Ficha Rhida Bashour

Ficha Rhida Bashour

Notapor Rhida Bashour » Dom, 06 Mar 2016, 06:07

~o0:. Ficha de personaje .:0o~

Nombre: Rhida
Edad: 14 años
Sexo: Femenino
Casa: Bashour
Concepto: Alta cuna de bajo fondo. Refugiada. Joven ama desposeida.
Perfil: Bribón cospirador.

_.:Habilidades:._
Agilidad 3 (+10)
Brio 2
Combate C/C 4 (-40)
Conocimiento 3 (-10)
Constitucion 2
Curacion 2
Discrecion 2
Engaño 4 (-40) // Mentir 1
Status 2
Guerra 1 (+50)
Idioma 2
idioma b 1 (-10)
Ingenio 4 (-40) // Descifrar 1 // Lógica 1
Percepcion 3 (-10) // Observación 1
Persuasion 4 (-40) // Convencer 1// Seducir 1
Picaresca 3 (-10)
Punteria 2
Supervivencia 2
Trato Animal 3 (-10)
Voluntad 3 (-10)

_.:Cualidades:._

Puntos de Destino 3

*Beneficios*
-Carismático.: Persuación 3 / Añade +2 a los resultados de tus tiradas de Persuasión.
-Negociador Hábil: Engaño 3 / Tu actitud no te impone ninguna penalización.
-Benefactor. (Xatek Banhoe).
-Atractiva. Cuando tengas que hacer una tirada de Persuasión, podrás volver a tirar tantos dados en los que hayas sacado un 1 como la mitad de tu rango en Persuasión.

*Desventajas*
-Miedo. Serpientes (-1D. Para sobreponerse, tira 1d6 en cada asalto. Un 6 anula la penalización)
-Estigma: Profundas cicatrices que le marcan la espalda.

Historia:

Oculto:
Cuando Rhida nació, Tyrosh ya era vieja, turbia y violenta, así que su historia, con todas sus mentiras y puñaladas, no tiene nada de especial.

Es de cuna noble, de una de las familias más antiguas y alguna vez más respetadas de la Tyrosh, ahora en decadencia, cerca de desaparecer entre las traiciones y las muertes.

Entre las historias que se contaban sobre demencia en la familia y el secreto ( que no duraría para siempre) de sus lazos con bucaneros y piratas, con el tiempo se volvió difícil encontrar quien estuviera dispuesto a unirse con una casa de su reputación, así que se vieron obligados a pensar en diversificar el negocio y buscar nuevas posibilidades mas allá de las costas, en donde su historia y su mala fama no hiciera tanto eco. Así llegaron a Qohor en donde fueron bienvenidos, no por desconocimiento sobre lo que pasaba en Tyrosh, si no porque la familia que los aceptó, era mas o menos del misma calaña.

Así se concertó un matrimonio que sellaría una alianza comercial que daría a ambas familias cobertura sobre sus respectivos territorios, uniendo a un Bashour de Tyrosh con una Nan’te de Qohor, pero el matrimonio no llegó a realizarse. Por nada mas que mala suerte, la Nan’te enfermó gravemente durante el viaje que la llevaba a conocer a su futura familia política y solo llegó a la casa Bashour para morir. Marilla Bashour, la señora de la casa, estuvo junto a ella los dos días con sus noches que duró su terrible agonía sin imaginar que eso le costaría la vida

La noticia llegó pronto a Qohor por parte de cierta familia tyroshi, viejo rival de los Bashour, que omitió detalles importantes de la historia buscando ganar para sí mismos el apoyo de Qohor y la perdición de los Bashour. Así llegó la muerte a 2 de los 5 hermanos Bashour, el tercero la encontró cuando ya la pelea era abierta entre las dos casas.

Marilla era su madre y la envió lejos en cuanto supo que en su casa entraba la enfermedad.

Tenía 9 años cuando se despidió de su madre sin saber que sería para siempre, pasando los siguientes dos años en una casa segura del otro lado de la isla, solo acompañada de un viejo maestro que se encargaría de alimentar la inquieta mente de la pequeña Rhida con todos los libros y pergaminos que su padre podía enviar a su refugio.

Cuando al fin fue seguro el regreso a la casa de su padre, le encontró solo, frio y distante. También se encontró para su sorpresa con un hermano al que no conocía: Landor, el primogénito, había partido a Poniente cuando ella era apenas una bebé y había vuelto para salvar lo que quedaría de la casa en su ausencia.

