[Prólogo] Santuario (Raynan)

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana...

[Prólogo] Santuario (Raynan)

Notapor Kildan » Mar, 25 Mar 2014, 03:03

Imagen

Situada en órbita sobre el quinto planeta del sistema Myrkr, la estación minera conocida como Sanctum, es uno de esos lugares en la galaxia, donde uno puede sentir que es capaz de desconectar por completo, de los problemas de la galaxia. Es difícil precisar el número exacto de habitantes, ya que las cifras fluctúan de forma constantes. Muchos llegan buscando un hogar, mientras que otros, quizás cansados o hastiados de la vidas monótonas de la estación, deciden partir en busca de aventuras. Aún así, se sabe que son varios millares los que han hecho de la estación, su hogar permanente. De alguna forma casi milagrosa, los cinco dirigentes de la estación minera, han logrado que la diversidad de especies y culturas, no sea un impedimento para el exponencial crecimiento de Sanctum, sino que más bien todo lo contrario, que cada habitante aporte su pequeño granito de arena para hacer de Sanctum, un verdadero hogar para todos.

En teoría, la estación minera pertenece a varios accionistas que viven en lejanos planetas. Normalmente se limitan a recoger los beneficios que la estación les otorga y no se preocupan demasiado por nada más. Pero hace poco menos de un año, tras la muerte de Garm (Uno de los cinco miembros del consejo) los accionistas enviaron a una supervisora. La hermosa pero implacable mujer, fue uno de los rivales más duros a los que jamás se enfrentó Raynan Frek. Durante casi dos días y dos noches se vio obligado a trabajar estrechamente con la supervisora...muy muy estrechamente. De hecho, durante aquellos dos días apenas salieron de la habitación. Pero el esfuerzo invertido y los arañazos en la espalda sufridos, obtuvieron su recompensa y no solo logró que los accionistas alejasen las narices de la estación, sino que además, debido a la supuesta baja calidad de los minerales encontrados, logró reducir los beneficios que debían entregar en un 12%.

Sanctum...Sanctum....remanso de paz para algunos y nido de emociones para otros. No existen demasiadas leyes en la estación, pero las fuerzas de seguridad no dudan en desplegar todo su potencial si alguien las incumple. Por suerte, las leyes están pensadas para ser una mera directriz de comportamiento que básicamente, todos sus habitantes han tomado como propias. Por tanto, pese a que los robos a pequeña escala son algo habitual, no hay mayores problemas. Los asesinatos son extremadamente raros y los actos de violencia, no pasan de peleas en cantinas. Así que se puede decir que la vida es tranquila en Sanctum, pero para aquellos que deseen vivir emociones más fuertes, les basta con acudir al hangar 5 (Hangar que oficialmente no existe. Antaño fue una zona destinada al almacenamiento de minerales, pero fue modificada y transformada para convertirse en un puerto oscuro) El lugar está repleto de cantinas, cansinos y otros negocios dedicados al ocio. El hangar 5 es un lugar destinado a contrabandistas, ladrones de naves, mercenarios, pilotos autónomos y demás viajeros espaciales que desean pasar desapercibidos. El hangar 5 les proporciona un lugar clandestino donde poder descansar y repostar las naves, sin temor a que la justicia pueda caer sobre ellos. Por ello, pese a que en ocasiones existe cierta tensión entre diversas bandas, todas respetan las leyes de Sanctum, pues incumplirlas supondría el negarles el acceso a la estación en futuras ocasiones.

Es curioso como suceden los acontecimientos, un hombre que rehuía de las responsabilidades, ha terminado convirtiéndose, en uno de los pilares fundamentales sobre el que se alza el propio corazón de Sanctum. Si él desapareciese, seguramente todo acabaría desmoronándose antes o después. Tal vez por eso mismo, los habitantes le tratan siempre con amabilidad y ofreciéndole más invitaciones de copas, de las que realmente puede beber, lo cual es decir mucho. El respeto de los hombres, la admiración de los niños, el deseo de las mujeres...todo aquello es algo con lo que se enfrenta día a día. Aunque como siempre sucede, algunos le miran con recelo y envidia, pues ansiarían estar en su posición de poder. Por suerte se trata de una minoría que no destaca precisamente por su astucia.

Agua, agua del color del carbón y extrañamente densa se concentra en el fondo del pozo. Aunque lo peor de todo es el putrefacto hedor que desprende, un hedor que se pega al cuerpo y que resulta extremadamente difícil de quitarse de encima. El sistema de depuración de agua no ha parado de fallar en las últimas dos semanas, siempre han logrado repararlo, pero la falta de piezas apropiadas, hace que las reparaciones sean solo temporales. Por suerte, un viejo contacto llegará en un par de días, con el material que necesitan para dejar aquella sección como nueva.

Raynan se encuentra supervisando las reparaciones de su equipo, no es un trabajo agradable, pero dada la situación precaria en la que se encuentra la maquinaria de esa sección, ha decidido supervisar las reparaciones en persona. Algo de lo que sin duda se alegra, pues de no haber estado presente, el más joven de los mecánicos habría cometido un error, que bien podría haber alargado las reparaciones varias horas.

Desde su posición, puede ver las oscuras aguas que se arremolinan varios metros más abajo y a su vez, controlar el trabajo de sus tres hombres en la sala de máquinas. Llevan casi una hora allí metidos, pero todo indica que por fin, la cosa quedará solucionada en pocos minutos y que de nuevo esa sección de la estación, contará con agua limpia.

Imagen

-¡Joder! Vaya pestazo, si llego a saber que esta zona olía así, habría enviado a uno de mis hombres. ¡Grr! Supongo que no todo es glamour eh Ray. Y yo que pensaba que habías bajado aquí abajo para traerte a alguna preciosa bailarina. Aunque cuanto más me acercaba, más te imaginaba con una gamorreana con todo este hedor. ¡Grr! Me alegra saber que no has bajado el listón.

La voz, fuerte, poderosa y grave de Darius resuena por toda la estancia. Tras inclinarse para no golpearse la cabeza, le enorme y musculada figura del Cathar, se adentra en la sala de máquinas. De aspecto amenazador y fiero, Darius cumple a la perfección su papel como mano derecha de Wenda. En apariencia es una figura peligrosa dispuesto a partir a quién sea por la mitad. Pero para aquellos que le conocen en realidad, se trata de un hombre más tranquilo y pacífico de lo que uno podría suponer. Simplemente es un profesional en el trabajo, un trabajo para el que ser temido, es toda una ventaja. Así que tan solo se limita a alimentar los rumores que corren sobre él y su fiereza. Aunque pese a su naturaleza irónica y tranquila, cuando la situación lo requiere, es capaz de convertirse en una fiera implacable. Es y con diferencia, uno de los mejores luchadores de toda el Sanctum.

El Cathar y Raynan se conocen desde hace mucho tiempo y tienen una buena relación. Ambos tienen interés en que todo funcione bien en el Sanctum, por lo que han trabajado juntos en decenas de ocasiones. Sobre todo, cuando sucede algo y Raynan desea que Wenda no se involucre en ello. Digamos que Darius es la sensatez de las fuerzas de seguridad y un buen amigo con el que bromear o tomar un trago. Las disputas de ingenio o los comentarios sarcásticos son habituales, aunque por desgracia, en raras ocasiones el Cathar logra vencer. Lo más habitual es que tras emitir un sonoro gruñido, de por finalizado el duelo de puñaladas y se vaya con el orgullo herido a otra parte. No es más que un juego entre ellos, pero en ocasiones, para aquellos que no les conoce, puede parecer que realmente están enfrentados.

-Iba a pedirte a uno de tus chicos prestado, pero viendo como apesta esta situación, quizás quieras apuntarte tú. Puedes considerarme el príncipe encantador, que acude a tú rescate, pero nada de besos, que te conozco. Veras, mis chicos han detectado una nave a la deriva. Apenas tiene energía y el soporte vital está bajo mínimos, de hecho no saben si aún funciona. Necesitamos que una vez nos acoplemos a la nave, alguien nos la abra. Normalmente mis chicos lo harían, pero la nave está dañada y puede que esté despresurizada. Nosotros sabemos volar puertas, pero no creo que sea lo mejor. Además, quizás encuentres algo que puedas usar, eso sí, tendremos que darnos prisa antes de que algún otro se nos adelante. ¿Qué me dices? ¿Te apuntas? Sino siempre puedes dejarme a esa monada que tienes trabajando en el taller, ya sabes, la zabrak que se pasa el día gritando y maldiciendo. Me encanta hacerla rabiar ¡Grr!
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Re: [Prólogo] Santuario (Raynan)

Notapor Raynan Frek » Mié, 26 Mar 2014, 17:50

Oculto:
OUT: Gran introducción! Refleja mucho lo que hemos hablado. Ahora espero estar yo a la altura. Voy a probar un estilo diferente a la hora de llevar a Raynan siguiendo lo que te escribí, asi que espero que no quede mal.


El día había empezado mal...

Estaba durmiendo la mona del día anterior cuando la suave voz de Cindy en aquel tono de "es una alarma pero no es alarmante" le despertó si o si. Al parecer no hacían más que llamarle en el comunicador. Miré el calendario, miré el reloj, hice una cuenta rápida en mi cabeza y llegué a una rápida conclusión: No me lo digas, mi amigo el pozo ha vuelto a fallar...

Cindy asintió y me pasó el comunicador. Menos mal que sólo era audio.

Ruby ¿eres tú? -el pobre Rub, uno de los rodianos al que consideraba mi "mano derecha" en el equipo de mantenimiento de la estación tenía que aguantarme muchas veces de aquel humor. Ante su afirmación añadí: Esta vez ha durado 9 horas más que la reparación anterior. Dile a los chicos que me juntaré con vosotros. Nos vemos en la sección 4C en... uffff.... 15 minutos... no sé... dame algo de tregua, caray, tengo banthas paseándose por mi cabeza...

Al levantarme, Cindy me ayudó a llegar a la ducha -no era la primera vez- accionando el agua fría. Por suerte en mi "templo" personal había un doble filtro, un pequeño depósito auxiliar y un reciclador. Al salir de la ducha tenía el mono de trabajo preparado, unas galletas energéticas y una taza de té Nei humeante. ¡Por todos los tornillos! Si no fuera porque crearía algo de confusión en la pobre Cindy le daría un gran beso en la boca de agradecimiento... pero no sé... no me parece apropiado... aparte que eso generaría... pues eso, mucha confusión... seguro. Es impresionante lo bien que predice mis necesidades... bueno, no nos extralimitemos, tampoco es que yo tenga unas necesidades muy complejas después de una noche de fiesta ¿no?

