Ficha Broxigar Celtigar

Ficha Broxigar Celtigar

Notapor Broxigar Celtigar » Lun, 05 Sep 2016, 23:26

Nombre: Broxigar Celtigar
Concepto: Guerrero Adulto
Edad: 18
Sexo: Masculino
Casa: Celtigar "Sin mirar atras"

Historia:
Oculto:
Imagen
Broxigar creció como un miembro orgulloso de su casa, la cual se jactaba de su austeridad comparándola casi con el clima inclemente de las Islas del Hierro. Escuchó a su padre regodearse incasablemente de su linaje Valyrio con la familia y con los Velaryon de Marcaderiva, quienes no eran para nada austeros y derrochaban a montones para aparentar cada vez que recibían una invitación Real. No tuvo hermanos debido a que su madre murió al darlo a luz, pero si tíos y muchos primos. Lord Varok Celtigar estuvo orgulloso de su muchacho, y en su doceavo día del nombre le mostró la Cueva de las Maravillas. Se encontraba bajo el Castillo de Isla Zarpa, y se accedía a ella empujando la enorme y pesada silla de marfil y coral del Señor y retirando algunas baldosas de piedra del piso que revelaban unas escaleras. Contenía riquezas y artículos valiosos de diversas índoles. Su padre le explicó que desde los tiempos de la antigua Valyria, la casa ya era pionera en tesorería y la administradora principal de las riquezas de los Targaryen, al punto de que el primer Maestro de la Moneda fue un Celtigar, y que la austeridad era una fachada debido a su ubicación ya que eran un blanco fácil para cualquier enemigo que los considerara un rival digno. Así que cuando el Lord le hizo jurar que no revelaria el secreto del tesoro a nadie salvo a su primer hijo varón, el heredero pensó entonces que no estaba muy de acuerdo con el acaparamiento y que no le parecía justo, pero le prometió que defendería a su casa y al tesoro con su vida. Su ilusión no duró mucho, los hijos del tío mayor lo embaucaron ofreciéndole una puta del puerto y lo sedaron con vino adulterado.

Despertó en un bote a la deriva que fué recuperado al tercer día por una coca pirata al norte del Mar Angosto donde no le creían su edad debido a su tamaño. Resolvieron no molestarle demasiado y exigirle trabajo duro como pago por rescatarle y salvar su vida. Le recordaron que podían rellenarlo con flechas y acero si no colaboraba. El Capitan Valarr Mares, un hombre finalizando sus treintas bastante curtido por el salitre de rasgos Valyrios, se apiadó paulatinamente de él al ir reconociendo y detallando su apariencia; su cabello castaño claro revelaba reflejos plateados y dorados, y sus ojos violetas tiraban más al rojo, un rasgo característico de los Celtigar, así como los ojos de los Velaryon se inclinaban más al azul o al verde. Así como cada día amenazaba con matarlo, también le contaba una historia. Relató que la Coca llamada Fugitiva de Krakens en la que estaban era lo que quedaba de la alguna vez gloriosa flota naval de su abuelo Aurane. Había sido pirata al igual que ellos hasta que los Hombres del Hierro decimaron sus barcos.
Oculto:
Imagen
Los piratas atracaron y Broxigar recomenzó su vida como el joven ayudante de jefe de leñadores en Punta Zarpa Rota con la finalidad de reparar y ocultar los barcos. Vivía en un área rodeda de las ciénagas más pantanosas de la zona. Transportaba troncos atados a balsas que él remaba con una pértiga, destinados a diversas labores, pasando por leña para la noche, la construcción y reparación de navíos, y la elaboración de Palafitos. Vivía resentido e insatisfecho con su circunstancia, pero comprendía que tenía una vida tranquila. Utilizaba su tamaño y su fuerza para mejorar la de la gente que vivía en su comunidad. Eso fué hasta que comenzaron las incursiones cada vez más osadas de los Velaryon y los Celtigar, su antigua familia. Ambos se disputaban aquella tierra maldita y olvidada por los dioses. La milicia local se diluía en ambos bandos y morían en la refriega. En éste conflicto ambas casas presionaron a los lugareños con la elaboración de navíos de guerra con los que transportar rápidamente las tropas. Broxigar comenzó a llevar troncos hacia los puertos. En aquella época los días eran bastante fríos, por lo que conservaba a veces medio tronco, o uno entero para fabricar leña y encender una hoguera. Esto enfadó a uno de los guardias quien vociferaba que no se les pagaba para calentarse, el cual intentó golpear al enorme leñador. Pero el joven cangrejo, acostumbrado a moverse de una balsa a otra, y de esquivar los enormes troncos que cortaban cuando caían y chapoteaban los pantanos, pudo esquivar de manera sorprendente para su tamaño los ataques del guardia. Ésto llamó mucho la atención del Capitán Valarr, pagó al guardia para que se olvidara del incidente y se marcharon de vuelta al campamento. El Capitán Ocaso, como lo apodaban sus grumetes por su tono nostálgico al hablar, luchaba con una agilidad y destreza temible. Había aprendido su habilidad como esgrimista en los muelles de Braavos y había adaptado la técnica a sus propias necesidades, en éste caso, un barco.
Oculto:
Imagen
Entrenó al joven leñador alegando que un hombre de su tamaño debería cortar personas en lugar de madera, empleó su cubierta y los obstáculos como un patio de armas. Cuando se cansaba de magullarlo en las prácticas, lo hacía correr por toda la cubierta cargando su arma, su escudo, la armadura puesta y lo ponía a esquivar obstáculos como sogas, barriles, cubetas, escobas, escalones, sacos, sillas, los mismos grumetes operando el barco, y las velas cuyas partes más sólidas podían dejarle inconsciente o tirarle por la borda. También le enseñó a emplear su hacha en el arte del combate, otorgándole una más grande y hecha para ese fin. Le aconsejó que volviera a leer y a escribir, leía más que todo historias sobre la Guardia Real. Entrenaban en todo momento, después de cortar leña con el barco atado al puerto. La preparación de la flota eran una sorpresa y un intento de impresionar a cualquier bando que los contratara como mercenarios. Los Velaryon y los Celtigar tenían una ancestral rivalidad por obtener mayor cantidad de méritos para la Casa Targaryen, y aunque ambos apoyaban a la Corona, los Velaryon no se habían tomado tantas molestias en actualizar su flota tanto como lo hacían los Cangrejos, así que el capítán firmó el contrato con oro y sangre con los segundos a sabiendas del origen de Broxigar, los piratas combiatieron para éstos y éste aceptó a regañadientes cubriendo su cara con un yelmo. La competencia sin cuartel por Punta Zarpa Rota cesó debido a la intervención de la Reina Rhaena montada en su dragón Rhaegal y los demás dragones en ese entonces sin jinete. Broxigar se reveló ante ella luego de que tocara tierra en una aldea cercana a los Susurros que había resistido varios ataques. La Reina le entregó personalmente un salvoconduto real, alegando que la tierra solo vale por los hombres que la trabajan y la defienden, otorgándola de ésta manera a la Casa Celtigar. Luego de ésto los piratas se quedaron sin trabajo ya que ahora no se necesitaban tanta madera ni soldados, así que zarparon al Mar Angosto.
Oculto:
Imagen
Como no eran los únicos piratas en el Mar Angosto, en ocasiones preferían medirse como guerreros por oro y por un tiempo desembarcaban en las Ciudades Libres desde Braavos hasta Tyrosh. Broxigar luchaba a placer en reñideros clandestinos, al recordar a sus parientes durante la refriega que casi no intervenían salvo cuando la victoria ya estaba asegurada, no escatimaba en hacer daño a sus oponentes, su resentimiento no le permitía preocuparse demasiado por la salud de nadie. En una oportunidad fue apodado "El Rojo", por abandonar la arena completamente bañado en sangre. Tras vencer al Capitán en una práctica, le fué narrado que Ardrian Celtigar y Aurane Mares, sus abuelos, negociaron contrabando en varias oportunidades, Valarr le mostró a Brox las cartas con el lacre blanco, y dentro el sello del cangrejo escarlata y la firma de su abuelo Ardrian. Le señaló una deuda relacionada con un saco de joyas que no había sido saldada. En cuanto tocó puerto a su quinceavo día del nombre, pagó un cuervo enviando un mensaje a su padre contándole todo lo sucedido con él y sus primos, y le pidió que hiciera de cuentas que no sabía nada.

