00:12

Trickster sufrió un cambio radical en su personalidad al perder a la unidad Zillo. Se volvió mucho más serio y optó siempre por un enfoque mucho más militar y profesional. Tan solo cuando por fin lograron vengar a sus caídos, logró recuperar parte de la alegría que le caracterizaba. Ahora su interior es un volcán de emociones a punto de entrar en erupción. El reencuentro con Kel le ha devuelto una esperanza que creía perdida. Sabe que existen muchas posibilidades de que todo sea una artimaña del misterioso Chiss, pero más que Kel o la propia Tyria, desea descubrir la verdad. La esperanza de reunirse de nuevo con sus amigos perdidos, por muy pequeña que sea, vale cualquier riesgo para él. Por ello casi arrastra a Tyria al interior de la nave, para poner rumbo al destino que les marca el doctor. Básicamente la impide tener esa reunión con los monjes que gobiernan el templo. Así que será algo que deberá de hacer en el futuro.

-Voy a ser muy claro Tyria, si el Chiss nos miente y la unidad Zillo realmente está muerta, pienso tomarme su vida, aunque sea lo último que haga.

El doctor, aún convaleciente escucha las palabras del Zabrak y no puede evitar sentir un escalofrío. Pues está seguro de que el mandaloriano cumplirá con su amenaza pagando el precio que sea necesario. Aunque finalmente sonríe levemente al ver que aquel frío y distante Zabrak que conoció un año atrás, lo único que hace es mostrar lo nervioso que se encuentra ante aquella situación.

Kel y Lion han decidido viajar en su propia nave, algo que sin duda Trickster a aprobado con gusto. En primer lugar aún le resulta extraño permanecer al lado de la silenciosa figura de Kel y por otro, siente que puede disparar a Lion en cualquier instante. Así que encerrarse en una nave con el piloto bocazas no habría sido una buena idea.

Las coordenadas que el doctor les indica tras acceder a la holored e intercambiar un par de mensajes, les hace viajar hasta el sistema Tion, el cual se encuentra en el borde exterior de la galaxia. Su destino original es una de las tres lunas que orbitan el planeta Tion. Una vez allí, un agente perteneciente a la organización del Chiss y que se muestra como un viejo conocido del doctor, transporta a todos en su nave hasta el propio planeta. Una vez allí, la nave (la cual está preparada para ello) se sumerge en las aguas y los lleva hasta un gran complejo submarino.

El lugar se muestra vacío y salvo algún que otro droide no se cruzan con ninguna otra forma de vida durante los primeros minutos. Aún así, pueden apreciar diversos sistemas de seguridad que sin duda les costaría superar. Por no mencionar, que todo el complejo está diseñado para aislar zonas e inundarlas en caso de ser necesario. El doctor les desea suerte antes de ser guiado por un droide de protocolo a la enfermería, aunque sabiendo de la importancia de la reunión, Kel indica a Lion que acompañe al doctor.

El complejo dispone de instalaciones de última generación y de laboratorios especializados en diversos campos. Aquel debe de ser seguramente, el centro de operaciones principal de Keldan. Aunque lo que más les llama la atención es la antesala que deben de cruzar antes de reunirse con el propio Chiss. El lugar está plagado de terminales y hay al menos una veintena de expertos informáticos trabajando en ellos. Por lo poco que pueden percibir al cruzar la sala, parece que es un lugar donde catalogan informes llegados desde diversos puntos de la galaxia. A su vez, también parece que estén coordinando algún tipo de operación, ya que hay un bothan situado junto a un mapa, dando instrucciones muy detalladas, mientras el propio mapa se va actualizando a cada instante. Al verlo, Tyria no tiene más remedio que detenerse un instante para hacer memoria, está segura de que no es la primera vez que se encuentra con él y entonces cae en la cuenta. Se trata del Bothan que escapó de prisión junto a Kirby el día de su fuga de la prisión de Coruscant.

El despacho de Keldan es amplio aunque carece de adornos o lujos. Es un lugar estrictamente funcional y salvo el escritorio y algunas sillas, lo único que hay son diez pantallas desde las cuales seguramente supervise los datos que le envían los hackers que hay en la sala anterior.

-Ser bienvenidos a mi hogar, adelante, pasar y tomar asiento, hay mucho de lo que tenemos que hablar. Las presentaciones son innecesarias, pues todos sabemos quienes somos, aunque sea la primera vez que algunos nos encontramos.

Con un gesto de la mano Keldan les invita a tomar asiento para acto seguido, activar un botón de su escritorio y retirar las diversas pantallas que le rodean. Nada parece haber cambiado en él desde la última vez que se reunió con Tyria. Continúa manteniendo esa aptitud fría, distante y carente de sentimientos.

Kilan, dispuesto a dejar bien presente sus intenciones, es el primero en dar un paso al frente y en pronunciarse. No quiere que existan equivocaciones, engaños o manipulaciones, así que por ello deja su postura bien clara antes de tomar asiento.

-Antes de empezar quiero decir dos cosas. La primera, es darte las gracias por la ayuda que nos otorgaste en el pasado. Gracias a vosotros Tyria continúa con vida y logramos salvar al clan Dret del camino al que estaban siendo arrastrados. Lo segundo, es que espero que no nos mientas ni trates de manipularnos utilizando la memoria de nuestros hermanos caídos. Si descubro que todo es un engaño, no descansaré hasta darte muerte.

El brillo en los ojos del Zabrak deja bien presente que aquella amenaza va a ser cumplida aunque le vaya la vida en ello. Aunque el Chiss no parece ni inmutarse lo más mínimo.

-Me parece que tus palabras son justas y estoy seguro de que serías capaz de hacer lo imposible para darme muerte. Pero te aseguro que podrás ahorrarte todas esas molestias, mis planes en este lado de la galaxia están a punto de terminar, ya no dispongo de ningún impedimento por el que no deba contaros la verdad. Pero debéis de saber que la verdad cambia constantemente según los conocimientos, creencias y formas de pensar de cada uno. Ahora antes de comenzar, supongo que desearás decir unas palabras Tyria Zaine. De no ser así, os invito a que formuléis las preguntas que más os inquietan para que las responda en primer lugar y así, podáis calmar vuestras mentes.
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Re: [Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Tyria Zaine » Dom, 25 Ene 2015, 21:55

Las energías renovadas de Kilan fueron el empuje que la mandaloriana necesitaba para sentir que estaba haciendo lo correcto. Pese a todas las dudas que se presentaban ante ellos, la mínima esperanza de volver a reunirse con los suyos, era la chispa capaz de prender el fuego de la esperanza en su corazón.

Ahora tenía la ocasión de hacer aquello por lo que con tanto ahínco había luchado. No solo tenía una segunda oportunidad para con su unidad perdida, sino que, al mismo tiempo, podría cumplir la promesa que le hizo a Casius Dret mientras sujetaba su mano durante sus últimos minutos en este mundo.

Durante su vida como mandaloriana, las cosas siempre habían sido más fáciles. Los complots y las argucias eran algo bastante lejano que siempre había pertenecido a otros, pero durante estos últimos años, la hermosa Zeltron había tenido que sumergirse en las profundidades de un mundo donde las palabras eran el arma más poderosa con la que contaba, y donde confiar en la persona equivocada podía suponer la muerte.

No obstante, algo había cambiado en Tyria Zaine. La determinación ciega y el deseo de autodestrucción que la habían caracterizado, se había aplacado dando paso a una mujer templada capaz de vislumbrar detalles que antaño hubiera pasado por alto a causa de su obcecación. Fue por ello que tras asentir nada sorprendida ante la declaración de intenciones de Trickster, decidió pasar el resto del viaje haciéndole compañía al Doctor, empapándose de su optimismo y buenas intenciones, y asegurándose de que no le faltara de nada… A cambio, la guerrera de piel granate le regaló varias de sus historias y le confió alguno de sus anhelos o sueños más hermosos. Por una razón que no conseguía comprender, aquel anciano se había ganado su corazón, forjando en muy corto espacio de tiempo la figura del abuelo que jamás tuvo, al haber sido una huérfana de guerra.

No fue una sorpresa para Redwing que la guarida del pez más gordo de la galaxia se encontrara inmersa en las profundidades submarinas. A decir verdad, aquello le confería cierto estilo, por lo que se encontró a sí misma disfrutando de las impresionantes vistas y permitiendo que el océano sosegara su alma y se preparara para el encuentro que estaba a punto de tener lugar.

Mientras que atravesaban los sistemas de seguridad del emplazamiento, la mujer se permitió bromear delante del Zabrak y de Lion sobre cuantos minutos tardarían en ser descubierto si esto fuera una misión de infiltración, e incluso les retó para que decidieran cuál de ellos sería el más hábil en la materia. No obstante, antes de despedirse del médico, la mujer le abrazó durante un largo minuto, sin importarle el hecho de que quizá sus compañeros no se lo esperaran.

La sala de las terminales de seguro llamó la atención de Kilan, pero antes de que la Zeltron pudiera realizar ningún tipo de comentario sobre lo fácil que le resultaría adquirir lo que él siempre denominaba como P.A.S con unos ordenadores como esos, se encontró a sí misma entrecerrando los ojos al reconocer al Bothan que fue rescatado junto con el líder de la hermandad de la Mano, gracias a la actuación de Threll Sozen y un equipo de expertos mercenarios. Aquello no podía ser una coincidencia, por lo que su cabecita empezó desglosar la información hasta llegar a la conclusión de que tanto Sozen como Kirby, posiblemente habían trabajado para Keldan desde un principio.

Por fin entraron en el despacho de su anfitrión, lo cual la hizo sonreír al comprobar que no se había equivocado en absoluto sobre la austeridad que lo envolvería a pesar de las cantidades ingentes de créditos en poder del Chiss. Había deseado aquel encuentro desde hacía demasiado tiempo. No obstante, una chispa de orgullo se dibujó en su rostro al ver la declaración de intenciones de su querido Vod, el cual, como un autentico mandaloriano, había preferido colocar las cartas sobre la mesa y exponer la verdad por encima de todo.

Tras esperar la respuesta de su anfitrión referente a las intenciones de Trickster, Tyria le ofreció la mano a modo de saludo y tomó asiento… Unos incómodos segundos pasan antes de que la dama de granate decidiera promulgarse ante los presentes, tras haber organizado sus pensamientos y puesto en orden sus ideas.