El olor del agua terminó por despertarme. ¿Por qué demonios se terminaban por estropear los filtros? Había probado con un cambio en las aleaciones, un diseño más eficiente, un sistema redundante... pero nada, sólo conseguía alargar la avería... Había muchas causas, desde el sabotaje decidido hasta la falta de un material de primera calidad. Esto último acabaría por descartarse si traían las malditas piezas que habían prometido...

Por si ya fuera bastante odioso estar metido en aquel cubo de basura con agua, Dex, el nuevo técnico twi'lek casi la caga... suerte que estaba en el lugar adecuado. Le eché una buena bronca porque había estado a punto de llenarnos de agua negra hasta el cuello... pero al final me ablandé pensando en que su madre seguro que era una buena chica... Ay, mujeres twi'leks ¿cómo vivir sin ellas?

-----------


Estamos casi acabando cuando oigo a Darius venir a cachondearse de mi un rato.
-¡Joder! Vaya pestazo, si llego a saber que esta zona olía así, habría enviado a uno de mis hombres. ¡Grr! Supongo que no todo es glamour eh Ray. Y yo que pensaba que habías bajado aquí abajo para traerte a alguna preciosa bailarina. Aunque cuanto más me acercaba, más te imaginaba con una gamorreana con todo este hedor. ¡Grr! Me alegra saber que no has bajado el listón.


Niego de forma tetral: Darius... me decepcionas... -digo de forma seria, para luego volver a examinar una de las piezas que hemos cambiado con mi ojo derecho- Os estoy preparando una fiesta de guerra de chicas con barro para todos y tú vienes con esas cosas feas de que me gustan las gamorreanas ¿te parece bonito? Ya verás, acabamos con el olor, montamos unos cuantos rings y en el centro una buena barra bien surtida de bebidas espirituosas ¿qué te parece?

Me giro para mirarle y le sonrió. Darius es un buen tipo, me cae bien, pero espero que no venga a fastidiar más el día o a decirme que Wenda quiere verme. La lista de excusas para quedarme con ella a solas se me empiezan a acabar.

Entonces me cuenta lo del pecio... Y es como si la luz iluminara aquel asqueroso pozo. Tengo que refrenarme para no irme corriendo de ahí. ¡Una nave a la deriva! ¡Por las tuercas de mi cama! ¿Cuánto tiempo hace que no salgo por ahí en una pequeña aventura? Demasiado...

Soy capaz de controlarme: Mira Darius, sabes que te aprecio, pero enviarte a Mioshi no es una buena idea. Tiene gustos muy raros. Creéme acabarías muy avergonzado y luego vendrías a mi a pedirme explicaciones y, ¡caray! Yo sólo soy su jefe ¿no? -elevó los hombros y pongo cara de inocencia fingida.

Me dirijo un momento al rodiano en tono amable: Ruby, campeón, ven aquí. -una vez el rodiano se hubo acercado añado: Creo que seréis capaces de cambiar este último filtro como los anteriores ¿no? La modificación que hemos introducido no es muy complicada y calculo que nos dará unas 8 o 10 horas más de margen... lo que significa que dentro de 3 días volveremos a tener el mismo problema... Pero no te preocupes, haber si para entonces la providencia quiere que tengamos lo que he pedido. Confío en ti y en el equipo y sé que lo haréis bien. Cuando acabéis, os laváis y os pasais por el tugurio de Lerona para tomaros una de mi cuenta, ¿ok? -bajó la voz y susurró: Eso si, no pierdas el ojo a Dex ¿eh? -Lanzó una mirada con el ceño fruncido al novato y puso una cara de enfado demasiado "teatral".

Se puso al lado de Darius para que le acompañara en dirección a la salida del pozo: Bueno, la verdad es que me interesa mucho lo que me has propuesto. ¿Sabes el tipo de nave que es? -abro un poco el mono de trabajo y me doy cuenta de que apesta- Buagh... mmm quizá sea un buen momento para ir a ver a tu jefa ¿crees que las devaronianas tienen buen olfato? -uso un tono maléfico- No sé, podría darme una breve ducha para quitarme el olor y coger mis cosas... lo que me recuerda... ¿hay sitio para alguien más? Lo digo porque hace tiempo que no llevo a Cindy a una cosa de estas y en esos ambientes podría ser muy util... -elevo los hombros como si no estuviera muy seguro de llevar a mi asistente.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
"Si, soy culpable preciosa:
Culpable de ser un genio, un vividor, un derrochador, un fisgón y un aventurero... pero tengo hasta mi lado responsable y más de un rincón interesante. ¿Quieres conocerme mejor?"
Avatar de Usuario
Raynan Frek
Ancillae
 
Mensajes: 106
Registrado: Lun, 24 Mar 2014, 15:19

Re: [Prólogo] Santuario (Raynan)

Notapor Kildan » Sab, 29 Mar 2014, 14:54

Darius se atusa la barba a la vez que entrecierra los ojos con aire pensativo. Su imaginación vuela recreando la idea de los rings, el barro, las bebidas y las mujeres. Tal es su agrado que una ligera sonrisa se dibuja en su rostro, desvelando un gran y afilado colmillo.

-Grrr...creo que te has equivocado de profesión Ray. Deberías olvidarte de la mecánica y demás cachivaches para dedicarte al mundo del espectáculo. Podrías empezar con una cantina pequeña, pero con ideas como esas, en poco tiempo los créditos te saldrían por las orejas y quizás, podrías crear un nuevo imperio galáctico. Ya lo estoy imaginando, toda una cadena de cantinas dedicadas a ofrecer los mejores espectáculos. ¡Las gladiadoras de Frek! Donde tan solo las más voluptuosas y salvajes mujeres son aceptadas, para ofrecer las mejores batallas de la galaxia. ¡Grrrr! se me eriza el pelaje tan solo con imaginármelo.

El Cathar se encuentra demasiado esclavizado por su imaginación, como para escuchar demasiado sobre Mioshi. Es una joven más o menos atractiva, pero lo que realmente le gusta a Darius es provocarla. Es increíble lo rápido que esa mujer puede estallar en ira. Además le resulta divertido escucharla despotricar, posee el vocabulario de insultos más amplio que Darius jamás haya conocido. Pero claro, por mucho que disfrute de esos momentos con Mioshi, no puede compararse para nada, a una cantina llena de preciosas mujeres combatiendo en el barro.

-¿Si, jefe? -Ruby se acerca mientras se limpia la grasa de las manos con un trapo viejo. El rodiano lleva toda su vida en el Sanctum y tal vez por ello, es uno de los más interesados en que todo vaya bien. Siendo apenas un niño, se puso bajo las órdenes de Garm. Todo lo que hoy sabe lo aprendió del antiguo consejero. Posee una gran intuición para descubrir que es lo que falla en la maquinaria y conocimientos muy amplios para llevar acabo las reparaciones pertinentes. Aún así, carece de la genialidad de Raynan y los conocimientos expertos que este posee. -No te preocupes, el mayor problema era calibrar de nuevo la maquinaria para adaptarla a los nuevos niveles de energía, pero ya te has encargado tú de eso, por lo que ahora nos queda la parte sencilla del trabajo. Además por Dex no te preocupes, tengo algo importante para él. -Alzando la voz y haciendo un gesto con la cabeza trata de llamar la atención del Twi´lek. -¡Novato! Tengo una tarea de vital importancia, estate atento, pues no pienso repetirlo. Quiero que salgas de aquí, avances por el corredor 3B, al llegar al segundo ascensor, sube al nivel de la cubierta A-01. Una vez allí, quiero que vayas al emporio de Durn. ¿Hasta ahora todo claro? -El Twi´lek asiente con gesto serio. -Muy bien novato, una vez allí quiero que le digas al viejo Durn, que necesitamos con urgencia las fuentes de energía, él ya sabe cuales son, así que no te preocupes. Ahora venga, corre antes de que me arrepienta de enviarte a ti a por algo tan vital. -El Twi´lek vuelve a asentir y sale corriendo de la sala como alma que lleva el diablo. -Si anda rápido nos traerá el almuerzo justo cuando terminemos las reparaciones, si nos hace esperar, va a pasarse las próximas horas sacando brillo al fondo del pozo. Así que date vida Nomann, me apetece darle una lección al novato.

El Duro que forma parte del equipo de reparaciones, alza el pulgar a modo de que le ha escuchado, pero vuelve de nuevo a su trabajo. Es uno de los trabajadores más efectivos que Raynan tiene a su cargo. No es muy hablador ni el alma de una fiesta, pero se puede contar con él para realizar cualquier trabajo. Nunca se queja por las condiciones de trabajo o las horas que deba invertir para finalizar uno, es todo un profesional como hay pocos.

Tras despedirse del jefe, el rodiano regresa a su trabajo y se sumerge por completo en él. Darius, más que agradecido por salir por fin de aquel pozo, acompaña al jefe de ingenieros.

-Creo que la jefa te arrancaría el traje, te arrojaría a la bañera y se encargaría ella misma de limpiarte...con su propia lengua. No es bueno rechazarla, normalmente está de un humor de perros, pero cuando pasa tiempo sin...bueno, ya sabes, su carácter no mejora precisamente. Deberías de buscarle un "amigo" así todos estaríamos más felices. -Tras tomar un pequeño holoproyector y activarlo, se lo muestra a Raynan. Girando lentamente para poder observarla desde todos los ángulos, la imagen de una Ghtroc 720 aparece. -Esta es la nave, es un transporte grande, quizás con suerte tenga algo de mercancía que podamos aprovechar. Sino, quizás para piezas pueda servirte, aunque si no está muy dañada, quizás hasta puedas repararla. Quién sabe...

Imagen

El Cathar pulsa uno de los botones del turboascensor que han tomado, poco después se detiene y abre sus puertas. Tras salir, Darius se vuelve para dedicarle unas últimas palabras a Raynan.