Landor fue un hermano amoroso, sobreprotector, rayando en la paranoia que a pesar de eso consentía casi cualquier cosa a la pequeña Rhida. Siempre ocupado el negocio familiar, pero aún mas ocupado en la seguridad de la casa. La sangre derramada de uno de los hermanos en el salón principal de la casa, no le volvería a dejar dormir tranquilo sin empuñar esa hacha de guerra que tanto adoraba. Era demasiado noble, un idealista y cuando Rhida lo comprendió empezó a temer por su vida porque en Tyrosh todo aquello conformaba pura debilidad.

Su hermano era un hombre de acciones más que de palabras, pero supo ver en su inteligente hermanita,  potencial para compensar sus carencias; cuando se trataba de negocios o de política, siempre la llevaba con él seguro de que aprendería. No se equivocaba porque un par de años después, la niña ya cuchicheaba al oído de su hermano cada vez que detectaba algo que no le convenía, o cuando tenía alguna idea sobre el asunto que los adultos trataban o cuando sentía que debía detener la impulsividad de Landor. Conforme crecía, se volvía mas un apoyo importante para él y ella lo disfrutaba; sentía que podía cuidar de él y de la casa, por irónico que pareciera.

Fue Landor quien le enseñó a defenderse y quien insistía en que no saliera de la casa sin ser escoltada por dos de sus preciados Inmaculados que la acompañaban a todos lados. Así un simple paseo a la playa implicaba mover toda una comitiva que incluía  a sus mudos guardianes y a su esclava personal. A veces era divertido pasear por el mercado luciéndolos como símbolo de la riqueza y estatus de su familia, pero a la larga se convirtió en una molestia.

También fue Landor quien alimentó ese espíritu aventurero que le hacía soñar con el día en que podría dejar Tyrosh y conocer otras tierras. Leía todo lo que caía en sus manos y estudiaba cada mapa que podía conseguir, segura de que un día viajaría. Pero su padre tenía otros planes.

Cumplió trece años y ya era una mujer cuando su padre al fin tocó el tema del matrimonio, algo que ella temía mucho. Los cadidatos nobles que ofrecía la isla rebosante de criminales, traficantes y piratas, no eran ni de cerca deseables, pero a su padre como es natural, lo que le interesaba era estrechar lazos con la casa que mas beneficios trajera a la suya.

La idea de terminar en manos de algún sádico esclavista que no diferenciara a su mujer de sus esclavas le aterraba, así que decidió que no permitiría que fuera su padre quien decidiera su destino. Si tenía que decidirlo un hombre de su casa, ese sería su hermano. Landor le quería y quería que fuera feliz, así que si la decisión estaba en sus manos, al menos elegiría algo bueno para ella más que para la casa.

Estaba decidido: el tiempo de su padre, Sarrys Bashour, al frente de la casa tenía que llegar a su fin dejando el poder en manos de Landor Bashour, su hijo.

En la casa vivía también Nidiah. Una hermosa mujer, unos pocos años mayor que ella, dedicada al culto de la diosa del Amor. De ella aprendió sobre las sutilezas de las relaciones humanas, sobre emociones y sensaciones por igual, sobre el amor y los placeres. Ella fue una guía, pero eso nisiquiera su hermano lo sabía.

Aún no empezaba a tejer su plan cuando llegaron aquellos tres extranjeros. Un caballero y su esposa venidos de Poniente. Él sería guardián de su hermano y ella, una especie de maestra para ella según orden de su padre. El tercero era un hombre extraño, una mezcla de un cazador y un espía, sería jefe de la guardia. Una decisión muy extraña considerando el hermetismo en el que se había hundido la casa tras tantas muertes.

La mujer ponienti era extremadamente quisquillosa y recatada para las costumbres Tyroshis y para Rhida, así que no les iba bien en eso de adaptarse la una a la otra, pero su esposo, él era mas fácil. Fue precisamente de él de quien supo que habían entrado con mentiras en su casa, que su nombre no real era otro, uno noble, que era prófugos de su casa, por ser hermanos y amarse mas allá de lo que tolera el criterio ponienti y Jared era su medio hermano mal querido. Entonces Rhida vió la oportunidad de hacerse de una espada que le ayudaría en caso de que la transición de poder en la que empezaba a trabajar de su padre a su hermano, se hiciera más difícil de lo que esperaba.