-Puesto que has empezado tuteando a mi hermano, espero que no te moleste que haga lo mismo contigo. – Comenzó al fin mientras comprobaba las posibles vías de escape de la estancia y trataba de averiguar dónde estaría situado el expositor de armas que de seguro tendría en algún lugar - ¿Decir unas palabras? Ummmm. Realmente todo lo que opinaba sobre tu forma de hacer las cosas se lo comuniqué al bueno del Doctor, por lo que si deseas saber los agradables adjetivos calificativos que te otorgué, no tienes nada más que preguntarle. – afirmó serena mientras le miraba directamente a los ojos - En vez de ello haré lo mismo que Kilan y te dejaré las cosas bien claras para no parecerme a ti: Tendrías que haber confiado en nosotros en un principio en lugar de mentirnos y manipularnos, puesto que hace un año que habríamos podido colaborar juntos, y el clan Dret no habría estado dando palos de ciego por culpa de una información que ya poseías.

-Realmente no sé si eran otros los motivos o si la verdadera razón detrás de tus decisiones fue que los usuarios de la fuerza tenéis demasiado ego como para considerar al resto como un igual, pero teniendo en cuenta que nuestros intereses son comunes, espero que a partir de ahora no haya más mentiras, y quiero dejar constancia de que no trabajamos para ti, sino contigo, y de que no te seguiremos hasta la muerte, sino que cumpliremos nuestra misión conjunta con todas sus consecuencias. Lo que nos mueve es algo que va mas allá de los individuos y que se cimenta en los pilares del honor y del deber por encima de cualquier cosa. Somos leales, somos profesionales y somos inquebrantables, pero no somos tus perros falderos. Si vamos a dar nuestras vidas, esperamos el respeto que ello conlleva, y ese respeto comienza por la confianza y la verdad, por muy dura y terrible que resulte…

-Dicho esto y ahora que hemos dejado las cosas claras, creo que estaría bien que explicaras todo desde el principio para que podamos hacerte las preguntas relacionadas con la información que nos des. Y ese principio incluye al triunvirato, a Casius, a los sith, a Luna, a Hasslam, al creador, a la unidad Zillo… y la explicación de por qué el señor Mel Fe’ul que compartió celda con Kirby, se encuentra en la sala adyacente.
Avatar de Usuario
Tyria Zaine
Antiguo
 
Mensajes: 278
Registrado: Vie, 01 Feb 2013, 23:09

Re: [Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Kildan » Mié, 28 Ene 2015, 20:44

Las promesas vacías y las pequeñas rabietas no le incomodan ni importunan lo más mínimo. Los mandalorianos quieran o no van a tener que aceptar sus términos, en caso contrario simplemente los desechará y usará a otros. Aunque sin duda Tyria, Kilan y Kel acabarán perdiendo algo que acaban de recuperar recientemente, la esperanza.

-Ya deberías saber Tyria Zaine, que todas mis acciones sirven a un propósito mayor. Eres hábil en este juego, pero aún debes aprender que con unas pocas lágrimas, no vas a conseguir alcanzar las estrellas. En el pasado te otorgué justo lo que necesitabas saber para salvar al clan Dret. Pero en vez de tomar lo que te pertenecía, lo dejaste partir. Todo con el propósito de descubrir la existencia del Sith. Aunque hoy, un año después de no ser por mi, seguirías perdida en la oscuridad de la ignorancia. Toma todo esto como una lección Tyria Zaine, aprende que en la galaxia en la que vivimos, incluso aquellos que se muestran como aliados, pueden no ser más que tus verdaderos enemigos. Así actúan los verdaderos Sith y contra esa amenaza debes de prepararte. Todo lo que he hecho ha sido con el único objetivo de enseñarte, aunque eso ya lo sabías ¿No es cierto?

El Chiss muestra una enigmática mirada en sus ojos que resulta difícil de leer. Al carecer por completo de emociones, la verdad que tratar de penetrar en su mente y descubrir que es lo que piensa es algo tremendamente complicado, por no decir imposible.

-Más allá del espacio conocido se alza el denominado Imperio de los verdaderos Sith. Su número y su poder empequeñece en comparación al poder del que es capaz de esgrimir su emperador. Un ser que durante un millar de años no solo ha sobrevivido, si no que se ha mantenido en la cúspide del poder. Hace años envió un heraldo para estudiar las fuerzas de la república, ese heraldo fue quién manipuló a Mandalore. Casius Dret fue testigo de ello, pero hubo un jedi que percibió la oscura presencia del Sith, el maestro Jedi Torak Zain...el primer maestro de Hasslam Tar.

La holoimagen de un humano ataviado con las clásicas vestimentas Jedi se alza ante los presentes. El maestro Jedi se muestra como tantos otros, salvo que a diferencia de lo que suele ser normal para los Jedis, va perfectamente afeitado. Por lo demás no posee ningún rasgo característico, salvo una ligera cicatriz en la frente.

-Torak Zain trató de avisar al consejo Jedi, pero sus palabras jamás fueron escuchadas. Ni tan siquiera cuando descubrió que el nuevo emplazamiento Jedi iba a ser destruido. Así fue como decenas de Jedi perdieron la vida bajo el intenso fuego de las bombas y los certeros ataques de los droides de batalla. El Sith orquestó el ataque utilizando a Mandalore, quién a su vez ordenó el ataque a un pequeño clan mandaloriano experto en la creación de tales máquinas de guerra. Tras aquel crimen, Mandalore tachó de cobardes a los mandalorianos de aquel clan y los destruyó. Aquel día Hasslam Tar perdió a su maestro, pues consumido por el odio Torak partió en busca de los Sith. Dos años después regresó con una oscura y terrible revelación.

-Torak pertenecía a una orden secreta dentro de los Jedi. La orden se formó tras la guerra contra los Sith. Muchos temían que los Sith regresarían algún día y no podía permitir que la república volviese a sufrir bajo sus garras. Por ello reunieron a los más poderosos videntes de la orden y comenzaron a estudiar el futuro. Gracias a ellos y a los adeptos que poca a poco la secta fue reclutando, lograron recopilar decenas de artefactos del lado oscuro, que sellaron para impedir que alguien pudiese usar. Lo que descubrió fue que los videntes sabían del ataque al nuevo emplazamiento Jedi, pero se negaron a contarlo, pues según sus visiones alguien de los presentes en el emplazamiento acabaría convirtiéndose es un lord oscuro de los Sith. Los videntes pensaron que si permitían la aniquilación de todos los jedis presentes en el emplazamiento, no nacería un lord sith. Por desgracia algunos sobrevivieron y fueron tachados casi como traidores, pues la secta poseía un gran poder e influencia dentro de la orden Jedi. Aquello marcó a Torak y provocó su inicio hacia el lado oscuro, aunque terminó sucumbiendo cuando al partir en busca del imperio Sith, logró dar con él. Al regresar lo hizo sumido en la locura y el odio, un devoto de la oscuridad que había perdido el juicio y que debido a su poder, fue encerrado por el consejo Jedi en una prisión de la que tan solo ellos tienen constancia.

Aquella iba a ser una reunión tremendamente larga, por lo que prefiere ir contando todo por partes. Años de planificación son difíciles de resumir en unas pocas horas, por ello decide relatar todo desde diversos puntos de vista. En aquella ocasión por ejemplo, expone todo desde la visión de los Jedi.

-El objetivo de los acontecimientos de un años atrás, era que Hasslam Tar fuese tachado como uno de los mayores criminales de la república y fuese enviado a la prisión de Torak Zain. Disponíamos de un plan de reserva debido a los deseos de Hasslam Tar de entregar la estación de combate a los Jedi. Pensó que si caía en buenas manos, podría servir como protección contra los Sith, pero tras descubrir el verdadero corazón de la orden Jedi, optó por seguir el plan original y dejarse apresar. Gracias a ello ahora disponemos de la localización donde retienen a Torak Zain. Luna ha reunido un equipo especial para asaltarla y liberarlos. Pues pese a disponer de una idea aproximada de donde se encuentra el imperio Sith, la información que Torak atesora en su interior nos sería de gran utilidad y nos ayudaría a pasar desapercibidos.
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Re: [Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Tyria Zaine » Dom, 08 Feb 2015, 20:33

La hermosa Zeltron escuchó pacientemente las palabras del imponente Chiss que tenía ante ella. A decir verdad, la mujer le admiraba, puesto que como bien sospechaba el ex jedi, ella sabía perfectamente qué era lo que estaba en juego. Sin embargo, la diferencia entre ambos era bastante abismal, puesto que, si bien uno era partidario de la premisa “el bien justifica los medios”, la otra no podía permitirse el lujo de dejar que su humanidad y sus principios desaparecieran, por muy difícil y tortuoso que fuera el camino alternativo.

Asimismo, su visión de los sith es muy diferente a la que de seguro tenía el chiss. Ella es una mandaloriana, por lo que los usuarios de la fuerza no pasan de ser enemigos muy poderosos a los que enfrentarse, sin necesidad de convertirlos en una entidad idealizada o a algo parecido a un mal primigenio al que derrotar. Durante estos años había estado utilizando todos sus recursos para desenmascarar al sith que se ocultaba bajo la sombra de Mandalore, pero no por un deseo irracional de destrucción hacia el lado oscuro, sino para librar a su pueblo de la vergüenza de haber perdido su libre albedrío al estar siendo dominados por otros sin ser conscientes de ello.

Por otro lado, y a medida que Tyria asimilaba gradualmente la información, más resquemores mostraba su alma. Keldan era simplemente brillante y, aparentemente, alguien con un dominio de la fuerza muy superior al de Hasslam. Sus capacidades tácticas eran sencillamente grandiosas y su visión de todas las piezas que formaban el conjunto de la galaxia era aterradora… pero lamentablemente carecía casi por completo de humanidad, utilizando incluso técnicas del enemigo para preparar a sus propios hombres. Aquello, pese a la clara ventaja que proporcionaba, podía convertirse perfectamente en un arma de doble filo, y no era la primera vez que la hermosa mujer de piel granate había visto a hombres con buenas intenciones ser consumidos por el poder, sin necesidad de que el lado oscuro de la fuerza estuviese involucrado siquiera.