-Enviaré un par de cazas para que sobrevuelen la zona y eviten que alguien se nos adelante. Tendré la nave lista en el hangar de siempre, puedes traerte a tu amiga si quieres. Date esa ducha, pero hazlo rápido, si tardamos demasiado quizás alguna alimaña se nos adelante.

Sin más pérdida de tiempo, se aleja y el turboascensor, continúa su trayecto hasta el nivel donde reside el jefe de ingenieros. Nada más entrar en el apartamento, Cindy le está esperando. La fiel ayudante de Raynan se ha tomado las molestias de preparar el equipo habitual de su jefe. Todo está perfectamente ordenado y colocado para que Raynan pueda verificar que está todo lo que necesita.

-Hola cariño, supuse que vendrías a por tus juguetes. Darius vino a buscarte aquí y me informó de la aparición de la misteriosa nave. Imaginé que se trataba de una pieza demasiado jugosa como para dejarla escapar. Me he tomado la libertad de preparar tú...uniforme de expedición, junto con las herramientas habituales, así como aquellas que según mis conocimientos, podrían ser de utilidad en esta operación. He regulado también la temperatura de la ducha, está exactamente tal y como te gusta. ¿Quieres que te prepare algo de comer para el camino?
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Re: [Prólogo] Santuario (Raynan)

Notapor Raynan Frek » Lun, 31 Mar 2014, 15:30

Darius escribió:-Creo que la jefa te arrancaría el traje, te arrojaría a la bañera y se encargaría ella misma de limpiarte...con su propia lengua. No es bueno rechazarla, normalmente está de un humor de perros, pero cuando pasa tiempo sin...bueno, ya sabes, su carácter no mejora precisamente. Deberías de buscarle un "amigo" así todos estaríamos más felices


Me rió con sinceridad al imaginarme la escena de Wenda arrancándome la ropa... pero es en parte una risa nerviosa. La devaroniana me pone los pelos de punta. Tengo un amigo aqui delante que a lo mejor estaría dispuesto ¿no? -palmeo el hombro del fuerte cathar- Vaya, no, no... es cierto, hay que tener ética profesional. No estaría bien que te enrrollaras con tu jefa... Aunque seguro que te da tantos escalofríos como a mi. Pero es que no se me ocurre nadie más que pueda dar el tipo. Cualquier otro que pueda llamar "amigo" dejaría de serlo... seguro. -vuelvo a reir con ganas.

Cuando veo el Ghtroc 720 me permito unos segundos para estudiarlo y luego silbo de admiración: ¡Vaya pedazo de chatarra! Sin duda huele bastante bien. Me daré esa ducha rápido... aunque compréndelo ¿y si hubiera un montón de chicas ahí dentro? Aunque fuera hibernadas o dormidas. No puedo presentarme ahí dentro con olor a cloaca. -sonrío de forma pícara- Me daré prisa tranquilo. Y respecto a mi amiga... no te aseguro que venga. Todo depende de ella... -elevo los hombros.

-------------------------------------------------


Al llegar a mi "templo" y descubro que Cindy ha colocado el Frek-Alfa 4, las armas y el equipo colocado y ordenado casi lloro de emoción. Siento un orgullo parecido al de un padre mezclado con el de un amigo por la preciosa chica pelirroja que tengo delante. Como esta mañana tengo que refrenarme por no dejarme llevar por la emoción y la testosterona... "No Ray, con Cindy no, no la fastidies" -me digo en mi cabeza mientras voy quitándome el mono de trabajo.

Preciosa eres la mejor y no me cansaré de decírtelo... manda esta ropa al reciclado. Esta casi peor que la de hace unos días, asi que ni te manches las manos con él. -digo mientras me meto en la ducha. Sin dejar de quitarme el olor añado a gritos: OYE CINDY... ¿TE GUSTARÍA ACOMPAÑARME? SE TRATA DE UNA PROSPECCIÓN EN UNA NAVE A LA DERIVA... Y NO SÉ... HE PENSADO QUE PODRÍA GUSTARTE... Y A MI ME ENCANTA QUE ME ACOMPAÑES EN ESTE TIPO DE COSAS... PERO CONSTE QUE ES UNA OFERTA NO UNA PETICIÓN. TÚ TIENES LA ÚLTIMA PALABRA EN ESTO. -dejo un momento para que la chica se lo piense y termino de aclararme. Cuando salgo, olfateo mis axilas y mis manos... he usado mi gel extra-fuerte y se nota, aunque necesitaré una segunda ducha más tarde. Empiezo a ponerme el mono todo lo rápido que puedo mientras busco a Cindy por mi "templo" con la mirada: ¿Preciosa? - la llamo suavemente puesto que aún no he oído su respuesta.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
"Si, soy culpable preciosa:
Culpable de ser un genio, un vividor, un derrochador, un fisgón y un aventurero... pero tengo hasta mi lado responsable y más de un rincón interesante. ¿Quieres conocerme mejor?"
Avatar de Usuario
Raynan Frek
Ancillae
 
Mensajes: 106
Registrado: Lun, 24 Mar 2014, 15:19

Re: [Prólogo] Santuario (Raynan)

Notapor Kildan » Jue, 03 Abr 2014, 21:03

El mono blindado se ajusta a la perfección a su atlética figura. Diseñarlo fue sencillo, pero conseguir las fibras sintéticas para desarrollarlo, le costó cobrarse unos cuantos favores. Después de todo, lograr que un blindaje otorgue movilidad y protección no es algo sencillo. Aún así ha sido más que amortizado, la galaxia es un lugar peligroso y las expediciones a las que tanto es fan, suelen tender a acabar de una forma...peligrosa.

Casi ha terminado de vestir y recoger su equipo cuando Cindy regresa a la habitación. El vestido de corte elegante que portaba ha sido sustituido por su propio mono blindado. Su larga melena cobriza, ha sido recogida en una coleta para evitar que los mechones más rebeldes, caigan sobre los hermosos rasgos de su angelical rostro.

-Necesito ayuda, la cremallera se ha atascado, si eres tan amable cariño...

Con la elegancia de una pantera, acorta las distancias hasta quedar justo frente a Raynan. Sus brillantes ojos del color de las esmeraldas, le contemplan durante unos instantes para segundos después volverse. El mono blindado abierto, muestra la suave piel de su espalda desnuda. Es difícil precisar si realmente Cindy es incapaz de subirse la cremallera de la espalda o si por el contrario, simplemente analiza las reacciones de Raynan para continuar su aprendizaje. Sea como sea, una vez ambos están preparados, se dirigen hacia el hangar.

La tripulación de "La pequeña Nebulosa" está formada por Darius y cinco de sus hombres. Cuatro de ellos son matones, tipos duros que sirven con total devoción al Cathar. El quinto y último, es un viejo conocido de Raynan. Se trata de un Duro llamado Baliss que llegó a Sanctum hace tres o cuatro años, en otra vida fue un contrabandista, pero ahora se dedica a diversas tareas para el consejo. Es alguien de carácter animado cuya afición es coleccionar toda clase de chistes verdes, da igual que sean tremendamente malos y sin gracia, él siempre rompe a reír. Ambos comparten afición por las bailarinas Twi´lek, por lo que en muchas ocasiones, se han encontrado en alguno de los antros de la ciudad.

La nave ha sido modificada para albergar una pequeña armería y varias herramientas para hacer más fácil el abordaje a una nave. En teoría para socorrer a naves en peligro, aunque según cuentan, no sería la primera vez que las fuerzas de la Devaroniana asaltan una nave.

-Veo que te has apuntado a la excursión encanto. Dime, ¿Aún aguantas a Raynan? Si te tiene secuestrada solo tienes que parpadear dos veces.

Darius les aguarda en la entrada de la nave y suelta aquellas palabras mientras Cindy pasa al interior. La mujer se detiene y le dedica solo una pizca de atención antes de continuar.

-Soy alguien de necesidades únicas y caras, necesidades que solo Raynan puede satisfacer. A su vez, yo realizo trabajos para él de carácter único. Es una excelente relación para ambos.

El Cathar agita las manos mientras niega con la cabeza.

-Uouhh...demasiada información, más de la que necesitaba. En fin, será mejor que os pongáis cómodos, saldremos de inmediato, no tardaremos más que unos pocos minutos, así que el viaje será rápido.

El trayecto no les lleva más que unos quince minutos. Baliss les avisa para que se reúnan con él en la cabina y tras un amistoso saludo y dar un buen repaso con la mirada a Cindy, les señala la nave que flota a escasos metros de ellos. Dos cazas sobrevuelan la zona y uno de ellos no tarda en ponerse en contacto con la nave.

-Jefe, no detectamos apenas energía en la nave, ni señales de vida. Por lo que hemos visto, el muelle de carga oeste está abierto. Así que si ese compartimento no está sellado, es probable que toda la nave esté despresurizada.

Los pilotos muestran un aire de lo más despreocupado, al no detectar ninguna otra nave, parecen estar disfrutando de un vuelo tranquilo y sin problemas. Solo esperan que la cosa continúe así.

-Muy bien Raynan, he descargado los planos de ese tipo de naves. Podemos tratar de acceder por la escotilla que está cerca de la cabina o ponernos un traje de vacío y entrar por la zona de carga. ¿Qué opinas?

Imagen
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Re: [Prólogo] Santuario (Raynan)

Notapor Raynan Frek » Mar, 08 Abr 2014, 16:14

Termino de ajustar el Frek Alfa-4... la verdad es que debería comercializarlo... o al menos una versión más... "al uso". Nah, sale mejor personalizarlo, los clientes siempre pagan más por las personalizaciones.

Entonces aparece Cindy con el que yo le hice. Silbo de admiración. Si a mi me queda como a un guante a Cindy... puf... ¡he de reconocer que soy un maldito genio!

Cindy escribió:Necesito ayuda, la cremallera se ha atascado, si eres tan amable cariño...