Regresó un año después a un torneo organizado por Lord Celtigar, en el cual exigió a todos sus sobrinos su participación o los desheredaría. No había espacio para justar, así que solo realizaron combates singulares. Brox bien pertrechado y con el yelmo bajo aún no había sido reconocido, era tomado por alguien mucho mayor en edad, a lo que el gigantón les propuso luchar con todos a la vez, propinándole la paliza de sus vidas a sus primos, y a sus tíos que intervinieron implorando por sus hijos. Al dejarlos a todos tendidos, se quitó el casco sorprendiendo a todos y antes de que pudieran decir nada Lord Varok exigió que les dejaran a solas. Su padre le abrazó aunque no pudiera llegarle a los hombros. El enorme primogénito entregó las escrituras reales que acreditaban a la Casa Celtigar como señores de Punta Zarpa rotas. Ésto le mereció el ser reinstaurado como heredero legítimo, y pese a las leyes austeras de la casa, Lord Varok permitió a su hijo tomar cuanto quisiera de las arcas familiares que ya conocía. Broxigar cogió una bolsa de rubíes redondos del tamaño de un puño para asegurar el comercio exclusivo con los piratas que había conocido... y cogió el Hacha Pesada que sobresalía por estar colocada en un soporte prácticamente en el centro de muchos objetos de valor; montones de oro, armas orientales y occidentales enjoyadas. En la placa bajo el soporte se le identificaba como "Aullavísceras" e identificaba las runas que simbolizaban su nombre. El resto de las inscripciones rúnicas y orientales en la hoja y empuñadura aparentemente decían el nombre de la casa y el lema de diferentes maneras en Alto Valyrio.

Luego de pasar un año en el hogar, decidió aventurarse en Poniente como una especie de caballero errante aún siendo heredero de una casa nobiliaria, participando en combates de torneo y en causas nobles y justas. De vez en cuando se ofrecía a escoltar a algún noble para disfrutar del viaje. Broxigar se ve a sí mismo y le cuesta reconocerse, no desdeña su origen noble ni sus ventajas, pero detesta la arrogancia y el despotismo característico de su entorno. No culpa a quienes tienen sus reservas antes de conocerlo y lo ve como un reto para demostrar su valía como noble y como guerrero. Tiende a observar a los habitantes de un territorio y a su estilo de vida para hacerse una idea de cómo los trata su Lord. Ha intentado entrenar jóvenes nobles con póco exito debido a su impaciencia y a la poca voluntad que éstos suelen demostrar.
Oculto:
Imagen
"Sin Mirar Atrás"
Imagen
Avatar de Usuario
Broxigar Celtigar
Matusalén
 
Mensajes: 626
Registrado: Mié, 27 Feb 2013, 17:54

Volver a Personajes

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron
comunidad uruguaya de rol