Por todo ello, Tyria aguardó en silencio, con el semblante sereno y pensativo, dejando a un lado todo rastro del sarcasmo que había mostrado al empezar la conversación. Llegado a este punto y conociendo a su interlocutor, era una pérdida de tiempo increparle nada en absoluto, puesto que ni se arrepentiría de sus acciones, ni las modificaría en modo alguno. No obstante había tomado la determinación de decirle abiertamente todo cuanto pensara de ahora en adelante, le gustase o no. No por el hecho de hacerle la vida imposible como habría querido en un pasado, sino más bien para ayudarle. Ella no se consideraba una mente preclara ni mucho menos, pero su instinto y su empatía había hecho que en infinidad de ocasiones otros confiaran en ella y la siguieran hasta la victoria por encima de todo pronóstico, a pesar de tenerlo todo en su contra. No estaba demasiado segura de cómo podría conseguirlo, pero por el bien del éxito de la misión, pondría en práctica todo lo que fuera necesario para hacerle entender a aquel poderoso líder, que nadie, ni siquiera alguien como él, podían contar con la verdad absoluta y que, en el mundo real fuera de las paredes de un laboratorio, las alternativas lógicas no siempre eran las más adecuadas a la hora de abordar un problema.

-Tienes razón y acepto y aprecio mucho la lección, pero hay una cosa en la que te equivocaste. El clan Dret nunca me perteneció, sino más bien todo lo contrario, puesto que yo les pertenecía a ellos. Me siento muy agradecida por la innegable oportunidad que me diste para salvarles, pero mi objetivo y mi destino nunca fue liderarles... – se detuvo un segundo pensativa antes de mirarle directamente a los ojos – Es por ello que tengo una confesión que quizá no quieras oír, pero que me siento obligada a exponer y que espero no te tomes como un ataque personal.

Tras un profundo suspiro y una humildad en el tono de su voz que no hubiera creído posible varios minutos atrás, la antigua mandaloriana, líder de la unidad zillo y antaño cazarrecompensas, le preguntó con una preocupación sincera - ¿Estás seguro de que Torak Zain es el hombre que los videntes de la orden secreta dentro de los Jedi predijeron que se convertiría en el Lord Oscuro de los Sith? Por lo poco que sé de los usuarios de la fuerza, sus poderes pueden afectar las mentes. Si alguien como el maestro de Hasslam sucumbió ante el lado oscuro tras encontrarles ¿Qué impedirá que ese al que llamas Emperador se haga con tu mente cuando te enfrentes a él y, como me has aleccionado al principio de tu conversación, te convierta en un enemigo real y temible para toda la galaxia?
Avatar de Usuario
Tyria Zaine
Antiguo
 
Mensajes: 278
Registrado: Vie, 01 Feb 2013, 23:09

Re: [Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Kildan » Mié, 11 Feb 2015, 14:41

Ahora es el turno de Keldan para escuchar, por ello permanece en silencio atento ante las preguntas e inquietudes de la mandaloriana. La joven muestra inteligencia y astucia, si lograse obtener la visión global que él posee y lograse dominar las fuertes emociones que la gobiernan, podría convertirse en una gran líder.

-Jamás he dicho que Torak Zain sea el lord Sith que la secta vio en sus visiones. Hay algo que debes saber sobre la fuerza Tyria Zaine, las revelaciones que nos muestra no siempre se cumplen, el futuro siempre está cambiando. Además, lo único que se percibe son unos escasos fragmentos de un posible futuro, por lo que nuestra propia percepción y experiencia puede dotar a la visión de un significado u otro. Pero en especial, existe un gran debate sobre las visiones de la fuerza. Resulta complicado saber si es ese pequeño conocimiento del futuro lo que provoca en nosotros unas acciones que desembocan en ese futuro o si por el contrario, es nuestra inactividad lo que acaba precipitando el futuro de nuestras visiones.

-El miedo y el fanatismo de la secta a logrado corromper sus corazones poca a poco. Sin percatarse de ello, se están convirtiendo en lo que tanto temen. Por ello y sin que ellos mismos sean conscientes, se están convirtiendo en esclavos del lado oscuro. Hasslam Tar eliminó a varios de ellos con el sobrenombre de Eclipse. La orden Jedi está buscando al asesino de Jedis llamado eclipse, pero desconocen de quién puede tratarse. Ese era nuestro plan de contingencia. Eliminábamos a peligrosos jedis oscuro, mientras que creábamos una figura lo suficientemente temida y peligrosa, como para que la orden Jedi tuviese que encerrarlo en su prisión secreta.

La holopantalla se activa y comienzan a aparecer decenas de nombres, así como los códigos de identificación de una gran cantidad de naves. Ninguno de aquellos datos le dicen nada a los mandalorianos.

-No hemos tomado ni una sola vida que no mereciese ser tomada, ni tan siquiera durante el ataque a Coruscant. Durante los últimos tres años, un agente de inteligencia de la república que trabajaba para mí, a estado manipulando las fuerzas militares que protegen Coruscant. Mediante un complejo sistema de órdenes, reunió en varias naves a diversos soldados y oficiales que habían abusado de su poder. Los cambios fueron muy sutiles, pero constantes, por ello nadie se dio cuenta hasta casi al final. Por ello cuando sucedió, mi agente activó un programa remoto que cubría sus huellas y hacía pensar al servicio de inteligencia de la república que estaba robando información para vendérsela al sol negro. De esa forma logró ocultar la verdad de sus acciones y acabó en prisión, aunque no mucho después lo liberamos.

Los datos que pasan frente a ellos quedan a su disposición para poder estudiarlos más tarde si así lo desean. Pero según parece, las naves destruidas, las tripulaciones asesinadas y los jedis exterminados por las fuerzas de Hasslam Tar, habían sido orquestadas con precisión milimétrica. Aún así, es posible que existiese alguna baja colateral, aunque de ser así habrá sido algo mínimo. Por otro lado, todos, absolutamente todos los muertos habían cometido algún tipo de delito grave. Según parece, los eliminaron para convertir a Hasslam Tar en el enemigo número 1 de la república y a la vez, liberar a la galaxia de todos aquellos criminales que se ocultaban tras uniformes.

-El miedo, la ira, la envidia y la desesperación son caminos que te arrastran al lado oscuro. El emperador podrá matarme, pero no podrá doblegar mi mente. No puede llegar hasta mí, pues tales emociones no me influyen para nada. Aún así mi combate no es contra el emperador, si no desestabilizar su forma de gobierno para volver a los Sith unos contra otros. Es por ello que estáis aquí...para proponeros un intercambio.

El Chiss apoya los codos sobre la mesa y entrelaza los dedos de las manos. Sus ojos carmesíes, carentes de emoción alguna, pasan por los tres mandalorianos hasta que finalmente, se detienen sobre Tyria.

-A estas alturas, el doctor os habrá informado de los motivos que empujaron a Casius Dret a especializar a sus fuerzas. No deseaba un ejército, si no unidades especiales capaz de superar cualquier defensa sin hacer saltar las alarmas. De esa forma esperaba poder llegar hasta el Sith, una vez lo encontrase y eliminarlo sin tener que derramar la sangre de su pueblo. Pero Casius Dret era alguien astuto e innovador. Por ello decidió crear una instalación de adiestramiento muy especial. Con la ayuda de un Miraluka al que conoció en su juventud, buscó y localizó a jóvenes sensibles a la fuerza. Después los trasladó al nuevo emplazamiento, donde el Miraluka les ayudó a desarrollar sus poderes de la fuerza. Tras esa primera etapa de adiestramiento, Casius Dret envió a algunos de sus mejores guerreros para adiestrarlos en el arte de la guerra. Las tres unidades mandalorianas que murieron tras obtener las llaves, en realidad no lo hicieron. Simplemente fingió sus muertes y los trasladó para ser convertidos en instructores de aquella nueva generación de guerreros de las sombras.

Si todo aquello es verdad, significa que Casius Dret era aún menos ortodoxo de lo que pensaban. Pues esperaba usar a usuarios de la fuerza para hacer frente al lord Sith. Algo extraño aunque no carente de toda lógica. Después de todo, si unía el poder de la fuerza a sus unidades de élite, pocas cosas podrían haberlo detenido.

-El clan Dret va a dispersarse, sus fuerzas merman cada día más. Llegará el día en el que pocos permanezcan junto a Aislen y sin duda serán tachados como cobardes. Pero Aislen sabe que si les confiesa la verdad sin tener pruebas de nada, los perderá a todos para siempre. Por ello os ofrezco una alternativa para que el clan Dret cumpla para lo que fue creado y a la vez, permanezca unido. Convence a Aislen de que una al clan Dret a mi causa. Convéncelo de que abandone para siempre este lado de la galaxia y que me acompañe para llevar esta lucha hasta las puertas del imperio Sith. La habilidad del clan Dret para operar en las sombras será una herramienta de gran valor para mis objetivos. A cambio Tyria Zaine, te ofrezco la localización en la que se encuentran tus antiguos hermanos de armas, así como un papel de gran importancia dentro de mi organización. Permaneceréis aquí para prepararlo todo por si fracasamos y la invasión Sith da comienzo. También me llevaré a los guerreros de las sombras que juzgue que puedan estar preparados para ser útiles.
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Re: [Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Tyria Zaine » Dom, 15 Feb 2015, 21:39

Tyria continuó en silencio, asimilando las palabras del Chiss y tratando de comprender hasta que punto su ego pondría en peligro a toda la galaxia. Lo que él afirmaba sobre el futuro cambiante era bastante lógico. No obstante, si los Jedi de aquella secta secreta conocían aquel axioma, realmente eran unos verdaderos asesinos, al haber condenado a todo un templo, niños incluidos, a causa de una visión del futuro que podía haber sido cierta o no….

Resultaba verdaderamente increíble como la voluntad de alguien que supuestamente actúa por un bien mayor, termina convirtiéndose en su arma más peligrosa. Por lo que, cuando Keldan explicó cómo Hasslam Tar se convirtió en Eclipse tan solo para eliminar a los usuarios de la fuerza corruptos, la Zeltron no pudo evitar estremecerse al darse cuenta de que el hombre que tenía ante ella había estado empujando conscientemente al Twi’lek hacia una espiral de odio y desesperación, que habían ocasionado su actual y precario estado de autocontrol. La hermosa mujer de piel granate tan solo se preguntaba qué otros planes tendría esa mente calculadora tanto para su lekus bonitos, como para Luna, el doctor, ella misma, y todo aquel que le resultara útil.