La cara de idiota que se me debe quedar por un momento es para enmarcar. ¿Qué Cindy necesita ayuda? ¡Pero si podría dedicarse a ser contorsionista y lanzadora de cuchillos al mismo tiempo! Antes de que pueda hacer nada ahí está... mirandome con sus maravillosos ojos verdes... y sólo puedo asentir como un bobo y sonreir: Claro preciosa... cómo no. Se da la vuelta y puedo ver esa piel perfecta. El trabajo Ray, piensa en el trabajo, ¡se hace tarde! Empiezo a subir la cremallera y me imagino esa misma piel con un tono purpúreo y unos preciosos lekkus en la cabeza en vez de la melena pelirroja de Cindy... Uf! Menos mal que no tiene ese aspecto... es lo único que nos salva... Ya está preciosa. Listo y ajustado. -le doy unas palmadas cariñosas en las caderas- Tenemos que apresurarnos o saldrán sin nosotros de excursión. Estoy tentado de hacer algún comentario sobre lo que acaba de suceder pero... no sé, a lo mejor nuestra relación está evolucionando de alguna manera o... Cindy está experimentando cosas... y eso es bueno. Lo hablaremos cuando haya más tiempo. Ahora tenemos que largarnos.

Pillamos el equipo y nos encaminamos al hangar a toda velocidad... casi voy trotando mientras Cindy me sigue como una sombra. Es bueno saber que tienes las espaldas cubiertas.

Al llegar a "la Pequeña Nebulosa", sonrío al ver el "elenco de personalidades" que nos esperan... Baliss, Darius y sus chicos. Esto puede ser divertido. Voy a saludar y entonces el cathar se dirige a Cindy.... y ella responde. No puedo evitar hincharme como un pavo y agrandar mi sonrisa mientras le guiño un ojo a Darius. Tienes mucho que aprender querido amigo... -le digo- Baliss, muchachos, un placer participar con vosotros en esta aventura. Por nuestra parte estamos listos...

El trayecto no es muy largo. Me dedico a comprobar y recomprobar las herramientas. La experiencia me ha enseñado a que en este tipo de trabajos la previsión es tan importante como la improvisación. Por lo menos no tengo que oir alguno de los chistes de Baliss... y Cindy tampoco. Todavía no me encuentro cómodo hablando con ella de según qué cosas.

Al llegar a las coordenadas, observo con detenimiento la situación y el esquema que me muestra Darius. Silbo de nuevo de emoción: Vaya, vaya compañeros. Podría ser un premio grande, pero no nos adelantemos. Esta vieja señora igual tiene alguna sorpresa bajo las faldas... y la despresurización es lo de menos. Creo que si Baliss puede situarnos en la cabina, desde ahí empezaré a hacer algo de "magia" para saber a qué nos enfrentamos. Veamos, una vez estemos en posición, Cindy será la primera en entrar y comprobar que la cabina es habitable. Luego iré yo y vosotros después en el orden que queráis. Una vez compruebe en qué estado está la nave nos dividiremos para ver qué podemos encontrar ¿os parece bien?

Nadie parece estar en contra, después de todo mi fama como "experto" en este tipo de situaciones parece avalarme. A Baliss no le lleva mucho tiempo colocar la nave y acoplar las escotillas. Me dirijo con Cindy hacia la compuerta. Por suerte las escotillas de la nave tienen medidor de presión... eso es bueno porque la cabina parece habitable. Preciosa, ponte el casco por si acaso. Despliegue estándar en la cabina. Haz una comprobación rutinaria. Yo te sigo en cuanto me des luz verde.

Cindy asiente. Son muchos años haciendo este tipo de cosas como para que haya dudas entre los dos. Indico a los chicos que abran la escotilla. Cojo el sensor de calor... nada, el sensor de formas de vida... negativo, ni siquiera el escáner de señales acoplado al Datapad. Todo parece muerto. Eso está bien. Cindy se cuela en la nave como si fuera una sombra. En apenas un minuto me da luz verde por el comunicador multi-nodo.

Bien chicos, comienza la fiesta... -comento mientras entro en la cabina del transporte. Todo desierto y Cindy cubriendo la puerta que está cerrada. Los sistemas parecen fritos, asi que tendré que darle un poco de potencia al asunto. Me dirijo a la consola de navegación y acoplo una batería secundaria derivando el relé de potencia. No es capaz de encender todos los sistemas ni mucho menos, pero si es suficiente para saber lo que pasa. Escucho a Darius y sus chicos entrar. Algunos están un poco alterados y no les culpo. La adrenalina también recorre todo mi cuerpo.

Un zumbido característico y... vualá. Las luces empiezan a encenderse: Vamos a ver qué nos puedes contar milady... -no sé porque me gusta tratar a las máquinas como a chicas... culpable de ser extravagante, pero tengo que reconocer que estas chicas son mucho menos misteriosas para mi que una "dama de verdad". Empiezo a mirar las pantallas de diagnóstico: estado de motores, soporte vital, estructura, generador de escudos: ¡Retuercas! -exclamo- Esto es un maldito desastre. La pobre señora ha recibido toda una paliza. Es un milagro que aún esté entera... bueno, creo que puedo terminar de presurizar desde aqui la bahía de carga oeste... A ver... a ver... controles hidráulicos de compuertas... no... no... aqui estáis pequeños... -derivo energía a los controles y parece que empieza a funcionar.- En unos minutos la bahía estará presurizada...

Vamos a ver los generadores... igual puedo darles algo de vida. -noto el nerviosismo, pero tienen que ser pacientes. Derivo lo que queda de la bateria en el arranque auxiliar de los generadores. Desde luego al primer intento la nave retumba un momento y tiembla... pero nada. Segundo intento... parece que no se calientan lo suficiente.- Esta vieja señora es de gustos extraños... -reconfiguro el paso de la energía para concentrarme en un generador y de ahí al resto. No puedo estar perdiendo lo que me queda.- Vamos allá... -otro breve temblor, y más sistemas de la nave parecen encenderse- ¡Eso es! -con el primer generador arranco el resto. El zumbido de la energía por todos los sistemas llena el silencio nervioso que se había alojado en la escena- Bueno... parece que esto funcio... -un breve apagón hace que me calle, pero todo vuelve a encenderse.- Mmmmmm... parece que hay fluctuaciones... hay que investigarlo... Supongo que podemos ponernos a ver que ahi por aqui, aunque sugiero precaución. -miro a Darius, pues es su turno para dirigir a sus chicos. Mi prioridad es ir hacia la cola donde están los motores para ver si veo porqué fluctúa la energía.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
"Si, soy culpable preciosa:
Culpable de ser un genio, un vividor, un derrochador, un fisgón y un aventurero... pero tengo hasta mi lado responsable y más de un rincón interesante. ¿Quieres conocerme mejor?"
Avatar de Usuario
Raynan Frek
Ancillae
 
Mensajes: 106
Registrado: Lun, 24 Mar 2014, 15:19

Re: [Prólogo] Santuario (Raynan)

Notapor Kildan » Jue, 10 Abr 2014, 00:23

La oscuridad y el silencio, les otorga la sensación en un primer momento, de estar adentrándose en una tumba. El olor a ozono y una suave neblina en el ambiente, no hace más que reafirmar la suposición de que la nave ha sido atacada recientemente. Los primeros minutos son quizás los más tensos de todos. Dos hombres de Darius hacen guardia en el pasillo atentos por si queda alguien con vida. Todos parecen relajarse notablemente cuando la energía regresa a la nave y las diversas secciones comienzan a iluminarse.

Eso a su vez, le permite a Raynan concentrarse en lo que mejor sabe hacer. Lo primero que realmente llama su atención es el impresionante equipo que posee la nave. Los sistemas de comunicaciones, así como los sensores son tremendamente sofisticados. Apenas les puede dedicar por el momento más que un simple vistazo, pero algo le dice que está ante material militar. Uno que por cierto, hasta ahora nunca había visto. Aún está por determinar sus verdadero potencial, pero si su instinto no le falla (Cosa que rara vez sucede) está ante tecnología de última generación.

Tras comprobar el resto de sistemas, muchos de los cuales fallan, empieza a comprender que se encuentra ante una nave única en su género. El trabajo y los créditos invertidos en ella son prácticamente inimaginables. Cuesta incluso pensar, qué o quién ha podido atacar la nave para dejarla en semejante estado.

El acceso al ordenador de abordo, no le ayuda demasiado a descubrir el origen de la nave. Todos los datos han sido borrados, seguramente cuando la nave fue abordada alguien se tomó la molestia de liberar un virus que destruyese todos los archivos. Quizás con suerte y muchas horas de trabajo, pueda recuperar algo de información aunque no es seguro. La escasa información a la que logra acceder, no parece tener demasiado sentido. Según parece, la nave fue atacada e inmovilizada. Sus enemigos centraron sus ataques para dañar los motores principales y el hiperimpulsor. Después, por lo que se puede deducir, la nave fue abordada. Donde realmente llega el misterio y lo realmente extraño, es el comprobar que la nave, después de ser atacada, realizó un salto hiperespacial. Lo cual debería de ser total imposible, puesto que sus hiperimpulsores estaban totalmente dañados. Por otro lado, según los datos del ordenador, ese último salto es la causa de que la nave haya gastado prácticamente toda su energía. No hay diario de vuelo, seguramente lo borrasen también, el único salto registrado es ese. Por lo que puede deducir, la nave provenía de algún lugar del sistema Taris.

-Muy bien, nos dividiremos en tres equipos, Carl y Deros por la derecha. Toraj y Yutel por la izquierda. La chica y el consejero conmigo, yo iré en cabeza. Ojos abiertos, cabeza baja y culo prieto.

Desenfundando su blaster pesado, Darius avanza por el camino central. Marcas de desintegradores aparecen en ocasiones salpicando las paredes y suelos, así como manchas de sangre. Pero no logran encontrar ni un solo cadáver. Los planos conseguidos resultan ser bastante fiables, pero la nave dispone de algunas modificaciones propias. Las primeras y más vistosas, son encontradas en la bahía de carga. El lugar ha sido adaptado para alojar en cada una de ellas, a un pequeño caza de combate, así como el material necesario para su mantenimiento. Ambos se encuentran en la nave, pero uno de ellos se encuentra bastante dañado, casi inservible. A su vez, una de las bahías ha convertido una pequeña sección en un armero. Tirados por el suelo, hay una gran cantidad de herramientas dedicadas a la reparación y modificación de armas. Pese a que aún quedan algunas armas, el lugar parece haber sido saqueado. Pues apenas quedan un par de rifles, cinco blasters y algunas granadas.