Durante el paseo en el que se le reveló aquello, un accidente la derribó del caballo dejándola algo magullada. Se insinuó, se bañó frente a él en el río, pero él no cedió a su propuesta. Entonces amenazó con revelar su secreto a su padre y a su hermano, que seguramente, en su paranoia le cortarían la cabeza, a él pero mas importante a su esposa. El no cedió y entonces ella amenazó con decir a su familia que aquellos golpes habían sido producto de su abuso. No funcionó en principio pero cuando ella sembró la duda de lo sucedido en el tercer ponienti que ya era realmente leal a la casa, el caballero empezó a preocuparse.

A la larga, lo sedujo… o el a ella, depende de a quien se le preguntara, el caso es que se enredaron en un peligroso juego secreto del que solo sabían su esclava Asha y sus inmaculados, siempre apostados a las puertas de su habitación, únicos testigos la noche en que el caballero poniente cruzó esa puerta y esa línea. Fue el primer hombre en su cama, sin embargo lo único que aprendió de él es lo peligroso que es dejarse distraer por las emociones.

Obviamente, aquello no podía saberlo nadie, excepto su querida Nidiah y cuando fue a buscarla, descubrió que se había ido. Le lloró pues había sido lo mas cercano a una hermana o hasta a una madre y sin su consejo y su guía pronto se perdería.

Mientras tanto el tercer ponienti, el bastardo como lo llamaban los esposos, se había ganado la confianza y el aprecio de los dos hermanos y se había tomado como personal el deber de cuidar de la pequeña Bashour, por lo que estaba atento a lo que pasaba entre ella y su medio hermano. Sospechaba pero no fue él quien puso en alerta a Landor y poco después a su padre. Nunca supo a ciencia quien los había puestonsobre aviso sobre las incursiones del caballero a la habitación de la joven tyroshi, pero mas importante aún, sobre su proyecto de conspiración.

A Landor, tantos años en poniente le habían exhaltado su aprecio por ciertas virtudes, entre ellas la pureza que parecía idealizar en ella. Verlo convertido en una fiera fue aterrador y muy triste por la forma en que la miró. No sabía que podía sentir vergüenza hasta que se encontró con aquella profunda decepción en los ojos de su hermano.


El asunto con su padre fue mas simple y mas brutal: desopojándose de los últimos rastros de humanidad que le quedaban, castigo la traición incompleta de su hija el mismo y a golpes de fusta le abrió la espalda, al fin y al cabo, ella misma se había depreciado ya: una hija casta era un bien mucho mejor cotizado que una que una zorra traicionera. Ahora la lista de prospectos se acortaba dejando de lado a la nobleza y limitándose a mercaderes y piratas. Todos sabían que su destino era mas bien el segundo, para reavivar viejos lazos y retomar antiguas alianzas “comerciales”.


A pesar de todo, Landor la quería y no la dejaría sufrir así. Decidió enviarla lejos, a tierras ya conocidas por él en donde ella estaría a salvo y al fin, sería dueña y responsable de su destino. Iría al norte, pero no podía hacer el largo viaje sola, así que Landor echó mano de sus mejores contactos para conseguir una escolta adecuada para su hermanita.

Así fue como terminó poniéndola en un barco rumbo a poniente, rota en mas de un sentido, con una escolta de mercenarios lo suficientemente bien pagados como para que su lealtad se sostuviera por lo menos lo que durara el viaje y un poco mas.

El viaje sería largo y tal vez sin retorno. Debía cruzar el mar estrecho y todo el continente para encontrar a los aliados de Landor y hacerse una vida, al menos hasta que su padre muriera. Con una bolsa de valiosas gemas que debían cubrir sus necesidades por un largo tiempo y la bendición de su hermano, empezó su tan esperado viaje, aunque claro, no era como ella lo había imaginado.

~~o0o~~
Defensa en Intrigas:• Compostura:
Defensa combate: • Salud:

Oculto:
*Beneficios*
*Desventajas*
Avatar de Usuario
Rhida Bashour
Antediluviano
 
Mensajes: 838
Registrado: Mar, 09 Abr 2013, 23:22

Volver a Personajes

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron
comunidad uruguaya de rol