No obstante, al ser testigo de la ingente cantidad de información que se iba desplegando ante ella en las pantallas de la holonet, tenía que reconocer que la precisión milimétrica con la que desempeñaba las misiones, era sencillamente magnífica. Independientemente de que, según ella, su visión fuera totalmente equivocada y monstruosa, no podía rebatirle ese hecho, aunque aun se preguntara cómo era posible que aquel hombre hubiera podido consolidad tanto poder sin que nadie imaginara siquiera su implicación en los movimientos que se iban produciendo en los planetas que tocaba por una u otra razón.

Cierto era que el miedo, la ira, la envidia, la desesperación y el fanatismo podía conllevar al lado oscuro, pero la prepotencia, la autosuficiencia y el ego excesivo, también. Y precisamente esas cualidades fluían a raudales por los poros de ese hombre hasta el punto de desbordarle. Él parecía demasiado seguro de sí mismo como para ver aquello, pero, mientras afirmaba que el emperador podía matarle pero jamás podría doblegar su mente, en lo más profundo de su ser, Tyria Zaine realmente deseó que no llegara el día en que el hombre que tenía frente a ella cambiara de bando y se convirtiera en todo contra lo que había luchado.

Cuando por fin Keldan se inclinó en la mesa y expuso su petición a la mandaloriana, esta cerró los ojos sopesando su respuesta y, tras un suspiro de tristeza, le respondió con total sinceridad, incluso sabiendo que aquello posiblemente la perjudicaría.

-Bueno… por fin entiendo algo mejor los engranajes del plan de Casius, a pesar de que el hecho de entrenar a usuarios de la fuerza sea una táctica bastante poco ortodoxa, por no decir que de seguro la gran mayor parte de los mandalorianos que conozco se hubieran opuesto radicalmente a ella. Asimismo, entiendo también por qué mis hermanos de la unidad Zillo aun continúan con vida, aunque sigo sin comprender la forma de actuar del clan Dret con respecto a Trickster y a mí estos dos últimos años. Llegado a este punto, también comprendo por qué estoy aquí ahora mismo hablando contigo, pero si realmente me conoces, tendrías que saber que yo jamás podría aceptar eso que me pides, puesto que no está en mi mano ni en la mano de ningún mandaloriano mínimamente honorable, convencer a un hermano de batalla de que actúe en contra de lo que realmente desea.


Tras darle unos segundos para que asimilara aquella respuesta, la hermosa mujer de largos cabellos azulados se recostó en su asiento antes de proseguir – Lo único que yo puedo hacer es organizar un encuentro entre ambos para que tengas la oportunidad de exponerle los hechos. Incluso, si lo prefieres, puedo hacerle llegar tu petición de la forma más ecuánime que me sea posible, puesto que con o sin mi intervención, Aislen tomará la decisión más correcta tanto para el clan Dret como para todos los mandalorianos. Conociéndole, casi seguro que se unirá a tu causa, aunque no sin antes darles la oportunidad a sus hombres para que se promulguen y expongan sus puntos de vista… Ahora bien, llegado a este punto y teniendo en cuenta que decidí unirme a ti de forma voluntaria, no entiendo por qué aun sigues intentado usar a mis hermanos Zillo para negociar conmigo, cuando esto que me has pedido lo hubiera hecho de todos modos, a excepción del detalle en el que me ofreces un papel de gran importancia en tu organización en lugar de pedirme que te siga junto con mi clan en la caída del sith… Dime ¿por qué quieres que me mantenga al margen? Si el clan Dret ha de luchar, quisiera hacerlo con ellos, aunque como ves, estoy tratando de ser receptiva en la medida de mis posibilidades, a pesar de que no me los estás poniendo nada fácil. – Finalizó mirándole con intensidad, tratando de comprender qué era lo que pasaba por su mente.
Avatar de Usuario
Tyria Zaine
Antiguo
 
Mensajes: 278
Registrado: Vie, 01 Feb 2013, 23:09

Re: [Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Kildan » Jue, 19 Feb 2015, 01:12

Tyria Zaine más que ningún otro debería saber lo peligroso que un usuario de la fuerza puede llegar a ser. Pues ella misma experimentó en su propio cuerpo y casi con su vida, el poder que son capaces de esgrimir. Por esa misma razón Casius Dret decidió reunir a un selecto grupo de usuarios de la fuerza y prepararlos para combatir a los Sith.

-Tiempos desesperados obligan a tomar medidas desesperadas. Por ello Casius Dret decidió adiestrar a los denominados, guerreros de las sombras. Una táctica poco ortodoxa, pero que el propio Mandalore está haciendo actualmente. Incluso dispone de caballeros Jedi infiltrados en la orden aguardando el momento oportuno de asestar un duro golpe a la república. En lo referente a Trickster y a ti, no es demasiado difícil descubrir el motivo por el que el clan Dret actuó contra vosotros. Casius Dret estaba bajo el control del Creador, ese ser pretendía utilizar cualquier recurso a su alcance para gobernar la galaxia. El que vosotros dos permanecieseis con vida y con una de las llaves, ponía en peligro todo. Por ello y a través de Casius Dret, se os trató como traidores y los asesinos de la unidad Zillo. Si os dejaba con vida y en libertad, podríais hacer demasiadas preguntas y la verdad podía ser descubierta.

El rostro del Chiss continúa imperturbable ante la respuesta de Tyria en lo referente al clan Dret. En ocasiones la mujer es tremendamente perceptiva, pero en muchas otras está demasiado ciega. Parece que no logra ver que Aislen es un excelente soldado y un genio de la estrategia. Pero carece de la mentalidad abierta que todo verdadero líder debe de poseer. En cierto modo el mandaloriano se deja influir por Tyria, más de lo que ella pueda creer.

-Traslada mi oferta entonces al dirigente del clan Dret. Pero te advierto Tyria Zaine, la información de lo que vamos hacer debe de ser revelada con cautela. Todo aquel que no siga al clan, deberá de ser silenciado. Si los Sith llegan a descubrir nuestras intenciones, nuestra cruzada habrá acabado antes ni tan siquiera de empezar. Informa a Aislen Dret que formará parte del equipo que liderará esta operación, si es que decide aceptar. Mi deseo no es liderarlo, si no contar con él en la mesa de mando. Su experiencia en el campo de batalla es muy superior a la mía, por ello sería un completo error tratar de imponerme a él. Pues el verdadero éxito de esta operación reside en que cada uno de nosotros haga aquello que mejor sabe hacer.

La última pregunta de Tyria requiere una respuesta mucho más elaborada. Existen muchas cosas que debe explicar antes de que por fin ella comprenda el motivo por el que la pide que se quede atrás.

-Actualmente lidero una organización llamada Genoharadan. Es la organización más antigua y poderosa que existe, puesto que sus orígenes datan de varios siglos antes de la creación de la república. En sus orígenes, fue desarrollada como una policía secreta que servía a un conquistador de gran poder. Pero cuando pereció, la organización desapareció de la vista y sobrevivió modificando sus objetivos. Al principio actuaron como un gremio de cazarrecompensas y asesinos de élite que vendían sus servicios a diversos gobiernos. Aunque poca a poco, aprendieron a discriminar a aquellos que no les otorgaban los suficientes beneficios. Cuando la república comenzó a formarse, vieron en ello una gran oportunidad. Fue entonces cuando comenzaron a trabajar casi de forma exclusiva para ellos realizando toda clase de operaciones. En ocasiones incluso realizaban trabajos de forma gratuita con el único fin de hacer fuerte a la república. De no haber sido por Genoharadan, quién veló desde las sombras para que la república creciese, hoy no existiría la propia república.

-Con el paso de los tiempos los Genoharadan se convirtieron en la fuerza invisible y mortal que el gobierno de la república necesitaba para mantenerse en pie. El mayor éxito de la organización, fue el de actuar desde las sombras haciendo que todo parecía pasar simplemente por la mala suerte. Los actos de la organización eran invisibles e imperceptibles y si alguien lograba descubrir algo, se realizaba una campaña en la que se le hacía ver como un loco creyente de las conspiraciones. Después de todo, nadie en su sano juicio pensaría que la poderosa república se había alzado hasta lo que es hoy día gracias a que desde las sombras, una organización secreta de asesinos y espías habían velado para que así fuese.

El Chiss permite un tiempo de reflexión a los presentes para que asimilen lo que acaba de contarles. Al ser mandalorianos seguramente apenas les cause efecto alguno aquella noticia, pero si se paran a pensar en ello. La organización de Keldan tiene más de 20.000 años de antiguedad. Si realmente es cierto todo lo que dice, no es de extrañar que posea tanto poder y tanta información.

-Hasta hace doce años la organización estaba dirigida por cuatro maestros de gremio. Me reclutaron poco después de que abandonase la orden Jedi, no pasó mucho tiempo antes de que los destronase y asumiese el control de la organización. No fue una decisión que tomase a la ligera, pero los maestros de gremio tan solo ansiaban poder y riqueza, si para ello debían eliminar a decenas de vidas inocentes, lo hacían sin contemplaciones. Así que decidí darle un uso mejor a la organización. Pero ya es hora de que alguien tome el relevo, por ello y siguiendo las antiguas tradiciones, he seleccionado cuatro figuras para que compartan el poder y traten de usar todos los medios de los que dispondrán para que hagan de la galaxia un lugar mejor.

-Mi deseo es que sirvas a una de esas cuatro figuras Tyria Zaine, que te conviertas en su mano derecha, en su consejera y comandante cuando sea necesario. Adquirirás un inmenso poder y acceso a un gran número de agentes e información, por lo que la actividad en el campo de batalla dejará de ser necesaria. La unidad Zillo es experta en operaciones especiales, por lo que su presencia te será de gran ayuda. Además, merecéis un descanso después de todo lo que habéis sufrido. Enviaros contra los Sith cuando apenas os vais a reunir no sería justo para ninguno de vosotros.

De nuevo se toma unos instantes para que piensen en sus palabras, hasta que finalmente vuelve a tomar la palabra para expresar sus últimos pensamientos.