El resto de la nave no posee tampoco nada de verdadero interés. Por los ropajes que encuentran en los camarotes, suponen que eran cinco o seis los que viajaban en la nave. No encuentran objetos personales, algo que indica Cindy ya que le resulta curioso. Al final todos tienen la sensación de que se encuentran en una nave militar o de algún grupo de mercenarios dedicados por completo a su trabajo.

-¿Qué te parece la nave? Con un poco de esa magia tuya quizás pueda ser útil. Al Sanctum no le vendría mal una nave como esta, parece robusta y tiene buenas armas. Si logramos recomponerla sería una buena adquisición, aunque deberíamos cambiar las placas de identificación y darle una mano de pintura, ya sabes, por si nos cruzamos con los viejos enemigos de la antigua tripulación.

Raynan siente que algo se le escapa. La nave está muy dañada, de eso no hay duda, pero aún no logra comprender que es lo que ha provocado el inmenso gasto de energía. Por no mencionar el extraño misterio del supuesto salto hiperespacial. Por ello revisa la nave una vez más hasta que finalmente, toma de nuevo el holoproyector con los planos de la nave. Algo no cuadra y no tarda en averiguar que es. El modelo básico cuenta con dos almacenes, mientras que aquella nave solo tiene uno. Haciendo gala de su increíble instinto recorre con las manos la pared donde debería de estar el almacén (número 19 del plano) hasta que finalmente, da con un pequeño interruptor. Al pulsarlo la pared se desliza en completo silencio desvelando una habitación secreta.

El interior ha sido totalmente modificado para albergar lo que supone es un segundo hiperimpulsor, es un modelo desconocido y según parece, es el causante del gran gasto de energía. Pero en vez de ir conectado a los motores primarios, este parece conectado a los motores de reserva. Pequeñas chispas saltan aquí y allá mientras el olor a quemado empieza a expandirse por la nave. El último salto parece haber quemado el hiperimpulsor destrozándolo por completo. Pero hay algo más que ha estado alimentándose de la energía de la nave, una especie de cámara de soporte vital, en cuyo interior se encuentra el cuerpo malherido de una mujer. La cámara prácticamente ha dejado de funcionar y la vida de la mujer corre grave peligro.

-¡Grrrr! Al final tenías razón, esa ducha era necesaria después de todo...parece que es cierto el rumor que dice, que las mujeres te caen del cielo.

Imagen

-Cariño, según las lecturas de la cámara de soporte vital, ha sufrido una gran cantidad de heridas. Tiene el cuerpo cubierto de contusiones y cortes de diversas gravedad. El más preocupante es el del abdomen. Acoplaré una batería de energía, pero esto tan solo prologará lo inevitable, necesita atención médica de forma urgente. ¿Deseas que la opere? Había material médico en la nave, puedo tratar de estabilizarla o trasladarla a la nave para llevarla a Sanctum. Pero debo insistir en indicar que su estado es tremendamente grave, le quedan minutos de vida.

La profunda mirada de Cindy se vuelve hacia Raynan aguardando su decisión. No tiene ni idea de quién puede ser la misteriosa mujer, pero ha deducido que si están allí y la han encontrado, lo más razonable es tratar de salvarla la vida.
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Re: [Prólogo] Santuario (Raynan)

Notapor Raynan Frek » Vie, 11 Abr 2014, 11:05

Mientras Darius empieza a dar órdenes a sus chicos compruebo que el salto venía de Taris... ¿No es ahí donde tenía a mis socios? La cosa se ponía interesante...

Sonrío y guiño un ojo cuando el cathar se asigna como compañero de grupo de expedición. Dejo que Darius y Cindy lleven la voz cantante con los blásters desenfundados. Yo sigo atento a mis cachivaches de vez en cuando mientras observo con la mayor atención lo que la nave nos revela.

No puedo evitar señalar algún detalle que otro como las quemaduras de bláster o los signos de lucha. Puede parecer hasta infantil, pero a él le gusta hacer partícipe a la gente de sus descubrimientos.

La bahía de carga modificada para el caza le deja bastante sorprendido y la verdad es que empieza a pensar mal de la dichosa "señora". Cindy no hace más que confirmar que esa nave parece estar hecha por y para la guerra... y no precísamente con intenciones claras... ¿Un transporte con un caza? ¿Acaso es una especie de nave de infiltración? ¿De qué facción? No huele nada bien.

Darius escribió:-¿Qué te parece la nave? Con un poco de esa magia tuya quizás pueda ser útil. Al Sanctum no le vendría mal una nave como esta, parece robusta y tiene buenas armas. Si logramos recomponerla sería una buena adquisición, aunque deberíamos cambiar las placas de identificación y darle una mano de pintura, ya sabes, por si nos cruzamos con los viejos enemigos de la antigua tripulación.


Niego con la cabeza. No me gusta Darius. La tecnología usada es bastante puntera y está claro que esta gente eran profesionales. Habría que hacer algo más que "darle una mano de pintura". Casi habría que desmontarla. El gasto que han hecho en esta "señora" es de varios cientos de miles de créditos... ¿Tú dejarías que una inversión como esta se fuera por el desagüe? Necesito saber más antes de poner Sanctum en peligro. -no había bromeado. A medida que se había metido en aquella sofisticada tumba su ánimo se había vuelto anormalmente serio para lo que era Raynan. Eso daría que pensar a sus dos compañeros.

Minutos más tarde, reviso el plano porque algo no me cuadra... Aqui debería haber otro almacén. -exclamo como si pensara en voz alta. Me acercó a la pared y utilizo mi ojo derecho como si fuera un antiguo relojero. Las perspectiva que me da mi sentido cibernético mejora claramente la perspectiva humana, asi que finalmente doy con el interruptor oculto.

Una señora llena de sorpresas... -añado sonriente.

Y entonces se desvela lo que sospechaba. Un maldito hiperimpulsor secundario. Casi me lanzo a ver cómo diablos es, pero no puedo evitar fijarme en la capsula de soporte vital. Cindy acude rápidamente y no es para menos. Una chica guapa y malherida parece al borde de la muerte. De pronto me siento como un maldito caballero de cuento...

Darius escribió:-¡Grrrr! Al final tenías razón, esa ducha era necesaria después de todo...parece que es cierto el rumor que dice, que las mujeres te caen del cielo.


Ya te dije que tienes mucho que aprender amigo mío...-digo, aunque mi tono no es tan de broma como el habitual. Escucho el informe de Cindy y lo verifico con mi escáner de formas de vida y con los datos de la propia capsula. Por suerte o por desgracia para la chica, tuve que aprender por las malas algo de medicina y a remendar heridas... y además Cindy también conoce esa materia, como buena asistente. Creo que vamos a tener que remendarla aquí mismo Cindy. Llevo el medpac de emergencia y está también la enfermería de la nave... Tenemos que cerrar esa herida de la mejor forma posible y hacer que salga fuera de peligro.

Me temo Darius, que esto ya no es una misión de prospección. Esto es ahora una misión de rescate... y más nos vale que esta chica no muera... ¿recuerdas lo que dije hace un momento sobre la tecnología de esta nave? A Sanctum le podría venir bien tener a la facción que esté detrás de todo esto como amiga... mejor que como enemiga... o en cualquier caso como persona neutra con la que hacer negocios. -su parte avariciosa le estaba gritando "¿Cómo dejas escapar esta oportunidad?", pero su parte ética la acallaba diciendo que aquella decisión era la mejor.

Muy bien Cindy. Asísteme con la operación. Darius por favor, ayúdanos a llevarla a la instalación médica de la nave. No puedo evitar echar un ojo al aspecto de la chica. Bajo toda esa sangre, heridas y moratones, es muy atractiva... para ser humana, claro. Definitivamente no puedo dejar morir un rostro tan bonito...
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
"Si, soy culpable preciosa:
Culpable de ser un genio, un vividor, un derrochador, un fisgón y un aventurero... pero tengo hasta mi lado responsable y más de un rincón interesante. ¿Quieres conocerme mejor?"
Avatar de Usuario
Raynan Frek
Ancillae
 
Mensajes: 106
Registrado: Lun, 24 Mar 2014, 15:19

Re: [Prólogo] Santuario (Raynan)

Notapor Kildan » Mar, 15 Abr 2014, 11:06

La cámara de soporte vital se eleva un metro de altura, facilitando así la tarea de Darius de trasladar a la mujer hasta la enfermería. Durante el trayecto, Raynan permanece estudiando y clasificando las heridas de la mujer, para poder atender en primer lugar, aquellas que suponen un peligro más inmediato. Cindy por su parte, se ha adelantado hasta la cubierta médica para ir preparando el equipo para la intervención.

Como es de esperar, la cubierta médica está perfectamente equipada, aunque parece ser que allí también han saqueado parte del equipo que antaño poseía. Incluso posee un tanque Bacta aunque según parece, alguien estaba tratando de desmontarlo. Por otro lado, el propio bacta parece que sí ha sido robado. Aún así, alguna caras máquinas de diagnostico y de intervención quirúrgica, continúan impolutas en la nave.

Cindy ha preparado una de las camillas para poder operar a la desconocida. Del interior de uno de los armarios, ha logrado recuperar parte del equipo médico que al igual que en la armería, parecen haberse dejado durante el saqueo a la nave. Aún así, se trata de un equipo de primera que cuenta con sedantes y estimulantes, diseñados para anular el dolor y potenciar la capacidad de recuperación. También hay un droide médico en la cubierta, aunque un disparo blaster en el pecho parece haberlo inutilizado.

-Ha perdido mucha sangre, aunque disponemos de bolsas de plasma suficientes para que eso no sea un problema.

Siguiendo las indicaciones de Cindy, Darius la ayuda a colocar en la camilla a la mujer herida. Mientras, Raynan se encarga de calibrar los sistemas para tratar las heridas más peligrosas. Después, Darius se aleja y se encarga de mantener a sus curiosos hombres fuera de la sección médica.

Durante casi una hora Raynan y Cindy trabajan como el equipo perfectamente coordinado que son logrando salvar así, la vida a la mujer. Aún así son varios los factores que han intervenido que sin duda, han logrado ayudar a que todo aquel esfuerzo llegue a buen puerto. En primer lugar, la rápida intervención de Raynan y sus conocimientos médicos han sido decisivos. Pero las instalaciones de la nave han sido también un factor muy a tener en cuenta. De haber sido una enfermería común sin el equipo del que dispone, sin duda habría sido imposible salvarla la vida. Por último y quizás esto es lo que más llama la atención de Raynan, es el cuerpo de la propia mujer. Los cortes que mostraba eran muy profundos y aunque llegaban hasta el hueso, ninguno ha logrado cortar o romper uno.

Tras un estudio rápido logra dar con el motivo. Sus huesos están recubiertos por algún tipo de polímero que los hace tremendamente resistente y fuertes. Se trata de una mejor cibernética extremadamente cara que pese a conocer su existencia, jamás había visto con sus propios ojos. Aquello le hace realizar un segundo examen que le lleva casi otra hora, tras lo cual descubre algo que es cuanto menos sorprendente.

La mujer dispone de otras mejoras cibernéticas, sus ojos y oídos, pese a seguir siendo totalmente humanos, han sido amplificados para alcanzar unos límites imposibles para los de su especie. Incluso es probable que posea una vista casi perfecta, incluso en un entorno de poca luminosidad. También dispone de un dispositivo AJ 6 de Biotech, una maravilla que todo cercenador informático estaría dispuesto a conseguir. Pues permite que se conecte directamente con un terminal, potenciando su velocidad de respuesta y reduciendo ampliamente el tiempo necesario para superar un sistema. Aunque quizás lo más sorprendente de todo, es le propio corazón de la mujer. No está muy seguro de que es lo que hace, pues es tecnología totalmente desconocida, pero está seguro de que es capaz de controlar el ritmo de sus latidos para potenciar sus capacidades temporalmente. Pero sin duda alguna, es la sangre que corre por sus venas la mayor maravilla tecnológica a la que se enfrenta Raynan.

Las heridas sufridas por la mujer deberían de haberla costado la vida en el acto. Pero la resistencia de sus huesos, que sin duda detuvieron estocadas que seguramente buscaban alcanzarla en un punto vital, unido a una sangre con una capacidad de regeneración y curación superior, fueron decisivos para mantenerla con vida durante tanto tiempo. En pocas palabras, su sangre posee algún tipo de manipulación (Desconoce si genética o cibernética) que la permite cicatrizar con gran rapidez y evitar que se desangre con heridas menores.

Tras aquellas dos horas de duro trabajo Raynan tiene una cosa bien clara. Tal y como sospechaba aquella nave y su tripulante pueden llegar a ser peligrosos. La cantidad de créditos que hay invertidos allí suman una cantidad desproporcionada. Aunque solo la mujer, bien puede valer mucho más que la nave, pues con unos cálculos rápidos, la mujer podría valer más de 350.000 créditos.

-La mujer dormirá al menos dos horas más cariño. Mientras terminabas con tus análisis he hablado con Darius, desea saber que quieres hacer con la nave. Baliss ha echado un vistazo a los motores secundarios y dice que ha logrado reconectarlos, pero que será un arreglo temporal. Más que nada por si deseábamos mover la nave. Pareces preocupado ¿Te encuentras bien?
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Re: [Prólogo] Santuario (Raynan)

Notapor Raynan Frek » Mié, 23 Abr 2014, 13:23

Sacar a “cara bonita” –no se me ocurre mejor mote para la chica- de la capsula parece fácil gracias a Darius y la propia tecnología del dispositivo. Por el camino intento verificar todo lo que puedo del estado de la que ha pasado a ser mi paciente… la cosa pinta mal, pero creo que podré intentar salvarla.

¡A esto lo llamo yo eficacia querida! –exclamo agradecido a mi asistente cuando veo que lo tiene casi todo preparado. Un rápido vistazo a mi alrededor confirman mis sospechas. Aunque está casi saqueada, esa enfermería irradia créditos por las cuatro esquinas. Quizá hacer caso a mi sentido común y no a mi olfato para los negocios sea lo correcto. Alguien que puede gastar tanto dinero en una nave es mejor tenerlo como amigo que como enemigo… y viendo el panorama seguro que es alguien que acaba haciendo preguntas.

Acomodo todo el instrumental a mi alrededor y me preparo para la operación. Compruebo la coordinación ojo-mano. Todo correcto. Puedo hacer cirujía al milímetro… y creo que lo voy a necesitar.

Darius, déjanos a Cindy y a mi con esto. Nos va a llevar un rato. Cindy, vamos a emplearnos a fondo con la paciente. Mejor será que salga bien, porque todo esto estará mejor con respuestas. –digo justo antes de ponerme a operar.

---------------------------------


La operación es larga y me lleva a emplearme a fondo. Soy consciente de que todo ha salido bien gracias a la combinación de mi pericia, mis mejoras y todo lo que hay en la enfermería… bueno, a eso y a que “cara bonita” no es una chica cualquiera.

Cindy, podrías echarle un ojo a Darius y al resto. Me gustaría hacer algunos diagnósticos más.
Cuando mi chica se va, me pongo a confirmar los datos. Implantes de ensueño, sangre mejorada, recubrimiento óseo… ¡La madre que te parió hermosura! –exclamo en voz alta. Las cuentas empiezan a dispararse sólo con lo que han invertido en la chica… si a eso le sumo lo invertido en la nave…

Cindy escribió:-La mujer dormirá al menos dos horas más cariño. Mientras terminabas con tus análisis he hablado con Darius, desea saber que quieres hacer con la nave. Baliss ha echado un vistazo a los motores secundarios y dice que ha logrado reconectarlos, pero que será un arreglo temporal. Más que nada por si deseábamos mover la nave. Pareces preocupado ¿Te encuentras bien?


En ese momento Cindy entra y me pregunta ¿Desde cuándo ha regresado a la enfermería?

Bajo el tono y me pongo serio. Cindy ha de entender que esto es grave. Nena… esto es muy serio. Nuestra “cara bonita” está llena de sorpresas… algunas necesitarían una revisión en profundidad. Es tecnología de ensueño… y eso supone muchos créditos. Será mejor no hacer el idiota y cuidar de todo este material y de esta chica. No quiero pensar lo que sus jefespodrían hacer a Santuario si llegaran a pensar que nos hemos dedicado a desmantelar todo esto ¿vale? Quédate aquí y que nadie entre, ok? Yo voy a hablar con Darius a solas.

Salgo de la enfermería y me doy cuenta del tiempo que llevo ahí metido. Cuando encuentro al Cathar, le hago una señal para hablar con él… a solas. Lo llevo a un sitio apartado y susurrando en un tono serio –poco propio de mi- le digo: Darius, esto es muy serio. No sé quien anda detrás de todo esto, pero es muy poderoso… o al menos tiene muchos recursos… y tú sabes que Santuario depende en gran medida de pasar desapercibido y estar a buenas con todo el mundo ¿verdad? Dime lo que habéis descubierto, pero… me temo que deberíamos dejar todo como está. Si tus chicos o tú estáis preocupados por la paga, os pagaré yo mismo y luego le pasaré la minuta al Consejo… Ya sabes que no suelo ponerme serio, muchas veces, pero esto es para ponerme serio ¿lo captas? –acompaño toda esa retahíla de susurros con una mirada seria. Se que la disparidad de color en mis ojos puede ser rara, asi que esta vez la aprovecho para hacer más hincapié en las palabras pronunciadas, mientras espero a ver si el cathar tiene alguna novedad.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
"Si, soy culpable preciosa:
Culpable de ser un genio, un vividor, un derrochador, un fisgón y un aventurero... pero tengo hasta mi lado responsable y más de un rincón interesante. ¿Quieres conocerme mejor?"
Avatar de Usuario
Raynan Frek
Ancillae
 
Mensajes: 106
Registrado: Lun, 24 Mar 2014, 15:19

Re: [Prólogo] Santuario (Raynan)

Notapor Kildan » Mié, 23 Abr 2014, 23:06

La expresión y el tono de voz de Raynan marcan la gravedad del asunto, por ello Cindy presta atención a sus palabras. Tras un instante de silencio, asiente y le dedica una ligera sonrisa para tranquilizarlo, a la vez que posa la mano sobre el brazo de su jefe y le asiente con la cabeza.

-No te preocupes cariño, los hombres de Darius dudo que causen algún problema, pero me encargaré de mantenerlos alejados de aquí. Monitorizaré las constantes vitales de nuestra invitada y si se produce algún cambio, te avisaré de inmediato.

Una vez en fuera de la enfermería, no tarda demasiado en encontrarse con Darius. El gigantesco Cathar se encuentra en una de las bahías de carga observando como Baliss, está comprobando los sistemas del caza que aún está operativo. El Duro se muestra alarmantemente feliz y alegre.

-¡Guaaauuuu! Esta cosa es impresionante Da, su pequeño tamaño unido a la potencia de sus motores, lo vuelven un blanco tremendamente difícil de alcanzar. Ojalá hubiese tenido uno de estos en mis tiempos más alocados. Ya sé que quiero para mi próximo cumpleaños...

Darius por su parte no parece especialmente entusiasmado por el caza. De hecho bosteza aburrido mientras que con su dedo meñique, se hurga en la oreja. El resto de sus hombres han improvisado una mesa y están jugando a las cartas tranquilamente. Algunos de ellos, alzan la mirada hacia Raynan con curiosidad por saber que tiene que decir, pero no tardan en desilusionarse cuando ven como se aleja hacia otra área de la nave con Darius.

Una vez a solas, el Cathar se rasca la barbilla con sus afiladas garras en un aire pensativo. Existe una ligera preocupación por su parte, aunque no parece realmente afectado por las palabras de Raynan. De alguna forma siempre es capaz de mantener la cabeza fría cuando la situación lo requiere.

-Tranquilo Ray, si continúas con ese aire de preocupación te saldrán arrugas y tus cabellos se teñirán de hebras plateadas. No tienes que preocuparte por mí o por mis muchachos. Es cierto que la jefa tiene a mucho pistolero contratado, pero estos son mis muchachos y confío plenamente en ellos. Son buenos con las armas y tienen el coraje que hace falta para mantener el tipo cuando la situación lo requiere, pero ante todo disfrutan de sus vidas en Sanctum. Todos tenemos nuestra paga y aunque pensábamos sacarnos un extra con esta nave, si crees que va a darnos problemas, nos olvidamos de ello y aquí no ha pasado nada. Todos ellos tienen familias aquí, así que no quieren que las cosas se compliquen.