-Se avecinan tiempos de guerra y los mandalorianos dejarán de ser lo que eran. Llegará el día en el que alguien deberá de mostrarles lo que significa ser un verdadero mandaloriano. La unidad Zillo es la más indicada para ello, piénsalo bien Tyria Zaine, pues verás que tengo razón. Por otro lado, las elecciones que habéis tomado en el pasado os han alejado el uno del otro, pero tal vez ahora, Hasslam Tar y tú podáis encontrar la paz que ambos añoráis en vuestro interior. La mentira del embarazo tenía como única finalidad, entregar a Hasslam Tar esperanza, hacerle ver que existe algo más que conspiraciones y luchas en la galaxia. Deseaba que él mismo decidiese permanecer aquí. Pues pese a tratar de enseñarle todo cuanto sé, el dolor y el sufrimiento que habita en su corazón es demasiado intenso como para liberarlo del todo del lado oscuro de la fuerza. Ahora mandalorianos la elección es vuestra, podéis acompañarme a un viaje sin retorno o podéis permanecer aquí y utilizar los recursos que os ofrezco para preparar las defensas contra los Sith, pues antes o después llegarán. Mi misión es tan solo retrasarlos el máximo tiempo posible, para ofreceros el tiempo necesario para encontrar la forma de detenerlos para siempre.

-El poder corrompe Tyria Zaine y el poder absoluto corrompe absolutamente. Por ello los maestros de gremio deberán de ser vigilados y ese será tu deber. Vigilarás al maestro de gremio al que servirás y evitarás que pueda utilizar todo este poder para fines oscuros. Si el poder de la organización cae en malas manos...imagina lo que podría llegar a suceder.
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Re: [Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Tyria Zaine » Dom, 22 Feb 2015, 23:52

De nuevo y sin perder la compostura, Tyria continuó escuchando lo que el Chiss le exponía, entendiendo un poco más cómo funcionaba la mente de aquel hombre.

-No censuro a Casius por hacer algo así... En realidad, de todo aquello que ha llevado a cabo el antiguo líder del clan Dret, entrenar a usuarios de la fuerza para convertirlos en guerreros mandalorianos es de lo menos descabellado que ha hecho. Desconocía que Mandalore había llegado tan lejos como para infiltrar soldados en el templo jedi, aunque si había un sith detrás de sus acciones, me olía que la aparición de adeptos de la fuerza no tardaría en llegar. Supongo que prefieres no desenmascarar a los intrusos para evitar que sospechen de tu plan a largo plazo, aunque puede ser algo arriesgado permitir usuarios del lado oscuro en el templo Jedi teniendo en cuenta que existen estudiantes jóvenes, volubles y fácilmente impresionables que pueden dejarse engatusar. – Dedujo algo pensativa antes de continuar - Mi pregunta sobre Trickster y sobre mí, estaba enfocada de otra forma. Kelan aquí presente te puede confirmar cuan devotos éramos a Casius en aquellos días. Si él en persona nos hubiera contactado explicando cualquier mentira para que volviéramos al redil a entrenar a sus creaciones, lo hubiéramos hecho sin dudar, especialmente al saber que el resto de la unidad aun seguía con vida… Aunque supongo que eso ya no importa demasiado, puesto que nuestros pasados son solo eso. – Afirmó feliz al saber que por fin había podido pasar página y se sentía en paz consigo misma.

Cuando Keldan asintió ante su contraoferta con respecto a Aislen, su semblante se relajó, aunque no sin antes enarcar una ceja frente a las lecciones tan obvias que le exponía sobre confidencialidad. A veces pensaba que ese hombre estaba demasiado acostumbrado a tratar con gente no muy espabilada, y esa era la razón por la que siempre parecía que estaba hablando con niños pequeños. Le hubiera dicho que no se preocupara puesto que ella le pasaría la información a Anissa Essil para que lo publicara en las noticias de las dos de la tarde, si no tuviera la certeza absoluta de que no captaría el sarcasmo, ni pillaría su sentido del humor. En cualquier caso, estaba casi convencida de cuál sería la respuesta de Aislen y las condiciones que pondría para aceptar la oferta del ex Jedi, por lo que no tenía muchas dudas de cuál sería el desenlace de todo aquello.

No obstante, sus divertidos pensamientos fueron desapareciendo paulatinamente para centrarse en la importante revelación que el Chiss le estaba confiando. Tras terminar de escuchar sus explicaciones, comprendió por fin a qué se refería el bueno del doctor con “un acto de fe” cuando le dijo que si decidía unirse a su causa, ya no habría marcha atrás. Lo extraño de todo esto es que, que ella supiera, los mandalorianos nunca habían oído hablar de una organización como esa. Quizá alguno de los Mandalore tuvieran algo escrito en sus archivos, pero le extrañaría bastante que no lo hubieran compartido con su pueblo para evitar posibles ataques... a no ser que hubiera formado parte de Genoharadan de alguna manera, cosa que le parecía bastante improbable.

Una vez que el Chiss concluyo con las explicaciones, la hermosa Zeltron se cruzó de brazos volviendo a adquirir aquel aire desenfadado que quizá la hacía parecer algo burlona y escéptica ante quien no fuera un buen observador para darse cuenta de su juego. – ¿Así que quieres que me convierta en niñera? ¿Y quién quieres que sea esa pobre alma desafortunada que tenga la desgracia de aguantarme? – Preguntó guiñando un ojo con picardía - En cuanto a lo que es justo o no, déjanos a nosotros decidir esos temas, puesto que me imagino que mi reencuentro con unos hombres que piensan que les traicioné, no será nada agradable. Hablando de Hasslam… bueno, digamos que tampoco creo que tenga muchas ganas de verme después de nuestro último encuentro. Eso sin olvidar que, aunque aun desconozco la razón, tu agente Luna me amenazó con entregarme a la unidad Zillo miembro a miembro si se me ocurría mostrarle de alguna manera que estaba viva… ¿ves? Tengo una innegable habilidad para hacer amigos. – Afirmó con humor a pesar de lo tentadoras que resultaban las ofertas que le proponía. A decir verdad una parte de Tyria deseaba aceptar aquella propuesta sin mirar hacia atrás y encontrar la felicidad que había estado desenado desde hacía ya tanto tiempo, pero había demasiados factores que sopesar antes de dar una respuesta concreta… y sus hombres merecían poder opinar en algo de tal magnitud, antes de que ella tomara la decisión final.

– Bueno, ¿Y mis hermanos Zillo? ¿Forman parte de tu organización o tenemos que ir a rescatarles a alguna parte?
Avatar de Usuario
Tyria Zaine
Antiguo
 
Mensajes: 278
Registrado: Vie, 01 Feb 2013, 23:09

Re: [Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Kildan » Jue, 26 Feb 2015, 16:09

Trickster y Keldan permanecen en silencio, al menos por el momento. Ambos tienen mucho que decir, pero prefieren que Tyria lleve el peso de la conversación y cuando sus dudas hayan sido aclaradas, entonces tomarán su turno para las preguntas.

-Eres impulsiva Tyria Zaine y tiendes a escuchar tan solo lo que deseas. Los caballeros mandalorianos no son seguidores del lado oscuro de la fuerza, son Jedis que han abrazado la filosofía y el estilo de vida de tu pueblo. Por ahora se mueven dentro de la orden Jedi buscando y captando a nuevos miembros. Pero en especial, aguardan a que llegue el momento de alzarse contra la república, pues creen y no sin motivo, que está dominada por la corrupción. En lo referente a vuestro pasado, es cierto que Casius Dret podría haber utilizado la mentira para volver a atraeros a sus filas. Pero se me ocurren dos opciones por las que no fue así. La primera es que el cerebro droide que lo manejaba prefirió eliminaros, ya que un contacto demasiado prolongado con él podría haberos hecho sospechar sobre su forma de actuar. La segunda, es que la voluntad de Casius Dret lograse imponerse en cierto modo y ordenase eliminaros. De esa forma os empujó a luchar contra él para finalmente, liberarlo de su prisión y liberar a su vez a su clan. Tomar la suposición que más os plazca, pues no tengo una respuesta definida para tal pregunta.

El Chiss vuelve a guardar silencio evaluando a Tyria. La curiosidad que la mujer siente es una debilidad que puede ser fácilmente explotada por sus enemigos. De haber aceptado directamente permanecer en la organización no tendría problemas en decírselo, pero aún existe la posibilidad de que Tyria desee unirse a sus hermanos de clan y partir en la lucha contra los Sith.

-La información que solicitas tan solo te será entregada a ti y únicamente si decides permanecer en la organización. Los cuatro líderes de gremio que he seleccionado deben mantener su anonimato para poder ser realmente eficientes. En lo relacionado con Hasslam Tar, hacer lo que os plazca, yo solo os ofrezco la oportunidad, la senda que elijáis será vuestra decisión. Por último Tyria Zaine, tus quejas y lloros me hacen replantearme si realmente eres la adecuada para el puesto que te ofrezco. Si existe una amenaza, debe de ser neutralizada. Luna a cumplido a la perfección con lo que esperaba de ella, tú debes aprender de esta lección. Vas a estar en una posición de poder que te permitirá decidir sobre el destino de millones. Si permites que alguien te doblegue, perderás todo tu poder. Con tus palabras y actos, has demostrado que Luna se a alzado sobre ti. Debes de ser implacable Tyria Zaine y no permitir que nadie obtenga ventaja sobre ti.

Unas coordenadas aparecen en el holoproyector ante la última pregunta de Tyria Zaine. Se trata de un lugar situado en el borde exterior de la galaxia. Una zona un tanto peligrosa para viajar y que por tanto, está fuera de las rutas de hiperespacio.