La pregunta sobre lo que han descubierto le pilla un tanto desprevenido y no entiende muy bien a que viene. Han encontrado una nave muy bien equipada, pero tampoco se ha preocupado de mucho más. Simplemente se han sentado a esperar a que Raynan operase a la desconocida tripulante y les informase de algo. Después de todo, Raynan es el genio de intelecto superior, ellos son más bien la fuerza de choque.

-No hay mucho más que contar, mis muchachos han curioseado por la nave y han metido en un par de cajones las cosas que podían ser de utilidad. Aunque la verdad, no sé si preocuparme de quién construyó esta nave o de aquellos que la han reducido a este estado. Sea como sea, si crees que lo mejor es librarnos de ella podemos dejarla a la deriva o estrellarla. Otra opción es ocultar la nave hasta que la mujer se recupere, pero al hacerlo es probable que sus enemigos se vuelvan nuestros enemigos. Eres uno de los cinco, así que la decisión que tomes será la que cumplamos.

Era una forma muy diplomática de quitarse de encima la responsabilidad que aquel descubrimiento, había traído consigo, pero Darius es una figura sencilla que prefiere que otros tomen las decisiones difíciles. Después de todo, por ello él es el segundo al mano y la devaroniana la jefa de seguridad.
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Re: [Prólogo] Santuario (Raynan)

Notapor Raynan Frek » Jue, 24 Abr 2014, 12:06

Darius me da una perspectiva mucho más cercana al común de los mortales. Por eso me gusta. Está en otro nivel, un nivel que tengo la responsabilidad de proteger.

Sonrío. Tienes toda la razón... no puedo afear este precioso rostro. -digo con desenfado. Suspiro. Es cierto que los enemigos de "cara bonita" -no me importa decir el mote que me he inventado- pueden suponer un problema para Sanctum, pero también lo pueden suponer sus jefes. Creo que esta nave encierra más secretos de los que se ven a primera vista, y no sería descabellado pensar que tuviera alguna forma de decirle a sus dueños cómo encontrarla... y eso nos llevaría inmediatamente a nosotros.

Creo que lo mejor es llevar la nave a mi hangar y cuando "cara bonita" se recupere, se irá con un buen recuerdo de Sanctum para no volver jamás. No te preocupes, avisaré al resto del Consejo. -pero lo haría cuando la nave estuviera en Frek-Anteris Asociados, claro.- Si Wenda te presiona, le dices que sólo estábais aqui por mi cliente... "cara bonita" -digo señalando con el pulgar hacia la enfermería- ella lo entenderá. Amplio su sonrisa. Era un truco que le encantaba usar con la devaroniana.

Regresemos con tus chicos. Quiero hablar con ellos.

Al volver me dirijo al resto: Bueno caballeros. Nuestra operación de prospección se ha convertido en una operación de rescate. Os agradecería un poco de discrección hasta que la dueña de la nave se mejore y nos diga qué ha pasado aqui. A la pobre las reparaciones le costarán unos créditos y algunos de ellos irán a vuestras cuentas por colaborar en la misión. ¿Qué os parece?

Por otro lado, Baliss ¿podemos mover esta chatarra hasta mi hangar o tenemos que remolcarla?
-uso todo mi encanto para que los chicos estén contentos y no tengan necesidad de ir buscándome líos. Luego espero la respuesta del Duros y en función de eso prepararemos la aproximación al hangar de mi empresa...

Oculto:
OUT: Si quieres hacer un salto temporal, por mi de acuerdo 8-) .
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
"Si, soy culpable preciosa:
Culpable de ser un genio, un vividor, un derrochador, un fisgón y un aventurero... pero tengo hasta mi lado responsable y más de un rincón interesante. ¿Quieres conocerme mejor?"
Avatar de Usuario
Raynan Frek
Ancillae
 
Mensajes: 106
Registrado: Lun, 24 Mar 2014, 15:19

Re: [Prólogo] Santuario (Raynan)

Notapor Kildan » Lun, 28 Abr 2014, 01:38

De alguna misteriosa forma, el destino ha logrado tejer una telaraña alrededor de Raynan, de la cual ahora le resulta casi imposible escapar. El hombre que en otro tiempo evadía las responsabilidades y tan solo deseaba alimentar sus ansias de viajar y conocimiento, ha terminado convirtiéndose en uno de los ejes principales sobre la que se alzan las miles de vidas que habitan en Sanctum. Por ello cuando sus palabras fluyen hacia Darius y su equipo, siente que estos no solo le prestan atención, sino que empatizan con él y se unen a su causa. Ni una sola palabra saldrá de sus labios, pues todos y cada uno de ellos, le admiran y respetan. Aunque por desgracia eso no va impedirles aprovecharse ligeramente de la situación y sonsacarle un par de rondas en la cantina.

Una hora más tarde la nave se encuentra en el hangar de Raynan. Sus dos ayudantes han comenzado a realizar un chequeo total de los sistemas. Las reparaciones que requiere la nave, son múltiples y sin duda les llevará una gran cantidad de tiempo. Muchos de los sistemas primarios están dañados y la energía no parece llegar bien a todos los sistemas. A su vez, los motores están destrozados y necesita también un nuevo hiperimpulsor. Trabajar en aquella nave va requerir bien la dedicación total de su equipo o la contratación de al menos, un par de ingenieros más. Sea como sea, sus dos ayudantes se centran en su tarea para tener claro todos los daños que la nave posee y el material que van a necesitar para las reparaciones. Más tarde podrán presentar el informe a Raynan y que él decida si desea iniciar las reparaciones o aguardar a llegar a algún tipo de acuerdo con la mujer.

La buena noticia, es que nadie en Sanctum parece ser consciente de lo que aquella nave y su misteriosa pasajera pueden llegar a significar realmente. Darius no ha informado a su jefa, prefiere mantener aquel asunto con discreción hasta que Raynan decida compartir la información con el resto del consejo. Por otro lado, sabe bien que su jefa es una depredadora despiadada y si la informa él mismo, corre el riesgo de sufrir su ira. Después de todo, llevar a Sanctum una nave tan peligrosa, no es algo que seguramente la agrade. Por otro lado, Darius sabe que si es el propio Raynan quién la informa, aplacará en gran parte su furia. Con suerte incluso, quizás tan solo intente una o dos veces llevarse a Raynan a rastras hasta su apartamento.

El consejero, tras una nueva ducha y un cambio de ropajes por algo más cómodo y acorde a su posición, se encuentra preparado para afrontar aquella situación. Tras devorar el almuerzo que Cindy le había preparado, se dirige hacia la enfermería. Allí su inseparable ayudanta le está aguardando. Sentada junto a la cama de la mujer herida, Cindy permanece vigilando sus constantes. El doctor Cha Rai, un Mon Calamari carente de sentido del humor, pero todo un maestro en el arte de la medicina, ha terminado de instalar a "Cara Bonita" El viejo Mon Calamari es una figura llena de controversias. Por un lado siempre muestra su desagrado hacia las multitudes y para él, tres personas ya forman una multitud. Su comportamiento es hosco y no se contiene nunca para decir lo que piensa. Por otro lado, es capaz de cualquier sacrificio para salvar una vida. Gracias a sus conocimientos médicos y el esfuerzo al que se ha sometido en decenas de ocasiones, no son pocos los que hoy viven gracias a él.

La llegada de Raynan le arranca un gruñido al viejo doctor. El Mon Calamari se encuentra terminando de atender a un niño rodiano. Según parece, el pequeño se ha metido en donde no debía y ha terminado con un brazo roto. Por suerte no es nada que el tiempo no sane y lo despacha con rapidez.

-Problemas, eso me traes aquí. No me gusta esa amiga tuya con la que te paseas y me gusta menos aún la mujer que ocupa una de mis camillas. Están preparando un tanque Bacta, la tendré uno o dos días y después la quiero fuera de aquí. No me gusta Raynan, no me gusta nada. ¡Jum!

Para alguien que se gana la vida ejerciendo la curación, resulta curioso que aborrezca tanto a la gente. No es una mala persona, pero Raynan sospecha que algo en su pasado le ha convertido en un viejo amargado que prefiere alejar a todos de su lado. Corren muchos rumores por Sanctum, pero uno de los que más fuerza posee, es el de que Cha Rai perdió a su mujer y su hijo por culpa de uno de sus pacientes. Durante horas luchó por salvar la vida de un hombre, quién más tarde resultó ser un asesino que degolló a su mujer y a su hijo. Dicen que aquel acto le hizo odiar la medicina, pero que a su vez, el amor que siente por salvar vidas le obligan a seguir ejerciendo. Una historia extraña y muy dura en caso de ser cierta. Aunque muchos otros simplemente afirman que el Mon Calamari es un amargado y que está chiflado.

Apenas unos segundos después de llegar a la enfermería, cara bonita abre los ojos lentamente y tras parpadear varias veces, trata de enfocar la vista. Confundida y desorientada trata de recordar donde está y que es lo que ha pasado. Pero nada de lo que hay a su alrededor le resulta familiar, de hecho no logra recordar nada. Agotada y dolorida, la mujer comienza a hiperventilar mientras trata de ubicarse. El Mon Calamari por su parte, emite un bufido y sin preocuparse lo más mínimo, va en busca de un calmante.

-Tú...
- La intensa mirada azul de aquella misteriosa mujer, se cruza con la de Raynan. -Te he visto antes...tú me encontraste...¿Qué me has hecho? ¿Donde estoy?...¿Quién eres? -La mujer se muestra cada vez más nerviosa y asustada. Siente mareos y fuertes vértigos que sin duda, no la facilitan para nada su actual situación. -¿Quién soy...quién soy yo? Mi cabeza...siento que me va a estallar.

La mujer comienza a respirar con mayor rapidez a cada instante, a la vez que trata de encontrar algo que le sea familiar en la habitación. Pero todo lo que hay allí le resulta totalmente desconocido y ajeno. Raynan no está seguro de si su desorientación es tan solo debido al cansancio y el estrés de la operación o si realmente, la mujer es incapaz de recordar absolutamente nada. De ser eso último, quizás las cosas se compliquen aún más para el Consejero...
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Re: [Prólogo] Santuario (Raynan)

Notapor Raynan Frek » Mié, 30 Abr 2014, 16:36

A veces me impresiono a mi mismo. Me he convertido en alguien respetado, querido y odiado. ¿Quién lo iba a decir hace años? Mejor no pensar en el pasado. Parece que los chicos de Darius cumplirán su parte y tengo una punzada de responsabilidad en mi interior que no para de atosigarme ¿Estaré haciendo bien? Con las máquinas soy metódico y siempre sé lo que tengo que hacer... pero las personas, la política...Buf! Reconozco que me dejo llevar por el maldito instinto... y muchas veces no es nada lógico. No sería la primera vez que la lío en Sanctum desde que llegué a mi posición.

--------------------------------------------------


La comida de Cindy es bastante adecuada, pero los nervios hacen que casi la devore sin degustar. Y la ducha... no me ha tranquilizado. Hay algo en "cara bonita" que casi me asusta.

Que el cascarrabias de Cha no haga más que protestar me lo confirma. No es idiota y ha visto lo mismo que yo he visto en nuestra querida belleza. Me acerco al calamari y le susurro: Estoy con usted Doctor. Sé porqué lo dice porque yo también lo he visto. Quiero llegar al fondo de esta cuestión y créame si le digo que mi objetivo es dejar que Sanctum salga bien librado de todo esto, asi que no se preocupe ¿vale? -reuno todo mi convencimiento, aunque una parte de mi no está segura de lo que está haciendo.

Me acerco a "cara bonita" y parece que empieza a despertar de su inconsciencia. Genial! No tendré que esperar para obtener respuestas... pero entonces esa mirada azul intenso se fija en mi y no puedo más que quedarme paralizado. ¿Me recuerda? ¡Pero si estaba en aquella cápsula! Sin duda sus mejoras genéticas son increíbles. Me repongo sacudiendo la cabeza y me acerco lentamente poniendo las manos delante y dibujando mi cara de niño bueno más perfecta que puedo.

Ssshhh, tranquila, tranquila. Estás a salvo. Unos amigos y yo te encontramos a ti y a tu nave. Ahora estás en Sanctum... una estación espacial neutral y pequeña. Tu nave está en mi hangar y todavía estamos calculando las reparaciones. Se que has tenido problemas, pero quiero ayudarte ¿vale?

Lanzo una mirada a Cha y luego examino a la chica. El Dr. Rai traerá ahora un calmante para ese dolor ¿vale? Fue un milagro que te encontráramos viva... bueno... realmente tú eres casi un milagro... y espero que ese milagro no nos traiga problemas por haberte ayudado. Debes estar desorientada asi que tómate tu tiempo. Soy Raynan ¿vale?

Lo cierto es que la pobre mujer me da algo de pena... aunque seguramente sería capaz de partirme el cuello sin miramientos en un día normal... pero estoy decidido a llegar al fondo de la cuestión. Todo lo que rodea a "cara bonita" es demasiado peligroso y misterioso... sobre todo si finalmente no recuerda nada. ¡Por todas las tuercas de la galaxia... si "cara bonita" se ha quedado amnésica, me van a crucificar... y con razón!
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
"Si, soy culpable preciosa:
Culpable de ser un genio, un vividor, un derrochador, un fisgón y un aventurero... pero tengo hasta mi lado responsable y más de un rincón interesante. ¿Quieres conocerme mejor?"
Avatar de Usuario
Raynan Frek
Ancillae
 
Mensajes: 106
Registrado: Lun, 24 Mar 2014, 15:19

Re: [Prólogo] Santuario (Raynan)

Notapor Kildan » Sab, 03 May 2014, 01:16

El contemplar como aquella maravilla de la ciencia se revuelve aterrorizada resulta de lo más paradójico. La mujer seguramente sea capaz de potenciar su cuerpo con una fuerza y velocidad, que ninguno de los presentes sería capaz de igualar. Pero pese a todo, el miedo la domina por completo. Casi parece una niña a la que han arrancado de los brazos de su madre.

Su mirada no tarda en volverse vidriosa y sus ojos lentamente, se cierran víctimas de los efectos de los calmantes. En un vano intento de llamar la atención de Raynan o de suplicar su ayuda, extiende su mano hacia él. Pero apenas comienza a extenderse, se derrumba al sentir que las fuerzas la abandonan. Sus labios se mueven tratando de pronunciarse, pero las palabras se ahogan en su garganta y sucumben al abismo del silencio.

-Dos días Raynan, después no quiero saber nada más de ella. La meteré en el tanque Bacta de inmediato y con suerte lograremos librarnos de ella antes de que pueda meternos en problemas. Los líos de faldas que te traes serán la perdición de aquellos que te rodean.

Retirando la aguja con la que acaba de inyectar los calmantes, el mom calamari ordena al droide médico que prepare a la muchacha para ser trasladada al tanque bacta. Después, sin prestar más atención a los presentes, toma asiento en su escritorio y comienza a revisar sus archivos. Ni tan siquiera se despide, aunque no es algo extraño, ya que no forma parte de su naturaleza el ser alguien educado.

Por el momento poco o nada va a poder sacar de la misteriosa mujer. Quizás dentro de unas horas y tan solo si usa todas sus dotes diplomáticas o amenaza al mom calamari con no abandonar la enfermería, pueda volver a conversar con la mujer. En caso contrario, serán dos días de larga espera lo que le espera por delante.

Apenas salen de la enfermería cuando en comunicador de Raynan se activa. Normalmente el escuchar la voz de una mujer siempre es una sensación agradable para el consejero. Pero en aquella ocasión, la voz que le llama por su nombre no porta la suavidad aterciopelada de una Twi´lek, sino la fuerza implacable de una depredadora que ansia poseerlo y tomarlo como un trofeo.

-Raynan, querido, será mejor que traigas tu bonito culo lo antes posible y cuando digo lo antes posible, me refiero a que tendrías que estar aquí desde ayer. ¿Ves? Siempre llegas tarde a las reuniones importantes, quizás si te mudases a mi apartamento…tengo una cama muy grande y cadenas suficientes para darle un toque más…divertido. Además eso evitaría que esas brujas twi´lek con las que tanto te gusta relacionarte, puedan secuestrarte.

Pese a sus palabras, Raynan la conoce lo suficiente para saber que algo la preocupa. Su voz sonaba nerviosa y cargada de ira. Sin duda las cosas no van como ella quisiera y está reuniendo al consejo. La gran pregunta ahora, es cuál es el motivo de la reunión.

Si hasta ahora Raynan poseía un mal presentimiento, ni que decir que ahora la sensación se ha acrecentado notablemente. Aunque la situación no parece mejorar demasiado cuando al llegar al turboascensor que lleva hasta la sala del consejo, pues allí se encuentra Lerona aguardando su llegada.

La hermosa Twi´lek porta un nuevo y elegante vestido que no hace sino más que realzar las generosas curvas de su cuerpo. Tras dedicarle una coqueta sonrisa, le toma del brazo y lo guía al interior del turboascensor. El consejero no tarda demasiado en comprender lo que Lerona desea, que no es otra cosa más que fastidiar a Wenda al llegar junto a Raynan a la reunión. Cierto es que bien podría tomarse aquello como una sencilla casualidad, pero la paranoica personalidad de Wenda, seguro que la hace pensar que ellos estaban juntos desde mucho antes.

-Buenos días Raynan ¿Qué te parece mi nuevo modelito?

Girando sobre sí misma con un gesto de lo más seductor, deleita al consejero con la visión de su espectacular figura. El ceñido vestido se ajusta a su voluptuoso cuerpo como un guante. A su vez, las transparencias que el vestido muestra en las partes apropiadas, no hacen sino más que permitir que la imaginación despegue.

Cuando las puertas del turboascensor se abren y avanzan juntos hasta la sala del consejo, se dan cuenta de que son los últimos en llegar. Godrosh como siempre, se mantiene sentado plácidamente en su asiento mientras disfruta de una infusión. Wenda en cambio, es un remolino de actividad y pese a que es consciente de que ambos llegan juntos al consejo, parece pasar por alto ese pequeño detalle. Eso sin duda quiere decir que aquello que la preocupa es algo grande. Har´lum, quién parece que estaba hablando cuando han llegado, guarda silencio hasta que toman asiento. A punto está de volver a tomar la palabra, pero Wenda se le adelanta.

-Ya era hora que llegaseis ¿No encontrabas el maquillaje? -Tras dedicarle una mirada fulminante a Lerona, quién simplemente se dedica a sonreír con una enigmática sonrisa, prosigue hablando. –Los sensores han captado hace algunos minutos una nave de gran tamaño. Se trata de una fragata de la república y parece que están barriendo el sector. No tenemos ni idea de que pueden estar buscando, pero se acercan hacia aquí. La potencia de fuego que poseen sería capaz de arrasar Sanctum…varias veces. Así que estamos jodidos si vienen con malas intenciones.

Godrosh agita una mano tratando de quitar importancia al asunto. Después es él quién toma la palabra, pero tan solo tras tomar un pequeño sorbo de su bebida.

-En primer lugar, deseo daros los buenos días a todos y agradeceros que os hayáis podido reunir con tan poco margen de tiempo. Dicho esto, hay varios factores que debemos tener en cuenta. No nos encontramos en territorio de la república, por lo tanto ellos carecen de autoridad aquí. A su vez, Sanctum no supone ningún peligro para ellos y atacar a una estación minera supondría que decenas de corporaciones mineras se presentasen ante el senado exigiendo seguridad para sus inversiones. Por otro lado, creo que simplemente deben de estar buscando alguna nave pirata o similar. Por los informes que el buen Har´lum estaba comprobando, no hay en estos precisos momentos nadie en Sanctum que pueda suponer un verdadero enemigo para la república. Son peces pequeños para un despliegue tan grande de poder, así que pese a mantenernos alerta, creo que no debemos preocuparnos demasiado por la llegada de la fragata.
–Tras remover el contenido de su vaso, toma un nuevo sorbo. –Si deciden desembarcar les ofreceremos el descuento para clientes VIP de un 20% en nuestros servicios. Con eso y las artes diplomáticas adecuadas, no creo que tengamos mucho de lo que preocuparnos. Sea como sea, debemos optar siempre por el diálogo. No podemos permitirnos el lujo de iniciar una confrontación. ¿Todos de acuerdo?
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Siguiente

Volver a Star Wars

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron
comunidad uruguaya de rol