-Allí podrás encontrar a los miembros de la unidad Zillo. Llevan aislados desde la muerte de Casius Dret. Desconozco el estado en el que se encontrarán, ni tan siquiera si todos siguen con vida. La información de su localización es reciente y no he enviado a nadie para explorar la zona. Deduje que eso sería más de vuestro agrado.
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Re: [Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Tyria Zaine » Dom, 01 Mar 2015, 18:35

Nada más escuchar la respuesta del Chiss, la mandaloriana enarcó una ceja confundida. ¿Qué estaba pasando aquí? ¿En serio aquel hombre era tan pagado de sí mismo que no se estaba dando cuenta de que precisamente la acusaba de los mismos defectos que él mismo cometía? Por supuesto que era normal que dedujera que adeptos a la fuerza enviados por el Mandalore para infiltrarse en el templo fueran usuarios del lado oscuro. Principalmente por dos razones: La primera, Mandalore estaba apoyando a un Sith, y la segunda y más importante, hasta hace no mucho tiempo, ella no tenía ni idea de los tejemanejes de aquellos que jugueteaban en su tiempo libre con truquitos de la fuerza, y hace relativamente poco que había empezado a distinguir las diferencias entre ellos. Era muy curioso que aquel bastardo engreído se dedicara durante toda la reunión a insultarla por su falta de visión, cuando había tenido tantos años para perfilar un plan que estaba introduciéndoles con calzador en cuestión de minutos. Eso sin contar con el pequeño detalle de que había mencionado al principio de la reunión que deseaba aliarse con ellos como iguales, cuando lo único que veía ella era un persistente intento de humillarla, que rozaba el límite de la tolerancia de cualquier mandaloriano que hubiera estado en su lugar. Una de dos, o estaba tratando de poner a prueba su paciencia, midiendo sus reacciones para ver hasta dónde podía aguantar, o realmente tenia una falta de respeto total hacia sus aliados que rallaba la estupidez, o la inteligencia social de una zapatilla de andar por casa. Esperaba que fuera lo primero, puesto que en caso contrario hubiera sido mucho mejor que le dejara a otros la tarea de mantener las reuniones diplomáticas, al menos a la hora de tratar con guerreros honorables como era su pueblo, si no quería quedarse sin esa baza para el inminente futuro que tenía por delante.

Finalmente, su anfitrión volvió a insultarla de forma gratuita mencionando a Luna en el proceso, minutos antes de revelarle la ubicación de sus hermanos Zillo. En ese momento, la joven Zeltron no pudo contenerse y dejó escapar una risa sincera ante lo surealista que le parecía todo. Tras unos segundos tratando de ordenar sus ideas, la dama de piel granate le replicó con una sonrisa de oreja a oreja – Antes de instruir a nadie aplicando ofensas gratuitas, sería mejor que bajaras de tu pedestal y miraras dentro de tu propio ombligo. Mis quejas y lloriqueos como los has llamado, no eran otra cosa que una pregunta sutil pero bastante obvia, para saber tu opinión sobre si el decirle al Twi’lek que estoy viva, no podría volverle aún más inestable, teniendo en cuenta que tú conoces el lado oscuro mejor que yo y ya que su aprendiz hizo hincapié en este hecho. Aunque como parece que también tiendes a escuchar tan solo lo que deseas, la próxima vez te haré preguntas directas y concisas, para que no tengas que sudar a la hora de comprender lo que se te dice. - Tyria suponía que sus palabras, o bien no le sentarían nada bien o, lo más probable, le resbalaran igual que a ella sus insultos. En cualquier caso, le daba exactamente igual, puesto que ya había conseguido lo que había venido a buscar.

Normal que según el chiss Luna se había alzado sobre ella. La humana había cumplido a la perfección lo que el ex Jedi esperaba de ella como buen perro faldero, mostrando todos los ases que él mismo le había puesto en bandeja y caminando sobre terreno conocido. Lo más gracioso era que, pese a todo, la Zeltron no había obedecido ni una sola de las imposiciones de la asesina hasta la fecha, y aun así, había obtenido las coordenadas de la unidad Zillo sin necesidad de imponerse o de aparentar ser implacable, tal y como estaba sugiriendo aquel maestro de la diplomacia personificado. A decir verdad, Luna no le provocaba más interés que el que pudiera darle la mascota fiel de alguien influyente, aunque ni siquiera le merecía la pena comentar esto a su interlocutor, por lo que se limitó a puntualizar otro hecho que le parecía más relevante.

-¿Sabes qué? Si a estas alturas te estás replanteando si soy la más adecuada para el puesto que me ofreces, creo que el problema es tuyo, puesto que has tenido el suficiente tiempo para elegir sabiamente. Claro que, también puedes escoger a alguien más… ¿Cómo decirlo? ¿Moldeable? No sé, alguien que no cuestione tus opiniones o que obedezca al pie de la letra tus deseos… ¡Ah no, espera! Que eso es precisamente lo que deseabas evitar que haga cualquier mano derecha de tus cuatro elegidos… ¡Vaya! que contrariedad, ¿No es eso una dicotomía en si misma? Aunque bueno, quizá puedas aprender de esta lección. – Bromeó la mujer divertida, emitiendo su epigrama con soltura mientras citaba las propias palabras que él le había regalado hace unos segundos.

No obstante, llegado a este punto, su semblante se tornó algo más serio antes de concluir – Ahora bien, también puedes dejar de comportarte como un engreído prepotente que se cree superior al resto del universo, para que todos podamos enfocar nuestros esfuerzos en el enemigo común que tenemos delante. Cuando entramos a tu morada pensamos que lo hacíamos como tus iguales y que pondríamos en común puntos de vista y planearíamos ideas conjuntamente sobre cómo abordar el problema, no que nos tratarías como tus esbirros para que asintiéramos a tus palabras y obedeciéramos tus órdenes. Antes me has dicho que si permito que alguien me doblegue perderé mi poder, y que no debo permitir que nadie obtenga ventaja sobre mí ¿Esas palabras también te incluyen, o tú estás exento de este axioma?

Realmente esperaba que todo aquello fuera una maniobra para ponerla a prueba y ver hasta donde era capaz de dejarse pisotear por cada palabra que escupía, o cuánto tiempo tenía que pasar hasta que perdiera el temple. Porque si no, no entendía esta jugada por más vueltas que le diera. No solo la había insultado en repetidas ocasiones, sino que había afirmado que estaba subestimando al líder del clan Dret al darle la opción de decidir, en lugar de manipularle como a un peón más. Cualquier mandaloriano se le habría echado al cuello por semejante afrenta, aunque Tyria, al haber decidido abandonar su clan y su vida anterior en post de la misión, intentó ser receptiva, mantener la compostura y no dejarse llevar por la ira. Era curioso, algo le decía que aquel hombre era muy dado a aleccionar a diestro y siniestro enarbolando juicios de valor, sin aceptar luego consejos de nadie. Tras esta conversación, Tyria estaba dispuesta a mirar con retrospección y asimilar la información y las lecciones a modo de insulto que le había regalado, para evitar cometer los errores que le atribuía en el futuro. Incluso estaba dispuesta a analizarse tanto a ella misma como a la situación para sacar algo constructivo de todo esto, pero ¿Sería el Chiss capaz de hacer lo mismo?
Avatar de Usuario
Tyria Zaine
Antiguo
 
Mensajes: 278
Registrado: Vie, 01 Feb 2013, 23:09

Re: [Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Kildan » Jue, 05 Mar 2015, 21:52

La paciencia de Kilan llega a su fin y hastiado ya por el trato al que les somete el Chiss, se pone en pie dominado por la ira. Al hacerlo, golpea con ambas manos el escritorio y se inclina finalmente para mostrar un dedo acusador al Chiss.

-Estoy cansado de escuchar tu palabrería barata y más aún de aguantar que nos trates como a idiotas. Te crees mejor que nadie y solo eres un egocéntrico bocazas al que con gusto patearía el culo. Por mi puedes quedarte con la organización de la que tantos presumes, en verdad no eres nada. ¿Combatir a un Sith? ¿Tú? ¡Ja! Estoy seguro de que cualquiera de nosotros podría contigo, incluso con una mano atada a la espalda. Creo que solo quieres usar a mis hermanos para tus fines y una vez lo consigas, los abandonarás como haces con aquellos que te sirven. Voy a tomar esa información que asegura que mis hermanos de la unidad Zillo siguen con vida, como les haya pasado algo o sea mentira...destrozaré tu maldita organización y finalmente, te mataré.

Los ojos del zabrak brillan llenos de furia, pero pese a sus amenazas, el Chiss continúa manteniendo aquel semblante imperturbable. Simplemente se vuelve hacia Kel a la espera de escuchar sus palabras, pues es el último que falta por hablar.

-Siéntate y cálmate Kilan, no permitas que las palabras nublen tu juicio. Aprende a analizar tu entorno, aprende a ver más allá de lo evidente. Nuestro anfitrión nos está provocando de forma premeditada, en especial a Tyria Zaine. Nos mide, nos evalúa y todo para un fin. ¿Me equivoco?

El Zabrak no parece muy convencido con las palabras de Kel, pero por el respeto que siente hacia él, toma asiento y guarda silencio. Keldan en cambio se mantiene en silencio durante largo tiempo, finalmente y por primera vez desde que Tyria le conoce, el Chiss abandona ese semblante tan frío y distante. Incluso casi parece que sus ojos muestran una ligera sonrisa.

-A diferencia de vosotros, yo no tuve elección. Adentrarse en el mundo del espionaje es tremendamente complicado y difícil. El menor fallo puede resultar fatal, mucho más de lo que podéis llegar a imaginaros. Olvidaros de relacionaros con meros aspirantes a señores del crimen. Aquí comenzaréis a relacionados con las figuras más poderosas y peligrosas de la galaxia. Muchos serán terriblemente arrogantes y si os enfrentáis directamente a ellos como acabáis de hacer aquí, todo terminará en un baño de sangre. En el mundo en el que vais a comenzar a vivir, si finalmente acabáis por uniros a la organización, requiere que invirtáis gran parte de vuestro tiempo en la planificación. Lanzar amenazas o desenfundar armas en medio de una reunión, tan solo hará que nadie más desee hacer tratos con vosotros. Pero existen otros medios de presión para demostrar vuestra fuerza. Tan solo debéis estudiar a vuestro oponente y golpearlo donde más le duela. La paciencia será vuestro mayor aliado de aquí en adelante.

-Todos y cada uno de vosotros dispone de habilidades y conocimientos que os convierten en figuras excepcionales. Kilan, en tu caso posees una habilidad impresionante para infiltrarte en cualquier sistema, por no mencionar que eres capaz de establecer una gran red de contactos con muy pocos recursos. Me gustaría poder ver de qué serías capaz con los recursos de los que disponemos. Kel posee una habilidad marcial que lo transforman en uno de los hombres más letales de la galaxia. Además dispone de una gran capacidad de análisis, que unido a su paciencia, lo hacen aún más letal. En cuanto a ti Tyria Zaine, eres inteligente con una gran capacidad de improvisación. Además logras despertar la lealtad entre los tuyos, lo cual es un rasgo claro de que eres una líder nata. A su vez todos disponéis de ciertos defectos, que estoy seguro que sabéis bien cuales son. Pero juntos hacéis que vuestras debilidades desaparezcan y vuestras virtudes se potencien.

Keldan se muestra mucho más relajado y ya no adopta ese tono neutro y distante, si no el de alguien que a aprendido por las malas cómo funciona el mundo del espionaje.

-Debo admitir que pese a todo el poder que la organización controla, no hemos sido capaces de localizar al lord Sith que manipuló a Mandalore. En un primer momento regresó al imperio Sith, pero en los últimos meses hemos detectado una figura que se mueve en las sombras y que con gran eficacia, está estableciendo una red de espionaje tremendamente eficaz. Los Sith son implacables y tremendamente crueles, tratarán de despertar en vosotros el odio y la ira. Si permitís que lo hagan, obtendrán ventaja de ello. Por ello en cierto modo me he comportado de una forma tan sumamente odiosa. A su vez, había otro motivo.
-El Chiss suspira profundamente antes de seguir. -Si vuestros enemigos creen que sois capaces de cualquier cosa para lograr la victoria, que nada ni nadie os importa, no obtendrán ventaja sobre vosotros. Mostrar a la galaxia que vuestros agentes son tan solo peones, que por mucho que vayan a por ellos no os debilitarán. De esa forma impedís que figuras importantes en vuestros planes se conviertan en objetivos prioritarios. Por último, deberéis de aprender a delegar y confiar en vuestros hombres. No importa quienes sean los que partan a la misión, si mantenéis vuestras mentes sumidas en el miedo a perderlos, no lograréis conseguir nada. Reconozco que mis métodos no son los más apropiados, pero estoy seguro de que una vez os crucéis con alguna petulante figura, sus palabras y actos no tendrán efecto en vosotros. Después de todo, ya habéis estado ante la figura más arrogante y despreciable de la galaxia.

-Respecto a tu pregunta Tyria, lo que deseo es que seáis capaces de pensar varios movimientos por encima de vuestros oponentes. Pero sobretodo que mantengáis siempre la cabeza fría. Eres impulsiva en ocasiones y eso puede suponer un final peor que la muerte. Esta era la prueba final para evaluar vuestra personalidad. Tus aliados no me preocupan Tyria Zaine, pues ellos seguirán tu voluntad. Por ello te he presionado desde el primer instante, por ello he mantenido información importante oculta. Debías de desarrollar por completo tus capacidades, aún te queda un largo camino que recorrer. Pero el maestro de gremio para quién trabajarás es el más idóneo para ti. Necesitará de tu capacidad táctica y aprenderá de ti. Pero a su vez, aprenderás el verdadero arte del espionaje. Mi labor dentro de la organización ha llegado a su fin. Ahora depende todo de vosotros. Ahora si lo deseas, mientras tus hermanos preparan la nave y fijan las coordenadas de mando, puedo presentarte al maestro de gremio.

Sabe que sus palabras no les convencerá del todo, pero al menos espera que les de algo en lo que pensar. Como guerreros mandalorianos son impulsivos, se dejan dominar por sus emociones y el honor supone una desventaja para el oscuro mundo del espionaje. Espera que al menos aprendan cautela y se vuelvan mucho más astutos de lo que ya son.
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Re: [Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Tyria Zaine » Mié, 11 Mar 2015, 18:52

Una sonrisa cubrió el rostro de la mandaloriana tras escuchar como su hermano de batalla enseñaba los dientes. A decir verdad era gratificante verle en acción, puesto que ya empezaba a creer que el Zabrak estaba guardando silencio durante demasiado tiempo. Hay cosas que nunca cambiarían, y el espíritu indómito de su informático favorito, era una de ellas.

Por el contrario, Kelan se mostró calmado y reflexivo como era de esperar, analizando la situación y llegando, quizá bastante antes que ella, a las misma conclusiones que Tyria había intuido: El Chiss no solo les estaba poniendo a prueba, sino que se había dedicado a observar detenidamente cada una de sus acciones para hacerse una idea exacta de las reacciones de las personas en las que estaba depositando su confianza. Lo que aún no llegaba a comprender era por qué la había escogido a ella, puesto que, a sus ojos, su alma se rompió en mil pedazos cuando perdió a sus hombres hace unos años, y aun faltaba mucho tiempo para que volviera a ser la mujer alegre y calmada que había sido en un pasado. Cierto era que en estos años se había convertido en alguien extremadamente decidido e imparable en cuanto a convicciones se refería, pero aun tenía mucho que aprender en el campo de dejarse llevar por sus emociones.

No obstante, decidió dejar a un lado esos pensamientos para escuchar de nuevo a su anfitrión, el cual había cambiado sutilmente sus facciones tras oír las opiniones de los tres ex mandalorianos. Una vez hubo acabado, Tyria se permitió un suspiro y una sonrisa sincera. Le hubiera gustado conocer a ese hombre en otras circunstancias para poder analizarle más a fondo, pero el tiempo no era algo que estuviera en su favor.

- Señor Kresk-Elda-Nurou, tienes una forma bastante poco ortodoxa de seducir a una dama – bromeó bastante más relajada suponiendo que su comentario desconcertaría al Chiss, o al menos le sacaría una sonrisa - Intuyo que su respuesta quiere decir que hemos pasado la prueba a pesar de todos nuestros "defectillos". Aunque no estoy de acuerdo en que mis aliados seguirán mi voluntad. Ninguno de ellos me debe lealtad, por lo cual son libres de actuar y pensar por sí mismos, y más ahora que hemos abandonado las filas mandalorianas para salvar a nuestros hermanos y, posiblemente, a toda la maldita galaxia. Por lo que si Kilan desea patearte el culo, no seré yo quien se lo impida. – Continuó encogiéndose de hombros y manteniendo el buen humor con el que había comenzado a hablar. - Tampoco estoy de acuerdo contigo en que seas la figura más arrogante y despreciable que haya visto hasta ahora. Tú al menos no violas y esclavizas niñas. – Afirmó recordando aquel día en que tuvo que rescatar a Alysha de manos de uno de los enemigos de Zeven Krieg.

-No obstante tienes razón en muchas cosas, puesto que a pesar de que nuestros lazos fraternales son uno de los pilares de nuestra fuerza, bien es cierto que pueden ser utilizados por el enemigo… Tendré en cuenta todo esto y trataré de trabajar en mantener mi cabeza bien fría, aunque, a pesar de que no voy a ponerme a discutir tus razones, pienso que quizá tendrías que haber buscado alguien menos impulsivo que yo para este puesto. – Respondió mientras se ponía en pie para seguirle.

Asintiendo una sola vez hacia Kel y Kilan, para indicarles con ello que estaba conforme con que comenzaran los preparativos en la nave y fijaran las coordenadas de mando si así lo deseaban, Tyria Zaine se dispuso a seguir al ex Jedi para poder conocer a uno de los cuatro futuros líderes de aquella organización tan poderosa.
Avatar de Usuario
Tyria Zaine
Antiguo
 
Mensajes: 278
Registrado: Vie, 01 Feb 2013, 23:09

Re: [Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Kildan » Vie, 20 Mar 2015, 01:30

La idea de patear el trasero al hombrecillo de piel azul, le sigue pareciendo de lo más agradable a Kilan. Aunque por respeto a los presentes, toma siento y permanece en silencio, aunque sin aflojar en ningún momento la férrea mirada que dedica al Chiss. Tan solo se dedica a asentir cuando Tyria le indica que está dispuesta a conocer al misterioso nuevo jefe. De verdad espera que la información sea buena, en caso contrario no se detendrá la próxima vez que se cruce con Keldan.

Kel por su parte, se mantiene en silencio con aquella pose meditabunda. Muchas cosas pasan por su cabeza, pero una de ellas, es algo que quizás no agrade demasiado a Tyria. Pues una vez libere a sus hermanos, cree que lo mejor es seguir a Aislen a la batalla contra los sith, en caso de que decida aceptar la oferta de Keldan.

Poniéndose en pie, el Chiss avanza hacia la salida acompañado de Tyria. En aquella ocasión, sí va armado, pues porta el sable de luz colgado del cinturón. Aunque la empuñadura no es algo habitual, ya que es ligeramente curvada.

-Durante demasiado tiempo he dirigido solo la organización. Cierto es que he tenido varios consejeros, pero al final toda la responsabilidad de la toma de decisiones recaía en mí. Ahora serán cuatro los que lideren la organización, en esencia todos ellos comparten los mismos ideales, pero sus experiencias son muy diferentes. Lo cual al trabajar en equipo, los enriquecerá notablemente y les permitirá afrontar un problema desde varios ángulos diferentes. Todos ellos poseen una amplia experiencia en el mundo de la política, las tramas, el espionaje y la manipulación. Pero los mandos tácticos, vais a ofrecerles unos conocimientos y unas experiencias que se les escapan. De esa forma, juntos, podréis lograr lo que a mí me resultó imposible. En pocas palabras, has sido elegida por poseer cualidades similares al maestro de gremio con quién vas a trabajar, pero a la vez, ser tan sumamente diferente a ella.

Tras cruzar la sala de terminales, en la cual todos continúan sumergidos en sus quehaceres, ambos se dirigen a una sala cercana. Tras llamar a la puerta, Keldan aguarda unos instantes hasta que por fin la puerta se abre. El interior de la sala está decorado de forma modesta. Aunque lo que más destaca es el pequeño caos que parece reinar en la sala. El lugar dispone de tres terminales con sus respectivas pantallas, aunque en aquel momento, tan solo hay dos activados. Casi dos decenas de datapads se extienden por doquier, incluso tirados en el suelo.

Sentada frente a uno de los terminales y moviendo los dedos hábilmente sobre el teclado, se encuentra una mujer que durante los últimos meses ha sido especialmente esquiva para Tyria Zaine. Todo intento por llegar hasta ella se han visto siempre terriblemente frustrados. Aunque ahora empieza a comprender el motivo por el que le resultó imposible alcanzar a uno de los rostros más conocidos de la galaxia.

-Tyria Zaine, te presento a Anisa Essil.

Al escuchar su nombre, la hermosa presentadora se vuelve y les dedica una encantadora sonrisa, después se concentra en masticar la galletita salada que se lleva a la boca para finalmente, ponerse en pie y acercarse hasta ellos.

-Señorita Zaine es un placer conocerla por fin. Me han hablado muy bien de usted. Según tengo entendido es una de las guerreras más mortíferas de la galaxia. Esperemos que no debamos de hacer uso de sus habilidades, si no tan solo de sus conocimientos. Aunque parece ser que nuestro apreciado amigo Keldan, nos ha posicionado en una situación un tanto...complicada.
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Re: [Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Tyria Zaine » Dom, 22 Mar 2015, 22:15

La mandaloriana contempló como Kilan volvía a su sitio, aun en una mezcla entre tensión y disputa sobre lo que sentía y sobre lo que debía hacer. A decir verdad no le culpaba para nada, puesto que aquel hombre se había ganado con creces la falta de simpatía de los presentes y, en cierto modo, se alegró de que el Zabrak no la hubiera acompañado cuando se conocieron por primera vez hacía más de un año, puesto que quizá no habría detenido su mano en esta ocasión.

Las expresiones de Kelan, sin embargo, cada vez se asemejaban más a las que un día fueron, a pesar de que su actitud seguía siendo la misma ante cualquiera que no le conociera bien. No supo cómo explicarlo, pero quizá se tratase de ese brillo en sus ojos mientras asimilaba en silencio todo lo hablado en la sala, o quizá fuera que su lenguaje corporal había dejado de parecerle el de un frío depredador a punto de saltar sobre su presa, para dar paso a un hombre deseoso de dejar a un lado las ansias de venganza que ocuparon sus pensamientos durante tanto tiempo, para ahora centrarse en alcanzar el propósito de su existencia. En cualquier caso, la hermosa mujer se permitió el lujo de sonreír, mientras seguía al ex Jedi por los corredores.

-No te había visto portando el sable de luz antes. Espero que la razón de ello no sea que pienses que podemos ser atacados en tu casa… Por otro lado, nunca había contemplado un diseño tan original
- Comenzó a decir más animada, alabando la belleza de su arma, antes de realizar su verdadera pregunta – Dirigir una organización de este calibre en soledad tiene sus pros y sus contras, tal y como has puntualizado, aunque si todo lo que hemos oído es correcto, no se te ha dado nada mal después de todo. Quizá entregar el poder a cuatro líderes diferentes pueda llegar a generar disputas, dependiendo de la ambición de las personas escogidas y, aunque estoy segura de que has seleccionado a tus sucesores sabiamente, éstos no vivirán para siempre y, a su vez, deberán elegir sucesores que tomen su lugar cuando llegue el momento. Realmente espero que el pasado no se repita y que la corrupción no convierta esta interesante idea en un peligro para la galaxia pero… ¿Cuánto poder tendrán los segundos al mando a la hora de tomar decisiones, o en el caso en el que los líderes se desvíen de la noble causa que representan? Y ¿Existe algún tipo de contingencia si estos también sucumben ante la ambición?

Una vez cruzaron la sala de terminales que sería poco más o menos el paraíso soñado de Tickster, y de esperar a que les concedieran permiso para entrar, llegaron por fin a una habitación que, desde el primer momento, le gustó a Tyria, precisamente por el caos que reinaba en aquel lugar. Y allí, sentada frente a dos monitores, justo en medio del desorden, se encontraba la mujer que había estado buscando durante tanto tiempo sin obtener demasiado éxito.

Mientras le devolvía la sonrisa y miraba divertida como terminaba de comer su galletita, la parte de redwing que aun había en ella, se deleitó con la situación. A decir verdad, algo en su interior le había sugerido con anterioridad que Anisa Essil sería una de las posibilidades más factibles, aunque el hecho de tener la confirmación delante de sus narices, fue agradable y revitalizante a partes iguales. Al fin y al cabo aquello significaba que su instinto aun funcionaba correctamente después de todo.

-Señorita Essil, el placer es todo mío. Es usted una persona muy escurridiza, aunque es normal que mi búsqueda haya sido infructuosa, puesto que realmente las cámaras no le hacen justicia – Afirmó devolviéndole la sonrisa y estrechándole la mano – Si. El señor Kresk-Elda-Nurou es un experto en situaciones complicadas, aunque estoy segura de que podremos apañárnoslas bastante bien sin necesidad de poner en práctica mis “mortíferas” habilidades. – Bromeó, deseando saber más sobre la mujer que tenía ante ella.
Avatar de Usuario
Tyria Zaine
Antiguo
 
Mensajes: 278
Registrado: Vie, 01 Feb 2013, 23:09

Re: [Capítulo 2] Cara a Cara (Tyria)

Notapor Kildan » Sab, 28 Mar 2015, 20:18

Casi le resulta divertido escuchar las palabras de Tyria en lo referente al posible motivo por el que porta el sable de luz. Después de todo, los mandalorianos rara vez están sin varias armas encima. Incluso resulta complicado poder verlos sin sus armaduras.

-Mis viajes son constantes en estos momentos, debo de realizar demasiados preparativos y eso me obliga en ocasiones, a adentrarme en territorios peligrosos. De hecho en breves deberé de partir de nuevo. Por otro lado, la localización de esta base de operaciones es secreta, pero eso no significa que no pueda ser atacada. Ningún secreto perdura para siempre, al igual que ningún plan batalla sobrevive a la propia batalla. No conviertas nunca una localización en algo indispensable para ti, ni a ningún agente en una figura de valor incalculable, pues si sufres el amargo sabor de la pérdida, te será complicado volver a alzarte.

Ante las siguientes palabras de Tyria, Keldan evalúa su respuesta antes de tomar la palabra.

-En un primer momento pensé en desmantelar la organización, pero no tardé en descubrir, que está continuaría existiendo. Quizás no tan sumamente poderosa, pero sí con gran parte de sus recursos y agentes. Nuestra organización no solo debe de proteger a la galaxia de los peligros que acechan ahí fuera, si no también de los que puedan surgir de su interior. Los actos de la organización han sido en ocasiones, terribles. Aunque sin ellos, la galaxia tal y como la conocemos no existiría. ¿El fin justifica los medios? Es justamente cuando te planteas esa pregunta, cuando comienzas a cambiar y es justo en esos momentos, cuando podemos sucumbir ante la ambición y el poder.

-Imagina que matando a diez criminales, puedes salvar a miles. ¿Lo harías? ¿Eliminarías a diez criminales por salvar la vida de cientos? ¿Una vida por salvar otra? ¿Donde está el equilibrio? El peso de la responsabilidad de decisión es demasiado elevado para una sola persona. Por ello decidí instaurar de nuevo el mando de los cuatro maestros de gremio.

Keldan se detiene para entregar unas últimas palabras a Tyria antes de adentrarse en la sala de Anisa. La Zeltron desea una respuesta, pero está seguro que la que va a escuchar no es precisamente la que ella desea.

-El poder total y absoluto de la organización recae en los cuatro maestros de gremio. Cada uno de ellos dispone de lugartenientes que les sirven con lealtad, aunque algunos han aceptado mi consejo y han tomado a quienes les he indicado que podrían resultarles de ayuda. El poder que llegues a ostentar dependerá de vuestra relación. Piensa en él como una figura al mando al igual que lo fue Casius Dret. Tendrás autonomía para realizar tus operaciones, pero el mando recaerá sobre la figura del maestro del gremio. Pero al igual que sucedía con el clan Dret, tú no serás la única lugarteniente. De hecho dispone de al menos dos extremadamente competentes y que llevan caminando por el mundo del espionaje durante mucho, mucho tiempo. Debes comprender Tyria Zaine, que poco importa el poder que yo desee otorgarte. Si el maestro del gremio desea apartarte o darte un poder menor, no podré evitarlo, puesto que yo no me encontraré aquí. Deberás estrechar lazos con el maestro del gremio y aprender a colaborar como uno solo. Tal y como lograste con la unidad Zillo. En lo referente al plan de contingencia...¿No has pensado que podrías serlo tu?

Con una breve sombra de una sonrisa en los labios, Keldan cruza la puerta para presentarla a la señorita Essil. La hermosa periodista irradia una poderosa personalidad y una gran carisma, pero a su vez la envuelve un aire de humildad que de algún modo, invita a Tyria a que se relaje. Por ello no la toma por sorpresa cuando la toma del brazo y la invita a acompañarla hasta un sofá donde poder hablar con mayor comodidad. Casi se podría decir que son dos viejas amigas que acaban de reunirse tras años sin verse y desean ponerse al día. Keldan por su parte se despide de ellas con la promesa de volver a verlas en un futuro cercano.

-Me han contado algunas cosillas sobre ti, de hecho dispongo de un expediente bastante completo sobre tu persona. Pero ufff me gusta más conocer a las personas directamente y no hacerme una idea equivocada sobre ellas, mediante las impresiones de otras personas.

Una vez sentadas, la ofrece aquellas galletitas saladas que tanto parecen gustarla, así como un vino de sabor suave y dulce.

-Voy a contarte algo sobre mí, en primer lugar me gusta la sinceridad, de hecho me encanta. Prefiero que me cuentes la verdad por brutal que sea, a que me dediques palabras adornadas con mentiras. Si vamos a trabajar juntas, deberá de existir un vínculo de confianza. Normalmente no me gusta permitir que nadie ajeno a mi círculo de confianza se acerque a mí. Pero Keldan cree en ti y yo creo en él, así que aquí estamos. Dispongo también de dos hombres de confianza que llevan muchos años trabajando conmigo y que pronto te presentaré. Me gustaría que aprendieseis a colaborar juntos. Pues mucho me temo que vamos a necesitar nuestro mejor esfuerzo para mantener todo esto en pie. Siempre que lo necesites estaré ahí para escuchar tus ideas o planes, pero te pido por favor, que delante del resto de los miembros de la organización no me lleves jamás la contraria. Eso debilitaría nuestra posición. Aunque esta sección de la organización la vaya a dirigir junto a vosotros tres, las discrepancias deberán de ser llevabas en la privacidad. Ahora, me gustaría saber el motivo por el que estás realmente aquí. ¿Qué esperas encontrar aquí?
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Siguiente

Volver a Star Wars

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

comunidad uruguaya de rol